Los recientes significativos eventos de la guerra en Ucrania

  • Por Christian Joneliukstis - Profesor Universitario MBA en Finanzas

La guerra en Ucrania ha llegado a su séptimo mes con severas consecuencias humanitarias y económicas tanto en Ucrania y Rusia, como a nivel global. La inflación mundial es la más alta en 40 años. La oferta mundial de granos básicos, gas natural y petróleo ha disminuido debido al desabastecimiento de estos productos básicos provenientes de los países en conflicto. Debido a los indiscriminados bombardeos llevados a cabo por el ejército ruso en Ucrania, 14 millones de personas han perdido sus viviendas, de las cuales 7 millones han emigrado como refugiados, principalmente a los países de Europa Occidental. Se estima que 5,587 civiles ucranianos han muerto en el conflicto. Los militares caídos en combate se estiman en unos 9,000 ucranianos y 25,000 rusos. Se estima que 130,000 edificios de uso no militar han sido destruidos por los bombardeos, además de los incontables daños a la infraestructura civil ocasionados por los indiscriminados bombarderos del ejército ruso. Se estima que al menos $200 billones se requerirán para la reconstrucción de la infraestructura civil. Ucrania exporta unos $5.3 billones en grano de trigo al año y se espera que el próximo año, esta suma se reduzca al menos a la mitad.

A pesar de esta sombría situación, en los últimos días, el ejército ruso ha sido empujado hacia el este (frontera con Rusia) por la eficacia y alta moral del pueblo y ejército ucraniano equipado con armamento pesado de última generación provisto principalmente por los Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. Del 6 de septiembre al 12 de septiembre recién pasado, Ucrania recuperó unos impresionantes 7,000 kilómetros cuadrados en la región de Kupiansk e Izium. En esta última ciudad se han encontrado fosas comunes con unos 400 cuerpos de ucranianos torturados y luego ejecutados por el ejército ruso antes de emprender la retirada. Esto añade un hecho más al expediente de crímenes de guerra que la comunidad internacional construye contra Putin y sus allegados

La moral del pueblo ucraniano en la defensa de su país es extraordinariamente alta con muchos casos de heroísmo. Un caso destacable es el de un joven de 15 años quién con su dron le suministró al ejército ucraniano la ubicación de un convoy militar ruso, conduciendo a la destrucción de más de 100 tanques. En contraposición, el ejército ruso está compuesto por soldados que pelean a cambio de una paga y sin conocer realmente porque están luchando en esta guerra. Se conocen historias de numerosos soldados rusos que, durante la reciente retirada, se visten de civiles para luego huir. Un analista ha dicho que la diferencia entre el ataque ruso y la defensa ucraniana, se basa en el hecho de que el ataque ruso se dio de arriba (Putin) hacia abajo (el ejército ruso) y la defensa ucraniana es una respuesta de abajo (el pueblo) hacia arriba (el gobierno y el ejército ucraniano). Los resultados están a la vista.

Ahora la gran pregunta es qué sucederá en Ucrania, ahora que el ejército ruso y Putin se encuentran en una complicada situación. Realmente es difícil saberlo. Sin embargo, algunos indicios pueden ser identificados.

La coalición formada por la OTAN (en crecimiento por la incorporación de Finlandia y Suecia) y el apoyo prácticamente incondicional de Estados Unidos, hacen suponer que la ayuda económica y militar a Ucrania continuará. Es así como la situación militar de Putin y del ejército ruso no podría decirse que vaya a mejorar. Todo lo contrario.

Parece que la única carta de Putin es apostar a la próxima llegada del invierno. Durante los últimos meses y los primeros meses del año, los países de Europa Occidental dependen del gas ruso para su calefacción. Putin como el zar Alejandro I en la invasión napoleónica y Stalin en la Segunda Guerra Mundial parece apostar a que el invierno gane la guerra en lugar de que lo haga el inoperante ejército ruso, como lo era en ese entonces y como lo es también ahora. Debido a la sólida coalición de los países europeos, parece difícil que estos vayan a ceder ante la difícil situación energética en que Rusia los pondrá durante el próximo invierno. Ya se han iniciado varios planes de contingencia como la apertura de las viejas minas de carbón y la búsqueda de fuentes alternativas de gas en África, el Cercano Oriente, así como el aumento de las compras de gas licuado que Europa ya hace a los Estados Unidos.

Se debe hacer una importante aclaración. En el mundo no hay escasez de gas natural. El asunto radica en que los europeos, especialmente los alemanes, voluntariamente cometieron el error de no tener infraestructura alternativa al gasoducto ruso. Contrariamente, este no el caso de Lituania, país que suple a Finlandia, Estonia. Letonia, Polonia y a sí misma, por medio de su puerto en el Mar Báltico. Este puerto dispone de una gran instalación regasificadora que convierte el gas licuado, que recibe en barcos de todo el mundo, para luego llevarlo a los países vecinos por medio de tuberías.

Lituania no es el único país de Europa con infraestructura gasífera propia. España es el país que más instalaciones gasificadoras tiene en el continente, con un total de 7. Sin embargo, esta infraestructura no está conectada con el resto de Europa

En respuesta a este déficit de infraestructura, varios proyectos de construcción de instalaciones gasificadoras y gasoductos ya han sido iniciados en Europa. Tomará al menos todo el año 2023 para que algunas de estas infraestructuras inicien operaciones. Una vez que las fuentes alternativas de energía estén aseguradas, Putin se quedará sin cartas para jugar su perverso juego.

Al momento que escribo estas líneas, muchas cosas están sucediendo. Putin ha anunciado una movilización (realmente un reclutamiento obligatorio) de 300,000 reservistas para reforzar el ejército ruso. Esto ha provocado protestas en varias ciudades de Rusia y una estampida de jóvenes intentado salir del país para evitar ser reclutados forzosamente. Y como es costumbre, Putin volvió a emitir amenazas de uso de armas nucleares, Ante estas amenazas, afortunamente, Estados Unidos y la Unión Europea han respondido con una reafirmación del apoyo a Ucrania y un anuncio de más sanciones.

Los acontecimientos de los próximos meses, especialmente como Europa resiste el próximo invierno sin el gas ruso, serán claves para la resolución de esta difícil situación internacional. Lo que sí parece estar claro es que Putin se debilita rápidamente. También parece que Putin empieza a entender que debe terminar esta guerra lo más pronto posible, ya sea de una forma o de otra.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo [email protected], o [email protected].

Comentarios

comentarios.



Artículos de interés

Acerca de Redacción 26420 Artículos
El Mundo CR es un diario digital perteneciente a la Sociedad Periodística El Mundo S.R.L., con sede en San José, Costa Rica. Fundado en febrero de 2015.