Últimas noticias

Turrialba con muchos retos pendientes

» Por Luis Fernando Allen Forbes - Director Ejecutivo Asociación Salvemos el Río Pacuare

En las próximas elecciones municipales, Turrialba, encara el reto de impulsar una nueva visión en su modelo de gestión municipal. Esto supone cambios en la forma de gestionar los servicios municipales, que impulsen la conducción de nuevos procesos productivos que promuevan el crecimiento económico, apoyada en una visión de sostenibilidad.

Las municipalidades representan la organización estatal más cercana a los ciudadanos, es una institución compleja, no sólo por la limitación de recursos, sino por las nuevas competencias, diversidad de servicios, políticas públicas, programas sociales y estilos de gestión que están en juego a la hora de dirigir un municipio.

Hoy día, las municipalidades han comenzado a tener mayor importancia política, económica y social. En este sentido, el municipio debe asumir nuevos roles, transformándose en un facilitador del desarrollo local, y generar estrategias que se traduzcan en acciones que beneficien a la comunidad en su conjunto.

LEA:  Se debe mejorar el control en el sector público

El carácter social del municipio implica que a través de su gestión se deben producir ciertos bienes y servicios, representados en coberturas en materia de salud, educación, promoción del desarrollo económico y los servicios públicos provisión de sociales, cuyo objetivo final es garantizar el bienestar de los ciudadanos que residen en su jurisdicción.

Esto significa que el Gobierno local es la entidad territorial que está a cargo del municipio, que tiene autonomía política, fiscal y administrativa dentro de los límites convenidos por la Constitución y las leyes de descentralización del país.

Está claro que la batalla por la alcaldía de Turrialba se juega en un tablero de juego marcado por preocupaciones ciudadanas cronificadas, porque ninguno de los alcaldes electos en los últimos 30 años ha resuelto los problemas más trascendentales del cantón entre ellos: basurero municipal, plan regulador, vivienda, reactivación económica, turismo, seguridad ciudadana, movilidad y la limpieza de la ciudad.

LEA:  Necesitamos el plan B

La Gobernanza Local no ha entrado aún en la agenda política y deseamos que lo haga definitivamente en el próximo período, porque los desafíos en ese ámbito son innegables y es un imperativo reforzar la confianza de la ciudadanía en sus instituciones.

La confianza pública en las instituciones está muy dañada y todo lo que se haga por superar ese descrédito, debe ser bienvenido. En otras palabras para lograr ese objetivo es necesario, hacer una apuesta política sincera por la Gobernanza Municipal como eje del próximo mandato.

Finalmente, en este contexto, el primer paso de reactivación económica del próximo Alcalde(sa) y su equipo de trabajo es conocer las fortalezas de la economía local, y definir en consulta con los principales actores públicos y privados, las líneas de acción para incentivar el desarrollo empresarial y generar empleo. Esta acción debería servir para que el municipio defina sus objetivos de mediano y largo plazo, y el desarrollo de estrategias para alcanzar dichos objetivos.

LEA:  Carlos Hidalgo es electo como candidato a alcalde de Turrialba del PNG

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.