“Después del sábado, viene el domingo”

» Por Rebeca Permuth de Sabbagh - Presidenta Honoraria Comunidad Judía de Guatemala

“¡Judíos regresen a Polonia!”.  Un estudiante judío en la televisión relata lo que es tomar exámenes finales, cuando afuera del salón están llamando al genocidio de su pueblo. Cambiemos por un momento los eslóganes discriminatorios contra los judíos, que hoy en día ya se han normalizado en las otrora prestigiosas universidades americanas, y sustituyámoslos por un momento por: “Negros regresen a África”;Musulmanes lárguense a Arabia”; “LGBTQ+ escóndanse en su clóset”. ¡Impensable! ¿Sería aceptable la segregación si un grupo  vestidos de KKK hicieran una barricada humana, y les dijeran a los negros que no pueden entrar a su universidad? Claro que no, y con justa razón, pero todo esto es precisamente lo que han hecho los “activistas” en las universidades americanas con los judíos en estos días, invocando que las acciones que toman son justificadas por el supuesto genocidio en Gaza. ¿Dónde están las autoridades universitarias sancionando esta conducta ilegal? ¡Negociando con los delincuentes para que no los expulsen! Los reclusos a cargo de las prisiones.

Es irónico que estos manifestantes no tendrían libertad de expresión en los regímenes autoritarios que glorifican. Ya es hora que los “LGBTQ+ POR Palestina” vayan a protestar  “EN Palestina”, y entiendan que allí ya los hubieran decapitado y lanzado de edificios  por su orientación sexual.   Feministas  pro-Hamas: Ustedes que hoy muy progres se cubren sus rostros con una keffiyeh,  pero que son libres de descubrir cualquier otra parte de su cuerpo; que se les ha permitido acampar ilegalmente,  durmiendo con hombres, mujeres y trans, si así lo quieren,  ¿qué tal  alzar su voz por ellas? Sí, por las que han sido   vapuleadas a muerte por la “policía de moralidad” por querer sentir,   aunque fuera por un breve instante, la libertad de llevar su pelo descubierto. Manifestantes americanos: Seis de los ciento treinta y seis secuestrados en Gaza son estadounidenses, ¿ni una muestra de solidaridad con sus connacionales?

Los indoctrinados han recibido felicitaciones de los terroristas de Hamas y de los hutíes en Yemen. ¡Algo muy malo deben estar haciendo! Sus padres, por más que paguen caras colegiaturas, no les pueden comprar un pensamiento crítico. La mayoría lo aprenden en la Universidad de TikTok,  donde el comunismo les escoge el contenido. Talvez si aceptan las ofertas que les hacen ahora de estudiar en Irán, entiendan finalmente lo que es vivir en una dictadura, y aprecien las libertades que han degradado a libertinajes.

Un internauta al ver la estatua de John Harvard vandalizada, comentó que esta universidad ya estaba “conquistada”. Recordé cuando Hitler “invadió” a Austria, sin oposición y entre aplausos. Con igual entusiasmo estas universidades se han anexado al califato islámico. “Mientras más cambian las cosas, más se mantienen igual.”  

Existe un refrán árabe: “Después del sábado, llega el domingo”. Más que enunciar lo obvio, para los radicales islámicos, es una referencia a que después de acabar con los judíos -que santifican el sábado-, seguirán con los cristianos -que celebran el domingo-. Van por todos los “infieles”.

No nos confundamos. Estas protestas tienen poco que ver con lo que sucede en Gaza, y todo que ver con la islamización de Occidente.  Este explosivo antisemitismo, que se ha contagiado más rápido que el covid y alcanza niveles de pandemia,  es más que un problema judío.   El enemigo lleva décadas invirtiendo en áreas como la academia. Le apostaron a indoctrinar borregos, y les está resultando. No es coincidencia que las carpas con las que ocuparon ilegalmente sean todas iguales y que hayan aparecido en forma sincronizada  en todo EEUU, y ahora en otros países del mundo.

El enemigo está desenmascarado, aún cuando busque impunidad escondiéndose cobardemente detrás de una keffiyeh. La pregunta es: ¿Qué va a hacer el mundo libre al respecto? ¿Se dejará nuevamente conquistar, como en siglos pasados, por los verdaderos colonialistas, imperialistas y opresores? ¿O despertará de su autodestructivo letargo para rescatar sus libertades?

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias