Una clase media con niveles adecuados de ingresos fortalece la democracia y propicia un desarrollo más equitativo

» Por Lic Bernal Monge Pacheco - Consultor

Es fundamental que  los gobiernos latinoamericanos tomen acciones en el campo de la educación salud  y empleo para  propiciar que los estratos medios no desciendan en la escala económica. Conscientes de que la educación y el conocimiento son instrumentos fundamentales para propiciar la movilidad social. Es fundamental una clase media fuerte, lo cual determina  un desarrollo más equitativo. Costa Rica se ha caracterizado por tener una clase media que ha  sido un factor para que no se den las desigualdades que se presentan en otros países latinoamericanos, donde la clase media es menos  representativa. De acuerdo con el Informe Perspectivas Económicas de América Latina  del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) la resistencia de la clase media para no caer en la pobreza se ha recuperado  en los últimos años, y la principal causa es la escolaridad. No se debemos perder de vista que la educación es un motor fundamental para disminuir la pobreza y la desigualdad social. De acuerdo con Ángel Gurria secretario general de OCDE antes citada: “Una creciente y vibrante clase media es señal de buenas perspectivas económicas en América Latina”. En  general si hay crecimiento económico de largo plazo y especialmente desarrollo económico, se da una estrecha relación con el tamaño de la clase media, una menor desigualdad y una menor pobreza. Al  tratar de clasificarla  el término se refiere a un conjunto de personas que tienen características comunes como un mismo nivel educativo, ingresos parecidos u ocupaciones similares. En plan de Gobierno de Doña Laura Chinchilla 2010-2014 se propuso seguir construyendo prosperidad y abriendo oportunidades, dentro de una visión en la que el crecimiento económico, la reducción de la pobreza y la construcción de una gran clase media próspera y segura, van de la mano, me parece que era  una propuesta muy positiva, aunque es necesario mejorar sustancialmente los programas de empleo y la calidad de la educación, que debe ser más pragmática para que permita a los estudiantes contar con las herramientas que se requieren en el siglo 21 como los idiomas, la informática, el manejo de la inteligencia emocional. Conscientes de que la educación y el conocimiento son instrumentos fundamentales para propiciar la movilidad social. A pesar de que lo que  algunos expertos  tributarios y economistas indican que el IVA no afecta mucho a la clase media y a los pobres, lo que se ha venido presentando con la aplicación del IVA, demuestra lo contrario. Se sigue tomando medidas que afectan la clase media en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que afectan el nivel de salarios de los empleados públicos y con el IVA que se estableció para todos los servicios.  Además,  en la ley de Empleo Público se restringen más los salarios al establecer el salario único, estamos conscientes de que esa medida es necesaria, dado el déficit fiscal que afronta el país, que ha venido creciendo, y en 2019 cerró con un déficit de un 8.2 % del PIB y el nivel de endeudamiento. La deuda pública sigue creciendo en Costa Rica, dado que  la deuda en 2018 alcanzó el 53.55% del PIB de Costa Rica, una subida de 4.96 puntos respecto a 2017, en el que la deuda fue el 48.59% del PIB. En el 2020 representó el 70.3% del PIB. Lo que me llama la atención que se aprueban leyes y se presentan nuevos proyectos de ley como consecuencia del convenio que se quiere firmar con el FMI, que establece el concepto de renta global que va afectar a la clase media y que no se dicten leyes que incidan más en las clases altas y las grandes empresas. En el editorial del Diario Extra del 25 de enero del 2020 se indica” Ante las crisis que agobian Costa Rica, la clase media seguirá figurando como la más golpeada en el país y, lejos de dársele soluciones para que mejore sus ingresos, pareciera que siempre se busca la excusa perfecta para perjudicarla. En esta oportunidad, hablamos del proyecto de Ley de Renta Global Dual, el cual plantea la posibilidad de que los salarios superiores a ¢683 mil en adelante paguen tributos. En la actualidad, las remuneraciones que superan los ¢842 mil pagan renta, lo cual hace que se vea una afectación considerable debido a que la base se estaría ampliando para que más costarricenses entreguen el dinero de sus bolsillos a las arcas del Estado”. Es necesario  al plantearnos el modelo de desarrollo que queremos, tener presente que el crecimiento económico y el desarrollo económico, el bienestar social y la protección ambiental deben marchar unidos, en una relación permanente y que fundamental fortalecer la clase media, disminuir la desigualdad social y el nivel de pobreza con programas que atienda en forma integral la pobreza, que considere educación, valores, nivel de empleo, vivienda y alimentación sana.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias