Venta de novillas preñadas un negocio prometedor

Después de un año seco como el fenómeno del Niño, los ganaderos aumentan la compra y venta de novillas preñadas para recuperar inventario y comenzar nuevos ciclos de lactancia, con lo que aumentarán sus ingresos. Muchos productores de leche o de cría ven que es un negocio rentable. Generalmente el hecho de comprar una novilla que le garantice una cría y una lactancia hace que el comprador pague una suma valiosa por un animal. El valor podría aumentar si con una ecografía la cría es una hembra. Un mejor precio se puede garantizar si el vendedor tiene una hoja de vida del animal que incluye su edad, periodo de gestación, raza, padre y madre de vaca, padre de cría, genética, vacunaciones, hatos libres de tuberculosis y brucelosis. El valor de una novilla preñada aumenta si tiene mejor genética y pertenece a hatos certificados. Si el comprador pide certificados y documentación por escrito es necesario los registros, pero el buen precio está garantizado. Muchos pequeños productores ya lo están haciendo principalmente en zonas lechera o cercanas a fincas lecheras. En algunos casos no tienen registros, pero sigue siendo un buen negocio. Otra alternativa para garantizar un mejor precio es vender las novillas preñadas de 2 a 2 y medio años de edad cuando ya la gestación está terminando lo que le garantiza al comprador una vaca que pronto producirá leche.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias