Últimas noticias

Teatro del PAC-Cinismo

» Por Otto Roberto Vargas Víquez - Diputado (presidente) del Republicano Social Cristiano

Nuestro compatriota Franklin Chang Díaz, con su brillante experiencia nos orienta así: “nadie llega a ningún lado sin la ayuda de alguien más”. Y, el Expresidente de la República, don Cleto González Víquez, con su preclara sabiduría, señalaba: “la bondad de los costarricenses lo sobrepasa todo; virtud de mis compatriotas que ojalá se conserve eternamente”.

Ambos pensamientos deben ser faros de luz solidaria. Y, todos los habitantes de nuestra tierra bendita, debemos conservar la bondad.    Y, en momentos de peligro: la bondad implica proteger a los demás. El primer cuidador de la salud es cada persona.

Todas las personas debemos ser protectores de la salud. Nadie (por capricho debe ser transmisor). Siempre debemos tener presente que el Covid, es peligro, enfermedad y muerte.

Muerte de personas y muerte de negocios, y enfermedad de la economía familiar y nacional.

Hace más tres años -el 7 de mayo del 2018- manifesté que “la respuesta concreta es la única respuesta cierta. La respuesta real… es responsabilidad personal y social”.

Esa respuesta concreta, esa respuesta personal y social, ha sido la del partido Republicano Social Cristiano. Hemos tomado decisiones considerando lo mejor para nuestro país.

Hemos abrazado la bandera de Costa Rica. Lo hemos hecho cooperando para el bien común, porque sincera y efectivamente, creemos que: “nadie llega a ningún lado sin la ayuda de alguien más”.

Con la bondad costarricense debemos cooperar; pero para cooperar se necesita la verdad. Hoy más que nunca se necesita la verdad.

Lamentablemente, en estos días escucharemos de las Autoridades de Gobierno: que nuestro país está bien. Oiremos y leeremos confusiones o mentiras.

Será como en guiones teatrales. El teatro dirá: todo está bien.

LEA:  Intereses de la deuda pública y remuneraciones consumen el gasto total del Gobierno

Pero el pueblo no quiere más engaños, no quiere más “teatro del pac-cinismo”.

Es cinismo: engañar, mentir y confundir.

Hemos estado -desde antes de la pandemia- con una economía frenada: con cierres de negocios (con miles de letreros de “se alquila”); con baja producción y poco consumo.   Con falta de trabajo para mujeres y hombres, para jóvenes y mayores, Con informalidad creciente: más de un millón de personas.

Y, con la pandemia es aún más cruel: más de millón y medio de pobres. Más y más desempleados, más en subempleo, más informalidad. Más suspensión de contratos laborales, más reducción de jornadas.

Y, más de lo negativo es igual a menos dinero para las personas. Menos para comprar, menos para emprender, menos para crear más empresas; menos trabajos.

Menos para adquirir o alquilar vivienda; menos para lo básico, menos para alimentos, menos para la salud, menos para la educación.

Hoy tenemos: una educación sin liderazgo gubernamental, para garantizar el derecho real a educación de calidad. Tenemos injusta brecha digital.

También: hoy tenemos más inseguridad y más delincuencia.

Menos credibilidad, por culpa de malos funcionarios… enemigos de la Caja Costarricense de Seguro Social; enemigos de la vida, enemigos del derecho a la protección de la salud personal y nacional.

Hoy estamos (económicamente) más pobres. Gracias a Dios nos queda la valentía de un gran pueblo -hijo de un gran país- que, lamentablemente está mal dirigido.

Hemos tenido, por ejemplo: 4 ministros de la Presidencia, 3 de Comunicación, 3 de Trabajo, 3 ministros de Relaciones Exteriores, 2 de Comercio Exterior, 2 de Salud.  Hemos tenido (renuncias cambios y cambios) bajas y bajas. Ministras y ministros, viceministras y viceministros, y presidentes ejecutivos, también se han ido.

LEA:  Cae uno de los pilares en Costa Rica

Si fuese un equipo de futbol ¿qué pensarían sus seguidores?, ¿quién falla?, ¿quién no hace lo bueno?

Nuestro país necesita un equipo de gobierno, que promueva, que fomente el crecimiento económico: solo con crecimiento económico podemos avanzar.

Necesitamos que la economía crezca… más negocios, más plata para todos. Requerimos crecimiento económico para el desarrollo social.

Y, para que la economía crezca… para más trabajo, para más empresas, se necesitan facilidades reales: Menos trabas para emprender; menos requisitos ilógicos. Bajar precios en combustibles, electricidad y otras tarifas, (por ejemplo, no más precios incorrectos para el suministro de agua).

Necesitamos más y mejor infraestructura física (en todo el país): puentes, caminos, carreteras y puertos. En todo el territorio -es obligación ética- más y mejor infraestructura tecnológica.

Necesitamos la verdad para que, partiendo de los hechos reales, hacer juntos por el bien nacional.

Por favor, (dice el pueblo): ya no queremos más “teatro del pac-cinismo”.

Es imposible olvidar la estafa del PAC, al Tribunal Supremo de Elecciones. Es imposible no recordar que la UPAD irrespetó los derechos humanos.  Irrespetó la ley y violentó la Constitución. Jugó con las personas.

Es imposible no protestar por los actos de corrupción en la Caja de Seguro Social, y el injusto manejo de los bonos proteger. (ésta Administración dio –injustamente- bonos, a personas que no lo necesitaban).

Es imposible callar los malos resultados. Estamos en crisis; no podemos ni debemos cruzarnos de brazos.

Ya en el pasado hemos estado con problemas similares; y salimos adelante.

Cito, como ejemplo, hechos de la Administración 1990–1994, del presidente Calderón Fournier: “durante su gestión Costa Rica llegó a ocupar el primer lugar en desarrollo humano en América Latina, esto de acuerdo a la calificación otorgada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

LEA:  Este Gobierno no cree en la Caja y la nueva junta directiva pareciera tener por norte destruirla, asegura Guillén

Se redujo la tasa de inflación de 27.3% a 9%; la tasa de desempleo de 5.5% a 4.1%. La deuda externa de 72.8% a 43.4%; e impresionante el hecho que disminuyó el déficit pasivo del sector público de 7.5% a 0.9%. Adicionalmente las reservas monetarias del Banco Central, aumentaron $974,6 millones.

La Administración Calderón Fournier, logró reducir la tasa de pobreza de 21.9% en 1989, a 17.4% en 1993, siendo, en su momento, el índice más bajo registrado por la Dirección General de Estadísticas y Censos, dejando proyectada una reducción para mediados de 1994 a un 15% de la población”.

Podemos y debemos salir adelante. Juntos con la verdad y con responsabilidad: lo haremos. Es nuestro deber hacerlo. Queremos la Costa Rica que ya hemos tenido, o queremos una “Costa Pobre”.

Sin acciones del gobierno, que faciliten empresas, emprendimientos y trabajos, se hace daño a las personas. Se hace daño social.

Nosotros los Republicano, estamos para hacer lo bueno; para que los habitantes de nuestro país vivamos -siempre- fraternalmente, con respeto a la dignidad humana, con justicia social, con bienestar general.

Dios cuide a Costa Rica.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.