San Carlos, un cantón de contrastes y múltiples desafíos para su desarrollo

“¡San Carlos mi linda tierra!” Esa es la frase que diría un sancarleño cuando se refiere o le preguntan sobre su cantón, orgullosamente diría que es “100% sancarleño” y presumiría sus grandes bellezas ecoturísticas, como a su gente. Presumiría el sonido de las aves al despertar, el clima fresco en las mañanas y las torrenciales lluvias en la tarde, y por qué no, hasta unos bonitos atardeceres. Presumiría el hermoso amanecer proveniente detrás del Cerro Platanar. Hablaría de un cantón prestigioso donde cuenta con uno de los lugares turísticos mayores visitados del país por nacionales y extranjeros, el 4° a nivel nacional específicamente.

El sancarleño se expresaría de su cantón como uno de los más productivos en donde provienen las grandes exportaciones de piña y cacao que salen del país, donde proviene la gran cantidad de leche que abastece todo el país, el cantón más grande de Costa Rica en términos de extensión territorial, e incluso más grande que la propia provincia de Heredia. Sin embargo, no todo es color de rosas, veremos que el cantón de San Carlos enfrenta grandes y numerosos desafíos para el desarrollo productivo y la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos.

La crisis de inseguridad a pesar de ser un problema no de la actualidad sino desde hace algunos años, en el cantón de San Carlos se refleja diariamente en distritos como Quesada, Aguas Zarcas, Cutris o Pocosol, en donde este último cuenta en su haber la mayoría de los hechos delictivos del cantón.

La Municipalidad de San Carlos al encargarse de una vasta extensión territorial no puede satisfacer de la manera que quisiese, las grandes cantidades de demandas que existen en el cantón en temas como la seguridad sin embargo, cuando se empieza a observar e investigar, se percatan ciertas deficiencias por parte del Estado. Empezando por la “nueva” policía municipal la cual no tiene un reglamento claro a seguir.

Lastimosamente autoridades municipales anteriores decidieron crear una policía con el fin de reforzar la seguridad de los sancarleños en múltiples términos. A manera de primera impresión, crea un sentimiento en la ciudadanía de escucha y de satisfacción de sus necesidades, sin embargo, hay que adentrarse en la Municipalidad y darse cuenta de que la policía municipal no cuenta con un reglamento fuerte y establecido que le marque los límites y parámetros sobre el correcto funcionamiento de su actuar.

El cantón de San Carlos según la ocurrencia de delitos (cantidad de eventos) en el 2022, fue de 1150 delitos, estos se pueden desglosar en 1104 asaltos, hurtos, robos, tacha a persona, casa, vehículo o edificación, 17 homicidios dolosos y 29 violaciones o tentativas de violación. Mientras que femicidios no hubo. Estos datos son alarmantes de cara a lo que se está viviendo hoy en día en las calles.

Actualmente la policía municipal se encuentra en un limbo en donde no cuenta con un plan integral de seguridad ciudadana, no se tiene la perspectiva de una policía integral y participativa con las comunidades o Asociaciones Integrales de Desarrollo. No cuenta con un lineamiento claro sobre qué tipo de policía es, si es una integral, si es una de acción, si es una de preventiva… no tiene razón de ser la policía municipal actual.

Esto no quiere decir que no sea necesaria, al contrario, en vísperas del alza en las cantidades de hechos delictivos en el país, es más necesaria que nunca, sin embargo, debe de ir acompañada con un reglamento claro y preciso en donde establezca su correcto funcionamiento para lograr así, el desarrollo óptimo de sus funciones y poder satisfacer las necesidades de seguridad de los ciudadanos sancarleños.

Cuando se escucha mencionar a San Carlos como uno de los cantones más productivos del país, se piensa que la economía general del cantón es óptima y está bien en términos de desarrollo, pero cuando se analiza a gran escala los datos crudos de cada cantón a nivel nacional, se percibe una gran diferencia con respecto a la premisa inicial.

San Carlos es, (sin considerar en la evaluación a Monte Verde y Puerto Jiménez) uno de los cantones más pobres del país, solo por encima de cantones como Upala, Los Chiles y Orotina que comparten fuertes y preocupantes datos sobre un tipo de pobreza multidimensional. Según datos del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) del 2023, San Carlos se encuentra en la posición número 70° de los cantones con mayor pobreza multidimensional de los 84 cantones del país, compartiendo el puesto con el cantón central de Liberia de la provincia de Guanacaste, estos 2 cantones comparten una Pobreza Multidimensional de 0,101 (siendo 0, 020 muy baja pobreza multidimensional y 0,2 o más, muy alta pobreza multidimensional).

San Carlos supera a Liberia en el Índice de Desarrollo Humano Cantonal con un 0,765 para San Carlos y un 0,714 para Liberia, estando este último en el puesto 49 y San Carlos en el puesto 28.

Es decir, San Carlos se encuentra 14 puestos más arriba del cantón con más pobreza multidimensional del país, siendo el cantón central de Limón, con una calificación de 0,245, el cantón con mayor pobreza multidimensional del país. Si cambiamos esta variación y nos enfocamos en el cantón con menos pobreza multidimensional, se encuentra el cantón de Matina, con una calificación de 0,017 en el índice de pobreza multidimensional solo por encima de cantones como Esparza que ocupa el puesto número 2° o Santo Domingo que ocupa el respectivo puesto 3°.

El gráfico anterior se entiende que, “Muy Baja Pobreza Multidimensional” es menos de 0,020 y “Muy Alta Pobreza Multidimensional” es de 0,2 a más. En el gráfico se visualiza que el cantón de San Carlos se posiciona en el puesto 70° de los cantones con Pobreza Multidimensional e incluso, se puede decir que se ubica en puesto de “Alta Pobreza Multidimensional con un 0,101”.

El Índice Multidimensional de Pobreza toma en cuenta múltiples privaciones individuales en materia de diferentes dimensiones, ya sean en educación, vivienda y uso de internet, salud y protección social.

El gráfico anterior se entiende que, “Muy Alto Desarrollo Humano” es 0,800 o más y “Bajo Desarrollo Humano” es menos de 0,550. En el gráfico se visualiza que el cantón de San Carlos se posiciona en el puesto 28° de los cantones con mayor Desarrollo Humano e incluso, se puede decir que se ubica en puesto de “Alto Desarrollo Humano con un 0,765”.

El Índice de Desarrollo Humano compara los logros alcanzados por hombres y mujeres en las tres dimensiones básicas del desarrollo humano: La salud, el conocimiento y el dominio de los recursos económicos.

Cuando se analizan estos datos (recopilados por el TSE en el año 2023), cambia totalmente la perspectiva del desarrollo del cantón, este no cuenta con una ruta clara sobre cómo, dónde y a cuál distrito se le debe de dar prioridad en términos de desarrollo, encadenamiento y dinamismo económico.

San Carlos es un cantón de contrastes, no hay que viajar mucho para darse cuenta de que las necesidades de sancarleños en distritos como Cutris o Pocosol e incluso Pital, son muy diferentes a las necesidades de personas que viven en Ciudad Quesada o Aguas Zarcas o en general, en distritos céntricos y no de la periferia. Los niveles de desigualdad en términos tanto económicos como sociales son perceptibles a simple vista, estos son unos de los retos a los que se enfrenta San Carlos constantemente, el tratar de igualar ese desarrollo tanto social como económico, ha sido una odisea por parte de las autoridades municipales.

Las condiciones básicas de desarrollo social de las personas, son muy diferentes de acuerdo en qué distrito nos ubiquemos, mientras que las necesidades de una persona en Ciudad Quesada son espacios de recreación, mejoramiento de las calles o una planificación estructural de la ciudad, las necesidades de personas en distritos como Cutris o Pocosol son la construcción de un camino, tener agua potable, la instalación de un puente para no dejar a una comunidad o pueblo descomunicado y la generación de nuevos empleos e infraestructura. Todos estos factores han sido grandes retos para las autoridades municipales, mismas autoridades que no aportaron mucho al progreso del cantón, e incluso en periodos muy extensos de ciertas administraciones.

El estancamiento de una administración la cual se basó en medidas keynesianas en donde el pavimentar era sinónimo de progreso y discernir en opiniones políticas era sinónimo de represalias, no puede existir una efervescencia tanto de autoridades políticas como comunales, estas condiciones no permiten que haya un desarrollo integral de las personas la cuales podrían hacerle frente a una autoridad.

La falta de innovación y actualización por parte de administraciones pasadas y el modus operandi de las represalias o del miedo, causan en la población, un sentimiento generalizado de rechazo hacia la otra persona. Esto lo podemos traducir en los índices tan altos de abstencionismo que ha tenido el cantón de San Carlos, con justificaciones como “¿Para qué votar si va a quedar el mismo?” o “Nadie le puede ganar a X persona, cuesta mucho”. Esto crea en la población un sentimiento generalizado de rechazo hacia la política y condiciona un nulo surgimiento de líderes y lideresas políticas en un cantón o en una comunidad.

San Carlos representa un cantón en el que las figuras políticas se ven, primero, comparadas debido a que la población cree que son iguales a cierta administración o ciertas personas, otras figuras políticas, juegan con la inteligencia de las personas y les dicen que ellos son diferentes a otros y por último, no existen figuras políticas ya que ese exceso de poder que hubo en ciertos años, condicionó a que no surgieran otras figuras políticas. Lo que se puede entender de San Carlos es que es un cantón débil en términos políticos y pobre en términos de liderazgo, ya sean políticos como comunales. Esto ha perjudicado fuertemente al desarrollo del cantón debido a que no existen personas que quieran dirigir la municipalidad y crear incidencia en la vida de los ciudadanos sancarleños.

Un cantón sin autoridades políticas, es un cantón muerto, es por ello que la participación ciudadana en aspectos tanto comunales como políticos, son esenciales. La participación ciudadana representa la actitud que tiene el pueblo hacia el desarrollo y la política, se puede visualizar que durante los últimos periodos, el abstencionismo de San Carlos ha sido constante. El rechazo hacia la política y la apatía a los procesos electorales, es el diario vivir de los sancarleños.

Estos datos que arrojan los diferentes estudios del TSE sobre los años anteriores en campañas electorales del cantón de San Carlos, dan a entender una insatisfacción por parte de la población hacia la política y un reto que enfrentan los partidos políticos de reducir los porcentajes de abstencionismo y poder conseguir victorias político-electorales.

El argumento repetitivo sobre no poder ganar porque hay una persona detrás ya se acabó, San Carlos tiene nuevamente la oportunidad de poder tener autoridades municipales diferentes y de partidos políticos nuevos. Esta es una posibilidad que abre espacio para los ciudadanos que quieran postularse como candidatos a un puesto de elección popular, puedan hacerlo y percibir el resurgimiento de figuras políticas nuevas y frescas para los ojos de los sancarleños.

La carretera a San Carlos ha sido punta de lanza de numerosas figuras políticas, diputados, presidentes y hasta organizaciones que velan por la construcción de la carretera. Esta construcción significaría el cohete de propulsión para la economía no solo de San Carlos, sino de toda la zona norte (entiéndase Guatuso, Upala, Los Chiles y Sarapiquí).

Esta oportunidad de crecimiento económico significa un encadenamiento de numerosos sectores productivos que podrían mejorar la economía del país y facilitando numerosas fuentes de empleo para la región Huetar Norte, ya que los bienes se transportarían más rápido, se desarrollarían zonas francas debido a las grandes planicies, se reducirían los tiempos de movilización de un lugar a otro, aumentaría el turismo a gran escala, habría una conexión directa de zonas productivas con zonas no tan productivas entre muchos beneficios más.

A pesar de que la carretera significaría un desarrollo sustancial para la zona norte, la Municipalidad de San Carlos ha estado prácticamente ausente con su respectivo apoyo. Esto muchas veces se presenta por celos políticos, descoordinación o desentendimiento del gobierno central con respecto a los gobiernos locales y viceversa. Esta promesa de la construcción de la carretera ha estado por más de 50 años y lastimosamente, cada año sube más su precio para construirla.

La hoja de ruta que debería contemplar la Municipalidad es la de cooperación mutua y sostenida a lo largo del tiempo, sin importar los colores políticos ya que tiene como fin un bien mayor, que es la calidad de vida de los sancarleños y de la mayoría de las personas habitantes de la región Huetar Norte. La articulación interinstitucional con los ministerios, gobiernos locales, la cooperación de estudios e información de diferentes áreas y las reuniones y presiones constantes, son algunos de los puntos fundamentales para resolver el mentado problema de la carretera. La posibilidad del surgimiento económico está, será decisión de los sancarleños si la impulsan o no.

Al mismo tiempo que se promueve la construcción de la carretera a San Carlos, se debe contemplar tener un plan regulador y de reordenamiento urbanístico integral, que contemplen factores tanto turísticos, como sociales, de movilidad y de promoción cultural.

Para nadie es un secreto que en San Carlos, específicamente en Ciudad Quesada, los parquímetros impactaron fuertemente la economía de los sancarleños, sin embargo, esto produjo una mayor cantidad de recaudación de impuestos y un reordenamiento urbanístico del casco central que estaba colapsado, en donde reinaba el desorden, el irrespeto y el libre albedrío.

Esta iniciativa, a pesar de que no fue muy bien recibida por la población, se tiene que entender como una política pública que vela por el correcto funcionamiento del tránsito, tanto vial como peatonal. Esta política le permitió al sector productivo y comercial, mejorar su actividad económica y a la ciudad, al reducir la cantidad de vehículos presentes y en movimiento en las calles, lo que permite una mayor y mejor movilización del tránsito vial para no saturar las calles y considerar otro método de transporte como caminar o desplazarse por medio de plataformas digitales.

En Ciudad Quesada se promovió y se instalaron parquímetros, más sin embargo no hubo una participación ciudadana para con la política pública, ni una buena familiarización por parte de los entes del Estado. Las políticas de ordenamiento vial son necesarias que sean integrales y que al mismo tiempo, vengan a resolver otras problemáticas que se presenten en el área, se debe promover un plan regulador en donde se contemple el sector turístico para desarrollar el centro de la zona, para promover la cultura y costumbres de los pueblos, que se contemple el factor urbanístico peatonal con bulevares y espacios en donde se puedan llegar a dar encadenamientos económicos productivos, una mejora del transporte público para lograr reducir el colapso vial y considerar otro método de transporte y condicionar lugares para el ocio y recreación.

San Carlos, y específicamente el distrito de Quesada, se ha caracterizado por un inexistente apoyo hacia la cultura por parte de la población y de los entes públicos, se ha convertido en una ciudad en donde en horas de la tarde-noche, no quedan personas y se convierte en una ciudad fantasma donde no hay ningún centro de recreación público que contemple la cultura y el desarrollo de la sociedad en su conjunto, al contrario, se observan negocios cerrados, mucha delincuencia y un sinsentido o desentendimiento por parte de la ciudad.

La cultura es un aspecto que se ha dejado de lado cuando se refiere a la promoción de políticas públicas por parte de la Municipalidad, es si acaso, el último factor a considerar cuando a promover se refiere. Las acciones que debe ejecutar la municipalidad es la construcción y fomento de lugares turísticos-recreacionales en donde las personas puedan recrearse y darle una identidad al distrito cabecera del cantón, siendo este la primera impresión que tiene el extranjero o visitante cuando entra a San Carlos.

Igualmente sucede con los temas deportivos, San Carlos se caracteriza por tener deportistas excepcionales, sin embargo estas instalaciones deportivas solo las aprovechan personas habitantes del distrito Quesada y de distritos aledaños ya que hablar sobre instalaciones deportivas en Cutris o en Pocosol, es casi que imposible.

El progreso del cantón tanto en los aspectos económicos como sociales, están sujeto a numerosas variables que pueden significar un gran rezago, como posible desarrollo; todo esto dependerá la factibilidad de la municipalidad y su plan cantonal de desarrollo. En dicho plan deben de estar sujetas las pautas a seguir para lograr el desarrollo óptimo del cantón, ya sea en diferentes áreas.

Si se estudia el parámetro del “Progreso Social Cantonal” del cantón de San Carlos, se encuentran datos no tan alentadores con respecto a otros cantones del país.

El gráfico anterior se entiende que, “Un Alto Índice del Progreso Social Cantonal” es un indicador de 80 que clasifica en la posición 1 y “Un Bajo Índice del Progreso Social Cantonal” es un indicador de 60, que clasifica en la posición 81. En el gráfico se visualiza que el cantón de San Carlos se posiciona en el puesto 41° de los cantones con mayor Progreso Social Cantonal con un indicador del 72,11.

Cantones como Nandayure en el puesto 80° con una calificación de 64,85 o Talamanca en el puesto 81° con una calificación del 62,84 demuestran la falta de desarrollo y progreso que existe en dichos cantones, específicamente en el aspecto social. Estos indicadores reflejan que San Carlos no se aleja mucho de estos puestos indeseables por parte de los ciudadanos.

Estos estudios son realizados por numerosas agencias de logística y analizadores de datos, toman en cuenta 53 indicadores, tanto sociales como ambientales de fuentes públicas del Estado costarricense. Este análisis toma en cuenta 81 cantones, exceptuando Monte Verde y Puerto Jiménez que han sido añadidos la lista cantonal recientemente.

El nivel de competitividad de un cantón debe ser el reflejo de las múltiples condiciones para que las personas se desarrollen de manera óptima en un ambiente confortable. Los aspectos a considerar se definen en 6 pilares y estos se dividen en numerosos subgrupos que toman en cuenta factores pertenecientes a cada indicador. Estos indicadores se pueden definir de la siguiente forma:

  1. Instituciones
  2. Infraestructura
  3. Adopción de las tecnologías de información y comunicación
  4. Salud
  5. Habilidades y competencias
  6. Dinamismo de mercados

Según el Informe de Competitividad Nacional del 2023, San Carlos se encuentra en el puesto número 22° con la categoría “Competente” y con un puntaje de “60,2”. Este indicador demuestra que San Carlos es el último cantón en esta categoría y el que se encuentra más cercano a la categoría inferior, llamada “Emergente”, de acuerdo con el estudio realizado.

En el gráfico anterior se esclarece que San Carlos se encuentra en una posición rezagada de acuerdo a la extensión territorial que tiene. No siempre el ser más grande quiere decir que es más productivo, por lo que la premisa de productividad no parte de la cantidad sino de la calidad. Los primeros 6 puestos (Belén hasta Santa Ana) tienen un desempeño excepcional y el estudio los clasifica como “Altamente Competentes”, detrás de ellos, se encuentran cantones “competentes” hasta llegar al puesto 22° en el que precisamente se encuentra San Carlos.

Se pueden hacer excepciones y añadir márgenes de error, no es consecuente realizar una comparación de San Carlos con el cantón de Belén ya que este último tiene en su territorio empresas multinacionales como Intel, DHL, Bill Gosling o Cargill lo que le produce un alza en el nivel de competitividad y en el PIB cantonal. Sin embargo, lo que sí se puede hacer, es un análisis introspectivo en el cual se identifiquen las oportunidades del cantón para llevar su desarrollo a un alto y mejor nivel de competitividad.

Sin adentrarse mucho en los datos, se puede definir en aspectos generales que:

El factor “Instituciones” que toman en cuenta aspectos como la seguridad, capital social, transformación digital, trámites ágiles, transparencia municipal, administración presupuestaria y compromiso con la sostenibilidad; San Carlos se encuentra en la posición número 7° con un porcentaje de 66,5 solo por encima de cantones como Heredia, Belén, Desamparados Santa Ana, Palmares y Cartago.

Con respecto al factor de “Infraestructura” que toman en cuenta aspectos como la infraestructura de transporte, la conectividad vial, el acceso a servicios públicos y servicios públicos municipales; San Carlos se encuentra en la posición número 4° con un porcentaje de 70,9 solo por encima de 3 cantones como Aserrí, San Isidro, y Goicoechea.

El tercer factor que se toma en cuenta en el estudio es la “Adaptación de las Tecnologías de Información y Comunicación” se enfocan el aspectos como las redes de datos móviles, redes de voz móvil, redes de datos fijas, el acceso a TICs en Hogares y el acceso a TICs en el sistema educativo; San Carlos cae drásticamente al puesto 42° con un puntaje de 66,8, siendo Goicoechea el cantón número 1 con un puntaje de 76,1.

El cuarto factor es la “Salud”, que toma en cuenta aspectos como la esperanza de vida, la tasa de mortalidad infantil y la tasa de fertilidad en adolescentes. San Carlos se posiciona en un puesto muy bajo, en la casilla 65° con un puntaje de 53,6 siendo Montes de Oca el primero con un 89,3 de porcentaje y Matina el último con un 34,9.

El quinto y último factor que toma en cuenta dicho estudio son las “Habilidades y Competencias” las cuales responden a instancias como la escolaridad media, habilidades técnicas, habilidades en ciencia y tecnología, cobertura educativa, currículo completo y las competencias básicas. El cantón de San Carlos se ubica en la posición 51° de los 82 cantones estudiados (exceptuando Monte Verde y Puerto Jiménez) con un porcentaje de 50,6.

A modo de cierre y de análisis final, tenemos que entender al cantón de San Carlos como un cantón de oportunidades y desafíos ya sea en oportunidades para sobresalir en términos de desarrollo económico, productividad y relevancia a nivel nacional. San Carlos se enfrenta a numerosos desafíos en términos de desigualdad, pobreza (de múltiples tipos) y de inseguridad los cuales tendrá que hacerle frente de cara a los siguientes años.

Desde el punto de vista social, cuenta con retos muy remarcados en su población, esto es producto de la inacción y rezago de muchos años que no permitieron satisfacer las necesidades sociales de su población. El aspecto de contrastes y diferencias a lo largo y ancho del cantón es notable a simple vista, el enfrentar y condicionar espacios para el correcto desarrollo de su población en un marco inicial con el fin de reducir la tasa de desigualdad y falta de oportunidades que existen en ciertos distritos, es de gran relevancia.

A pesar de los 967,627 millones de colones (en el 2020) y los 3 352,21 km² (en el 2022) de extensión territorial del cantón de San Carlos, es muy pequeño comparado a otros cantones del territorio nacional en múltiples términos, ya sean económicos o sociales como se pudo denotar en el presente documento. Los aspectos de infraestructura vial son más demandantes que nunca, especialmente porque la población del cantón se expande y en paralelo, su demanda de caminos y de una red vial confortable.

Esta red vial debe de ir acompañada con un plan regulador que condicione y ordene los grandes cascos urbanísticos de los distritos centrales y consecuentemente, los de la periferia para así delimitar acciones y considerar otras permisibles de cara al crecimiento demográfico que tendrá el cantón.

Los servicios municipales se deben encontrar en condiciones óptimas si se quiere influir de buena manera en la vida de los sancarleños, es por ello que una municipalidad con el interés de facilitar y no ralentizar situaciones con términos de tramitología, es más necesario que nunca. Esto no quiere decir que no se tenga que respetar la institucionalidad, al contrario, se debe construir un accionar transparente y apegado a la ley pero al servicio del ciudadano.

“Cada pueblo tiene al gobierno que se merece”. Esta frase es una de las más polémicas en el ámbito tanto social como político, se tiene conocimiento que San Carlos enfrenta grandes desafíos, es por ello que dependerá de sus ciudadanos y de las autoridades municipales, construir un plan cantonal de desarrollo que contemple múltiples problemáticas a solucionar. Los sancarleños decidirán si quedarse en el rezago y el olvido o, proclamarse como un cantón productivo y de oportunidades, ejemplar tanto a nivel nacional como internacional.

Dependerá de los sancarleños y solo de los sancarleños, condicionar su cantón para seguir llamándolo con el lema, “San Carlos mi linda tierra”.

 

Referencias Bibliográficas

Carranza, L. (13 de diciembre del 2022). Presentan Plan Vial Quinquenal de San Carlos 2023 2027. La Región. https://laregion.cr/presentan-plan-vial-quinquenal-de-san-carlos-2023-2027/?amp=1

Consejo de Promoción de la Competitividad. Fortalecer la Competitividad de Forma Sostenible. [Archivo PDF]. https://www.crhoy.com/wp-content/uploads/2023/12/INFORME-NACIONAL-DE-COMPETITIVIDAD-2023.pdf

Garza, Jeffry. (viernes 21 de febrero del 2020). La Fortuna es el destino turístico más desarrollado de Costa Rica. La República.  https://www.larepublica.net/noticia/la-fortuna-es-el-destino-turistico-mas-desarrollado-de-costa-rica

Masís, G. (13 de enero del 2024). La competitividad de los cantones de Costa Rica: entre las desigualdades crónicas, las particularidades y los avances del desarrollo territorial costarricense. SURCOS. https://surcosdigital.com/la-competitividad-de-los-cantones-de-costa-rica-entre-las-desigualdades-cronicas-las-particularidades-y-los-avances-del-desarrollo-territorial-costarricense/

Solís, O. (LUNES 22 DE NOVIEMBRE DEL 2021). MIDEPLAN. CANTONES DE COSTA RICA a la luz de indicadores SOCIODEMODRÁFICOS. [Archivo PDF]. https://documentos.mideplan.go.cr/share/s/MCQ-6muCQFCEDASex00GLw

SUMMA, R. (12 de abril del 2021). Costa Rica: Belén se consolida como un hub de oficinas y servicios. REVISTA Summa. https://revistasumma.com/costa-rica-belen-se-consolida-como-un-hub-de-oficinas-y-servicios/

Tribunal Supremo de Elecciones. (2020). ELECCIONES MUNICIPALES en cifras 2002 – 2020. [Archivo PDF]. https://www.tse.go.cr/pdf/elecciones/eleccionesmunicipalescifras.pdf

Tribunal Supremo de Elecciones, Instituto de Formación y Estudios en Democracia. Castro, M. (2023). COSTA RICA: ELECCIONES MUNICIPALES 2024 FICHERO CANTONAL. https://www.tse.go.cr/ficherocantonal2024.htm

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias