Guanacaste: 6 índices para reflexionar

Fotos de Luis Madrigal, Jennifer Méndez y Valería Martínez, enviados a Guanacaste; El Mundo CR.
Fotos de Luis Madrigal, Jennifer Méndez y Valería Martínez, enviados a Guanacaste; El Mundo CR.

“Ustedes son como otro país” suele decir quien visita Guanacaste y descubre su idiosincrasia, gastronomía, música y costumbres. Arrímele un sistema económico con leyes propias y casi podríamos decir que sí.

La campaña electoral en Guanacaste, no calentó ni calentará, pero vale la pena señalar que para tomar las mejores decisiones en el futuro, es obligatorio saber cómo está el presente. Para ello, veamos el estudio estadístico de Mideplan (2010-2015) e INEC.

Las diferencias marcadas en los niveles regionales de pobreza, desempleo, promedio de ingresos, atracción de inversiones, oportunidades para generar y encontrar trabajo, son pruebas claras de que el modelo económico nacional no tiene como prioridad el desarrollo económico guanacasteco.

Algunos ejemplos:

1-) La incidencia de pobreza alcanza 15% en la región Central y 22.7% en Guanacaste.

2-) La tasa abierta de desempleo alcanza el 9.7% en Guanacaste y 7.8% en el Central.

3-) El 71% de las exportaciones nacionales se produce en la región Central y 2% en Guanacaste.

4-) El ingreso promedio por hogar guanacasteco es 18% menor al ingreso promedio nacional; contrario al ingreso de la región Central, que supera el promedio nacional un 17%. El coeficiente de Gini —medida estadística donde cerca de 0 es igualdad y cerca de 1 es desigualdad— también muestra como la región Central tiene más igualdad de ingresos (0,492) en comparación a Guanacaste (0,508). Tiene sentido, la población central posee más facilidades para prosperar que la población pampera.

Es importante saber esto. Entre desigualdad y pobreza, lo verdaderamente importante es la pobreza, no la desigualdad, sin embargo, esta se torna injusta cuando nace de un privilegio estatal. En el caso que nos atañe, todo el sistema productivo hecho a la medida de la región central.

5-) El dinamismo económico desigual entre regiones también se evidencia, analizando el crecimiento de la industria de construcción y la distribución por región en metros cuadrados tramitados para construir. Esta industria creció un 3.5% entre 2010-2015, entre otros factores, porque la Inversión Extranjera Directa en el sector inmobiliario fue de $3.049,7 millones en el mismo período. Del total de metros cuadrados tramitados para construcción, la región Central acumuló el 72% y Guanacaste el 7%.

6-) Las alarmas guanacastecas se deberían encender de inmediato, cuando los datos arrojan lo que todos sabemos; Guanacaste, ante las consecuencias del modelo actual, expulsa a su población. ¿Cómo lo medimos? El saldo migratorio es el resultado de relacionar inmigración y emigración; cuando el saldo es negativo, la región se denomina “de expulsión”. Guanacaste, obtiene el peor resultado del país, restando su población en términos migratorios un -13%.

Esto también tiene sentido. Ante la falta de oportunidades, los guanacastecos se lanzan a rodar fortuna en otras zonas del país, principalmente, hacia la región Central. Y, dicha decisión, no es nada fácil cuando el guanacasteco se identifica con su provincia de la misma forma que se identifica el Josefino con Costa Rica; y esto, cualquier guanacasteco de sepa se lo puede comprobar. El sentimiento de pertenencia es herencia de valores y principios que marcan al guanacasteco desde su niñez.

En general, como país, el modelo económico de los últimos 30 años se basa en una especie de mercantilismo estatal que ya alcanzó sus límites. A pesar de que el modelo genera crecimiento económico y el Estado redistribuye gran parte del mismo, la pobreza se estancó en 20% desde 1990. El desempleo fluctúa entre 8% y 10% —25% en jóvenes—pues el modelo limita las inversiones, incentiva las existentes hacia la región Central y estimula la informalidad que alcanza el 45%. También tenemos un desequilibrio en las finanzas estatales, y avisados estamos que, de no corregirlo, se amenaza la estabilidad nacional.

Si bien el modelo económico actual –con todo y yerros—es mejor que su antecesor –sustitución de importaciones y aventuras estatales de todo tipo, que generó hasta 52% de pobreza—crea y mantiene desigualdad de oportunidades, entre la región central y el resto del país. Siendo Guanacaste, de las más perjudicadas.

Mucho está mal con un modelo que expulsa al guanacasteco de su propia tierra. Se complica el panorama cuando los partidos políticos invisibilizan la realidad, y sus candidatos a diputados no muestran interés.

El Guanacaste de instituciones inclusivas dudo que nazca de las estructuras actuales o élites políticas. Tendrá que nacer de abajo hacia arriba.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, fotocopia de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias