¿Quién paga el aguacate?

En el mes de mayo de 2015, con un importante tinte ideológico y en defensa de los intereses de muy pocos, el Sistema Fitosanitario del Estado (SFE) bloqueó el ingreso del aguacate hass de origen mexicano. Esto en contra del Tratado de Libre Comercio con México, así como del sistema multilateral del comercio; que establece el compromiso de los países a no utilizar estas medidas como restricciones arbitrarias.

Paradójicamente, Costa Rica nunca ha sido autosuficiente en la producción de esta fruta. El consumo nacional se abastecía mayoritariamente de importaciones; 15,000 toneladas anuales. De estas, México era el principal socio comercial, país que produce el 90% del aguacate mundial.

Ante el desabastecimiento del aguacate por esta medida, se derivó en un aumento del precio por kilo de aguacate, el cual pasó de ₡1.860 en el 2015 a un aproximado de ₡3.500; lo que representa un aumento superior al 75% en cuestión de 5 años, haciendo de este bien un lujo para las familias costarricenses.

Sin embargo, esto no será lo único que los costarricenses tendrán que pagar por concepto de esta política comercial. México en defensa de sus derechos recurrió al mecanismo de solución de controversias del Organismo Mundial de Comercio (OMC). Proceso de arbitraje que implicará según estimaciones de todos jerarcas del Ministerio de Comercio Exterior (COMEX) representará una suma de $500.000.

En esta misma línea y según consta en el Acta N°28 de la Sesión Ordinaria del martes 29 de octubre del 2020, en la Comisión de Asuntos Hacendarios, el viceministro de comercio exterior, detalla que en el siguiente presupuesto extraordinario se ha establecido un monto de $100.000 por concepto del costo del arbitraje. Monto que seguirá creciendo conforme se alargue el proceso.

Por si esto fuera poco, aún existe un rubro más que los costarricenses deberán cubrir. A inicios de este año, el Tribunal Contencioso Administrativo falló en favor de los importadores de aguacate que se han visto afectados por esta prohibición desde mayo de 2015. Estimando inicialmente el impacto en un monto de $5 millones, suma que debería compensar a las cinco empresas demandantes.

Con todo esto encima y cual crónica de una muerte anunciada, la derrota en el mecanismo de controversias de la OMC se avecina sobre el país y con esto las compensaciones que deberemos entregar a México, o caso contrario, las sanciones comerciales que nos serán impuestas.

Ante todo, esto la pregunta es ¿Por qué las y los costarricenses debemos pagar los costos de la decisión de unos cuántos? ¿Por qué hay impunidad para los tomadores de esa decisión? No olvidemos que fue en la Administración Solís Rivera que se impuso esta medida, y que incluso el exministro de Comunicación Mauricio Herrara Ulloa llegó a burlarse sobre la escases de aguacate regalando este fruto en un restaurante.  Lamentablemente el regalo fue de un día, porque el costo para los costarricenses será de años.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias