Nuevo Directorio debe unirse por Costa Rica

El país demanda certezas, sanar heridas, reconstruir confianzas y, sobre todo, llevar adelante un proceso de reconstrucción exitoso, en beneficio de todos los habitantes de este hermoso país.

El próximo 1° de mayo los costarricenses deseamos la elección de personas comprometidas con el país. Lo que supone un directorio legislativo resiliente con un plan de acción política enfocado en temas neurálgicos para la sociedad como son la creación y aprobación de leyes para mejorar el desempeño económico, la creación de empleo, mejorar la seguridad ciudadana, y el sistema educativo.

En el contexto legislativo, todos los actores ahí representados, deben guardar su bandera política y tomar la tricolor e impulsar la paz social y política, entendida esta como un freno al filibusterismo, a los insultos y todo el daño y el sufrimiento psicológico que viven. En otras palabras, es la acción consciente, constructiva y favorable para el desarrollo y el respeto que merecen los costarricenses al escuchar las sesiones legislativas.

Es posible impulsar el progreso social en el siglo XXI, para alcanzar una sociedad en la que cada ser humano tenga derecho a una vida digna, a participar en la vida social en condiciones de igualdad y a controlar las dimensiones importantes de su vida.

Los costarricenses estamos en una encrucijada de importantes avances y terribles abismos, avances innegables en la globalización, incremento de la conectividad, una creciente desigualdad y una enorme destrucción ambiental.

Al deterioro social y político se suman pérdidas constantes de bosques y selvas, crecientes presiones sobre el agua, contaminación de la atmósfera, el aire, el agua y los suelos, y un peligroso calentamiento global, con procesos todos cercanos a rebasar umbrales sin retorno.

En la raíz de los desafíos se encuentran la globalización y el cambio tecnológico, que durante las últimas décadas han actuado en favor de las corporaciones transnacionales y el capital financiero, generando pérdida de empleos e incremento de las brechas digital y de educación.

Aún en el medio de la crisis, surgen signos positivos para el progreso social en el campo de la cultura. La igualdad se ha convertido en un importante valor, se concede cada vez más la importancia de los derechos, la diversidad y la alteridad. Adicionalmente se presentan cambios en la percepción de la naturaleza, y se abandona paulatinamente la idea de que a partir del progreso tecnológico se le puede controlar y que esto es el curso normal de la historia.

Finalmente, el trabajo a desarrollar de este nuevo Directorio Legislativo debe enfocarse en proponer rutas para el cambio, que exigen reformas profundas de las instituciones existentes y la creación de nuevas, con nuevos horizontes temporales, promoviendo círculos extensivos de respeto y dignidad, teniendo como eje el impulso de la igualdad de poder y estatus de la población.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias