¡Somos increíblemente grandes!

» Por Dragos Dolanescu Valenciano - Doctor en psiquiatría y psicología de la Universidad Alcalá de Henares.

No basta nuestra extensión territorial de 51.060 km², como tampoco la altura máxima del Cerro Chirripó con 3.819 msnm…

En realidad somos 1000% más grande que eso. Contamos con nuestro mar patrimonial que comprende una extensión de 528.682 km cuadrados.

¿Y ustedes creen que Costa Rica es solo territorio , el cual, nunca ha sido explotado a nivel de sus altas concentraciones de minerales ( gas, petróleo, oro)? Además de esas grandes riquezas; tenemos más cantidad en flora y fauna que todo América del Norte juntos (Canadá, Estados Unidos y México).

¿Y ustedes creen que Costa Rica es solo natura en su máxima expresión? Pues no, somos una combinación maravillosa de personas de todas partes del mundo junto con los pueblos originarios, que desde el tiempo de la colonia nos heredaron una historia diferente al resto de los hermanos latinoamericanos.

Desde 1821, contamos con nuestra sagrada independencia; ¡nuestra mejor decisión!

Posteriormente, nuestro bautizo de sangre como nación, con la guerra de 1856; protagonizada por nuestro Juanito Mora, Pancha Carrasco y Juan Santamaría.

Nuestra ley de Educación Pública gratuita y obligatoria para todos los que habitamos esta patria con el presidente Jesús Jiménez en los 1860, y diez años después el presidente Tomás Guardias abolió la pena de muerte.

En 1923 nace la Liga Feminista que reivindica la igualdad entre hombres y mujeres; el derecho al sufragio de las mujeres fue también otro gran logro.

Veintisiete años después, en 1950, es reconocido el derecho a votar a las mujeres ticas. En aquel entonces, fue una nativa de la Tigra de San Carlos, quien caminó 3 horas para ejercer su voto, estamos hablando de doña Bernarda Vásquez Méndez. Eso abrió la posibilidad de una igualdad real, mismas oportunidades, derechos y deberes que las mujeres empezaron a gozar… La historia nos remite así a la primer presidente mujer, doña Laura Chinchilla en el 2010, fruto de aquellas grandes conquistas históricas.

Tuvimos a Rafael Calderón Guardia en 1940, quien mediante su esfuerzo se logró el gozo a todo ciudadano costarricense de contar con Garantías Sociales, Código del Trabajo, Caja Costarricense del Seguro Social y la Universidad de Costa Rica.

En 1948, estalla la guerra civil (entre hermanos); y a un don Pepe Figueres vencedor del conflicto , que bien pudo pudo borrar con un solo plumazo todas las conquistas sociales del Gobierno Calderón Guardia; pero no fue así. Al contrario las dejó muy bien plasmadas, resguardadas y blindadas en la Constitución Política que nos dejó, creando, además, más instituciones para ayudar al pueblo costarricense a seguir desarrollándose.

Lo que definitivamente lo borra de un mazazo es el ejército que tenía el país. Hazaña histórica ejercida en el año de 1951, marcando otro hito histórico, pues el dinero que era destinado para ese fin, (armas, tanques, y militares), se empezaría a implementar en las áreas de educación, salud e infraestructura.

Eso, sus señorías, es tener altura de miras, esos eran estadísticas de progreso social reales. Esos grandes pensamientos, reflejados en acciones contundentes son el producto a hoy día del goce que tenemos todos los costarricenses de esa paz social que disfrutamos y que nos sigue diferenciando del resto del orbe.

La historia también contó con un Daniel Oduber, un Rodrigo Carazo y a don Luis Alberto Monge, presidentes que rescatan la parte de Costa Rica de la montaña,de la flora y fauna entre otra muchas cosas. Al día de hoy, tenemos más de la mitad del territorio nacional cubierto y protegido en Parques Nacionales y Reservas Biológicas, para, como nosotros, las siguientes generaciones de costarricenses pues dan disfrutarlo.

Así que Costa Rica es más grande, porque ha sido un milagro constante; de grandes hombres y mujeres que han sacrificado sus vidas por un futuro mejor, que ellos sabían que no lograrían llegar a ver…

Costa Rica, no nos pertenece. Pertenece a los hijos de nuestros hijos que están por nacer. Y aunque como pueblo hemos tenido nuestras sombras, son más las luces que nos acompaña.

Porque por eso; ¡Costa Rica es y sigue siendo más grande!

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias