¿Se debe obligar a una víctima de abuso sexual a perdonar a ese familiar abusador?

» Por Esteban Ruiz García - Psicólogo

Para hablar de perdón en abuso sexual hay que tocar a mi criterio varios puntos importantes. Es harto estudiado y demostrado que el abuso sexual se comete en mayor medida por personas cercanas al abusado, aprovechándose estas de su poder, fuerza, posición social e ideológica dentro de la familia, etc esto de la mano de cometerse en un lugares estratégicos de las viviendas en donde no hay testigos.

Debemos ser claros que cualquier tipo de abuso sexual es una aberración por parte de quien abusa, mas aberrante aún cuando el abuso se comete hacia personas que tiene a su cargo, seres incapaces de oponerse al abuso y que a la hora de denunciarlo (si se atreven ya que el miedo les gana) serán en la mayoría de los casos muy cuestionados ya que el abusador cuenta con todo un “nombre” y estatus dentro de esa familia que en muchos casos defiende a ese abusador, causando esto heridas quizá más profundas en la víctima que el mismo abuso.

Quien es víctima de abuso debe enfrentar en el momento que se decide a hablar un largo y complejo proceso judicial, que incluye pericias desde psicológicas hasta físicas, relatar una y otra vez delante muchas personas los detalles más íntimos de todo aquello que dañó su humanidad en un breve momento.

Para hablar de PERDÓN hay que hablar de confianza, la víctima llega a experimentar culpa, su victimario y hasta su familia la suelen hacerse sentir corresponsable del evento y entra en ese momento todo un ciclo sin fin de reproches y autolesiones psicológicas que pueden terminar desde graves patologías mentales, hasta en el suicidio de quienes fueron abusados.

PERDÓN, ¿para quién y por qué?

No podemos obligar a una víctima a perdonar a su abusador, y si este es un miembro “importante de la familia” pues a mi criterio esa “importancia” familiar se gana, es un mérito al que se accede con honestidad y protección a los miembros más débiles, el abuso sexual rompe TODA posibilidad de confiar en esta persona, y en las personas que lo acuerpen… Entonces, qué difícil perdonar de corazón cuando quizá no hay arrepentimiento ni un plan reparador sincero y honesto por parte de quien te hizo daño, eso cuesta y mucho, y la familia debería analizar estos factores y dar apoyo especial a la víctima desde protección hasta herramientas familiares para que esta vuelva a generar en su interior aquello que se perdió: la dignidad humana y la confianza.

¿PERDONARSE TRAS EL ABUSO?

Si yo no he hecho nada, ¿qué debo perdonarme? Las víctimas de abuso sexual suelen interiorizar culpa ya que sus abusadores les hacen creer que fue por acciones cometidas por ellos que fue “inevitable” abusar. La familia los cuestiona, estos elementos conjugados generan cantidades impresionantes de culpa, auto reproches y un ciclo sin fin de miedo y preguntas sin respuestas, dardos afilados de odio que se dirigen hacia sí mismo…..

Nuestros procesos terapéuticos en una de sus aristas se orientan específicamente a atacar esas creencias y esa culpa que desde sus orígenes NO son responsabilidad de la persona víctima.

Debe quedar claro que en un abuso sexual, el único responsable de este abuso es el abusador, PUNTO. A él se le deben dirigir todos los procesos legales, la víctima es simplemente eso UNA VÍCTIMA, la cual debe recibir apoyo y soporte familiar, terapéutico y estatal.

Querer OBLIGAR a una víctima a “otorgar perdón” a quien de un tajo le destrozó su vida, es quizá tan cruel como el mismo abuso, el perdón debe nacer y se debe respetar el NO PERDÓN. Duele más cuando es más cercano a la víctima, por ende cuesta más perdonar, para eso se requiere MUCHO trabajo terapéutico y unas profundas muestras de arrepentimiento, sinceridad, compromiso de cambio y honestidad del abusador el cual DEBE entender que la responsabilidad del evento fue suya y que será eternamente “evaluado” a diario en sus acciones cotidianas por miedo a que se repita eso que dañó, la familia debe dar apoyo al abusador solo cuando muestra estas virtudes y no obligar a la víctima a otorgar perdón cuando esta no lo desee.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, fotocopia de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias