Últimas noticias

La niñez, mi bandera

» Por Patricia Villegas Álvarez - Diputada Partido Integración Nacional

El derecho a la vida es una realidad que germina por diversos caminos. Defiendo la vida desde la gestación. Ese es el primer paso para tener un destino.

La educación es un sendero que permite calidad para esa vida. La particularidad de la ilustración es que abre espacios para la movilidad social. Los principios y valores del ser humano se obtienen por medio de la cultura.

El ascenso en los escalones laborales, la mejora económica en la persona y el impulso social de la familia van de la mano con el aprendizaje.

Escuchar a un dirigente sindical que dice representar a los maestros, expresar que ningún niño se muere por falta de educación es un contrasentido. La muerte social es una realidad.  La falta de oportunidades es una de las razones, para que existan jóvenes costarricenses, que no disfrutan de una vida digna. La educación es la herramienta que cambia esos destinos. Es un instrumento esencial para construir vidas.

LEA:  Desinformación y “pseudo-vérité”, la plaga moderna

Debemos agregar que la salud si tiene que ver con la educación.

Tampoco comparto la opinión del sindicalista al decir que la salud no es motivo para la muerte de los niños y las niñas del país. La salud se alcanza por medio de una buena alimentación. La ciencia nos ha demostrado que la nutrición de los 0 a los 7 años es fundamental para el desarrollo cerebral. El progreso del estudiante va de la mano con la calidad de la alimentación que tenga durante su día.

La vida, los pequeños, la educación, la salud y la alimentación han hecho que en la corriente legislativa tengamos una iniciativa para que los comedores sostenidos con fondos estatales sean declarados como servicio público esencial.

LEA:  Educación e inclusión financiera: grandes desafíos para el país

Este proyecto de ley va más lejos.

No solo intenta proteger a la niñez.

Pretende alcanzar la salud y la vida de otros compatriotas. Los ciudadanos de la calle, los adultos mayores y otras poblaciones sensibles. Pero indudablemente los comedores escolares serán resguardados por esta ley.

Estos centros tienen una tarea titánica que cumplir frente a las necesidades sociales que enfrenta la familia costarricense.

Y, es ahí donde radica su importancia para la salud nacional, específicamente en la vida de los beneficiarios de la prestación.

Este servicio no puede ser suspendido por ningún motivo. Es evidente el beneficio que tiene la continuidad del servicio de comedores o, por el contrario, el perjuicio que podría acarrear la interrupción de esta asistencia para la inteligencia, la salud y a la vida de los costarricenses.

LEA:  Sinac invita a participar del II Concurso de fotografía en celebración del Día Mundial del Bosque y del Agua 

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, fotocopia de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.