La Universidad Nacional y el liderazgo que falta

» Por José Pablo Alfaro López - Representante Estudiantil ante el Consejo Académico de la UNA

La solicitud de renuncia para Alberto Salom, por parte de varios sectores de la comunidad universitaria, es una oportunidad de mejora y un mensaje para quien busque asumir la rectoría en un futuro. No solo significa un llamado de atención para la máxima autoridad de la universidad, sino que también les recuerda a quienes ocupen puestos de representación, que llegaron ahí por la comunidad a la que ahora critican y no escuchan.

La Universidad Nacional, en sus principios humanistas, requiere de líderes con empatía y diálogo. Los acontecimientos de la última semana demostraron que el rector no cuenta con estas capacidades, o que las guarda solo para un sector de la población universitaria. En el Consejo Académico, existe consciencia sobre esto, y es por ello que, en respeto a los principios que rigen la universidad, se solicita la renuncia de Don Alberto, pensando en el bien de la universidad y su oportunidad por propiciar un ambiente sano.

No podemos pensar en defender las Universidades Públicas con comentarios xenófobos y adultocentristas, y mucho menos cuando la persona que realiza estas declaraciones no tiene la disposición de disculparse; pensando que no ha hecho nada mal en la coyuntura actual. Las universidades se defienden con empatía, y aceptando los momentos en los cuales es necesario hacerse un lado y desentrabar el clima de tensión que existe.

Esto es solo una parte, de varias que deben atenderse con carácter de urgencia. Desde la Federación de Estudiantes de la UNA, ya se ha insistido en el tema de la mejora interna por medio de la campaña “La U que merecemos”, y aún en la última semana se publicaron un listado de demandas que tienen un mensaje claro: no es solo la renuncia de Salom, es mejorar y cambiar a lo interno de las universidades.

Es claro que debe existir mayor voluntad política y compromiso por parte de todos los sectores universitarios para mejorar. Pero esa es la vía correcta, aún más cuando la Asamblea Legislativa está dispuesta a debilitar a las universidades; nos toca ser el ejemplo de que los cambios se pueden dar por medio de la autocrítica. Esa es la apuesta para un futuro sostenible.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, fotocopia de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias