ESENCIA - COLUMNA DE OPINIÓN

Reflexión, 11 de abril y “puentes”

El retorno a las labores cotidianas, después de la Semana Mayor, debe de generarnos un sentimiento de tranquilidad y de unión. Esperamos que la reflexión, paz, acercamiento a DIOS y búsqueda constante de una estabilidad espiritual, sean los cimientos de esa serenidad.

Previo a esta nota, hace 15 días; escribimos que el llamado a las calles por algunos sectores que “defienden” al campo agrícola, no obtuvo el éxito deseado por quienes adversan las acciones de la administración Chaves Robles. ¿Hubo sana intención en la convocatoria de la marcha? El tiempo dirá. Debemos manifestar que el amparo a nuestro agricultor NO consiste en utilizarlo para hacer riqueza, todo lo contario, aquel que se “parte la espalda” para brindarnos el sustento, debe ser protegido por todos y cada uno de los miembros del Estado costarricense.

El pasado martes 11 de abril del presente, la siempre esperada celebración en memoria del Héroe Nacional Juan Santamaría y su acto histórico, en el contexto del 167 aniversario de la Batalla de Rivas, estuvo marcada o “resaltada” por el mensaje que el presidente de la República dirigió a los asistentes y a todo el país.

No hay duda que el estilo de gobernar y transmitir sus pensamientos, hace de don Rodrigo Chaves Robles, un presidente muy diferente a los tradicionalmente vistos en las dos décadas más recientes. Los medios de comunicación presentan notas variadas referente a la celebración patria y al mensaje presidencial.

Contemplando y prestando atención al vídeo del discurso, este servidor concluye, que las palabras enérgicas del mandatario transmitieron exaltación, emoción y vehemencia. Algunos colegas y amigos no coinciden con esta apreciación, difieren y ven en sus manifestaciones una postura no acorde a su investidura.

Las comparaciones son odiosas, sin embargo, podría evocarse la emotividad del mensaje reciente en Alajuela y el respaldo a la gestión del actual gobierno; con la bochornosa acción del expresidente Carlos Alvarado en Guanacaste, el 25 de julio del 2019. ¿Lo recuerda estimado lector? En ese momento los medios de comunicación entre sus titulares y líneas escribieron: “La actitud de Alvarado fue a raíz de una protesta que mantenía un grupo de personas que le gritaron ¡fuera, fuera!, entre silbidos y reclamos…”. Así encabezó su nota el medio digital elmundo.cr: “Un alterado Carlos Alvarado explota en discurso en Guanacaste”.

Es necesario distinguir entre la posibilidad de una simple estrategia de comunicación, con la veracidad en las palabras de un discurso. Llama poderosamente la atención que los grupos que adversan la labor de la administración Chaves Robles, continúan “buscando el pelo en la sopa”. Recordemos, como suele exclamar un gran amigo: ¡la mezquindad es mala consejera!

La RAE define discurso así: “Serie de las palabras y frases empleadas para manifestar lo que se piensa o se siente. Razonamiento o exposición de cierta amplitud sobre algún tema, que se lee o pronuncia en público”.

En este espacio es reiterativo motivarles a realizar con valentía un seguimiento y control político responsable y objetivo a quienes nos gobiernan. Incluso, les instamos respetuosamente (aprovechando el ya casi primer año de gestión del período 2022-2026 y las próximas elecciones municipales del 2024) realizar una confrontación, con argumentos y resultados, de todo lo que se expone a favor o en contra del actual gobierno. Además, estudiar los aciertos y debilidades de los gobiernos locales del respectivo cantón de su residencia. Sí estimado lector, es necesario y urgente evitar la expansión del “peligroso vacío” que genera la falta de comunicación coherente en un mundo cargado de ambigüedad y subjetividad.

Para su análisis, en el siguiente enlace puede escuchar y ver el discurso:

Una de las frases más llamativas del mensaje presidencial es: “…demostramos ser en aquel entonces, una nación viva valiente cuya libertad somos capaces de defender ante cualquier enemigo, cualquier adversidad, cualquier reto. ¡Aquí sobran hormonas para defender esta patria! Lo hacemos de manera pacífica hoy. Pero hoy tenemos que seguirla defendiendo, gracias a Dios no con fusiles, pero con voluntad patriótica y civismo. Como dijo el alcalde: ¨todavía quedan filibusteros…”.

Definitivamente el diálogo sano y constructivo es fundamental en la administración pública. El encuentro nacional convocado semanas atrás por las autoridades de gobierno es muestra de voluntad para conciliar propuestas; lamentablemente la no participación (en ese momento) de algunos actores, hace que surjan fuerzas que interpretan la inexistencia de posibles estrategias para crear “puentes sólidos” por parte del Ejecutivo. El presidente fue claro con su actual posición:  “dónde” y “por qué SÍ habrá puentes, abrazos o murallas”. ¿Traerá más reacciones el discurso del 11 de abril del 2023? De lo anterior, y más hablaremos la próxima semana, Dios primero.

_________________

Sobre el autor:

El autor es Licenciado en Relaciones Internacionales. Asesor Legislativo, analista político internacional. Además elabora procesos de capacitación política, desarrollo comunal y administración. maumazu208@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias