Otra Turrialba si es posible

La municipalidad actual es la organización estatal más cercana a la ciudadanía, es una institución compleja, no sólo por la limitación de recursos, sino por las nuevas competencias, diversidad de servicios, políticas públicas, programas sociales y estilos de gestión que están en juego a la hora de dirigir un municipio.

Los municipios no son otra cosa que una empresa cuyo objetivo final es garantizar el bienestar de los ciudadanos que residen en su jurisdicción. El carácter social del municipio implica que a través de su gestión que debe producir ciertos bienes y servicios, representados en coberturas en materia de salud y educación, promoción del desarrollo económico y provisión de los servicios públicos sociales.

No obstante los turrialbeños hemos asumido inmensos costos históricos, por la designación de personas que no estaban adecuadamente preparadas para el ejercicio del poder que la ciudadanía le ha asignado, lo cual ha creado más pobreza, corrupción, negligencia y retroceso en el manejo de la cosa pública regional.

En este contexto, Turrialba urge de un perfil para asumir la Alcaldía y esto es lo que busca: un Alcalde que funcione como gerente, emprendedor, honesto, y comprometido con la comunidad. Otras competencias deseables son: que tenga visión estratégica, ser un agente de cambio, trabajar en equipo, capacidad de propiciar espacios participativos, ser un líder político, una persona de retos y tener muy buena comunicación.

También entre sus funciones debe generar escenarios donde el Concejo Municipal y la comunidad, interactúen y asuman corresponsabilidades, para lograr una intervención integral en la gestión municipal en apoyo al proceso de planeación y a la toma de decisiones de la inversión pública municipal.

Los ciudadanos debemos ser conscientes de las cualidades básicas o deseables que debe poseer el candidato a ocupar ese puesto, fundamental para el progreso de las comunidades, esperando así que nuestra comunidad electora conformé una serie de criterios morales, éticos, profesionales y políticos, para elegir entre los aspirantes al que más se aproxime al perfil.

Turrialba vive la democracia y se debate entre los nombres propuestos y auto-propuestos para el puesto de Alcalde (sa). Pese a que algunos nombres ya ocuparon esa posición y algunos se les señala de haber pasado por la fiscalía en varias ocasiones, hay otros que desean colarse y aprovecharse de la apatía y poca memoria de la ciudadanía.

Finalmente, es urgente establecer el perfil del alcalde que necesita la municipalidad, el cuál se debe realizar desde un análisis del desarrollo económico general de la economía local, que va evidenciar las carencias que está viviendo la comunidad, la pobreza creciente, la falta de educación, la corrupción, la salud, los servicios públicos, las finanzas, el desempleo, el medio ambiente, la participación ciudadana, y los grupos vulnerables.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias