Últimas noticias

La lectura en la era digital: Encendiendo la chispa entre los jóvenes

» Por Lic. Allan Ramírez - Periodista y comunicador social guatemalteco

En un mundo donde la tecnología nos ofrece un abanico interminable de distracciones y entretenimiento instantáneo, el hábito de la lectura, esa antigua y poderosa herramienta, lucha por mantener su lugar en la vida de los jóvenes. La era digital ha traído consigo innumerables beneficios, pero también ha planteado desafíos significativos para fomentar el amor por la lectura entre las nuevas generaciones.

El acto de sumergirse en las páginas de un libro, dejando que las palabras pinten mundos imaginarios, es una experiencia incomparable. Sin embargo, la omnipresencia de dispositivos electrónicos, redes sociales y contenido audiovisual instantáneo ha desviado la atención de los libros y la lectura en favor de estímulos más inmediatos y visuales.

LEA:  Aumentan los comentarios negativos en redes sociales contra Rodrigo Chaves y el Gobierno

La tecnología no es enemiga de la lectura, pero su constante presencia puede dificultar el cultivo de este hábito. Las pantallas ofrecen una amplia gama de información y entretenimiento, pero el placer pausado y reflexivo que proporciona un libro parece haber sido relegado a un segundo plano.

Los jóvenes, inmersos en un mundo digital desde temprana edad, enfrentan desafíos únicos para abrazar la lectura como una actividad placentera. La atención fragmentada y la gratificación instantánea pueden hacer que sentarse con un libro parezca una tarea abrumadora en comparación con la rápida sucesión de mensajes y videos.

Sin embargo, en medio de esta vorágine digital, persisten razones poderosas para fomentar el hábito de la lectura. Los libros no solo ofrecen conocimiento y expansión intelectual, sino también la oportunidad de escapar de la vorágine diaria y sumergirse en historias que inspiran, educan y conectan con realidades diferentes.

LEA:  Defensoría: País debe volver mirada ante participación de menores de edad y jóvenes en actividades criminales

¿Cómo podemos revitalizar el amor por la lectura entre los jóvenes en esta era digital? La respuesta no es eliminar la tecnología, sino encontrar un equilibrio entre ambos mundos. Es esencial educar sobre los beneficios de la lectura, fomentar entornos que faciliten el acceso a libros y promover el placer de descubrir mundos entre páginas.

Los padres, educadores y la sociedad en general tienen un papel fundamental en este proceso. Es necesario modelar y fomentar la lectura como una actividad gratificante y enriquecedora. Además, el desarrollo de contenido digital que combine tecnología y narrativas literarias puede ser un puente para acercar a los jóvenes a la lectura en el medio que les resulta más familiar.

LEA:  Desempleo y pobreza tierra fértil del narcotráfico

La lectura es un poderoso catalizador para el crecimiento personal, la empatía y el desarrollo del pensamiento crítico. No podemos permitir que se pierda en la vorágine de la era digital. Debemos trabajar juntos para cultivar un ambiente donde la lectura sea valorada y accesible, y donde las nuevas generaciones encuentren en los libros una ventana hacia la imaginación, el conocimiento y el placer de descubrir nuevas historias.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.