Condenan a prisión a activista alemana que se pegó a un cuadro

Maya, activista del grupo Última Generación, condenada hoy a cuatro meses de prisión por pegarse al marco de un cuadro, en una protesta en favor del clima. Foto: Paul Zinken/dpa
Maya, activista del grupo Última Generación, condenada hoy a cuatro meses de prisión por pegarse al marco de un cuadro, en una protesta en favor del clima. Foto: Paul Zinken/dpa

Berlín, 26 abr (dpa) – Un tribunal de Berlín condenó hoy a una activista climática de 24 años a cuatro meses de prisión sin libertad condicional por daños a la propiedad tras pegarse al marco de un cuadro del pintor alemán Lucas Cranach el Viejo (1472-1553).

La joven, perteneciente al grupo Última Generación, también fue juzgada por intento de coacción y resistencia a las fuerzas del orden, al participar también en un bloqueo de carreteras.

Según una portavoz del tribunal, es la primera vez que un tribunal berlinés impone una pena de prisión sin libertad condicional a activistas climáticos.

“Es inaceptable que una parte de la sociedad no respete la ley en lo que respecta a sus objetivos”, declaró la presidenta del tribunal, Susanne Wortmann. La jueza argumentó que la suspensión de la pena no era posible, ya que la joven se había mostrado intransigente y había afirmado que seguiría participando en acciones similares.

La activista se pegó al marco del cuadro “Ruhe auf der Flucht nach Ägypten” (paz en la huida a Egipto) junto con otro activista del grupo Última Generación en agosto de 2022. La acción causó desperfectos por valor de 2.385 euros (2.629 dólares), según la sentencia.

En junio de 2022, la condenada también se pegó con otros tres activistas en una rampa de salida de la autopista de la ciudad de Berlín.

Ante el tribunal, explicó que llevaba más de un año participando en acciones del grupo. “No participo a la ligera ni sin pensar”, dijo al argumentar que la protesta en la galería de arte fue simbólica. “Nos aseguramos de que el cuadro estuviera protegido por un cristal”, comentó.

Su abogado defensor esgrimió que el marco de madera no era una obra de arte, sino que se había comprado por 60 marcos en 1952 y no tenía valor. Al perder la absolución de su cliente, apeló de inmediato la sentencia judicial.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias

Te puede interesar...