La inseguridad ciudadana es insostenible

La justicia no debería seguir siendo ciega. Desde la antigüedad siempre se nos ha insistido con el cuento de que la justicia es ciega.

La verdad es que en la actualidad y con tantos avances en todos los campos de las ciencias y las tecnologías, ya no se justifica que la justicia siga siendo ciega y, menos se justifica en un pequeñísimo país como Costa Rica, de escasísimos recursos económicos, en la que la mayoría de todos los dineros públicos se van en salarios y privilegios, pero no se resuelve nada.

Continúan las listas de espera sin fin en la CCSS y ahora compiten con las listas de casos sin resolver en el Poder Judicial.

No puede ser que todas las sanciones que hay que ejecutar para defender al Estado y por ende a sus habitantes, a todos los demás costarricenses, tarden años y años y hasta prescriben: la trocha, el cementazo, el caso cochinilla, el caso diamante, los privilegios de las convenciones colectivas del sector público, el combustible de los diputados y otros funcionarios públicos, las pensiones de lujo, el salario escolar, los pagos de más por errores en las planillas del ministerio de educación y otras instituciones, las,repúblicas independientes, los recursos ilimitados y sin fin para el FEES, etc, etc, etc..

La gran mayoría de los problemas de Costa Rica se resolverían muy fácilmente, si todas las auditorías internas, contralorías y demás instituciones de control del gasto público, por fin comprendieran que su trabajo es muy importante y necesario para nuestro país, porque de lo contrario, nunca van a alcanzar ni más impuestos ni más enorme deuda pública para cubrir tantas fallas en el control de los gastos.

También se prevendrían y se evitarían muchos otros problemas, si el TSE tuviera entre sus prioridades estar actualizando diariamente, todo lo relativo a mejorar nuestros procesos electorales: no más reelección de diputados ni de ningún funcionario público, no más candidatos con doble postulación para presidente y para diputado, disminuir la cantidad de diputados, establecer y exigir más y mejores requisitos a todos los candidatos y a todos los partidos, en fin. No podemos seguir con los mismos procesos electorales de hace 200 años.

También se prevendrían y se evitarían muchos otros problemas, si la Sala IV tuviera entre sus prioridades estar actualizando diariamente todo lo relativo a nuestra Constitución Política: la interpretación correcta y las mejoras necesarias a todas las leyes, de artículos como los relativos a las convenciones colectivas y al 8% del PIB para financiar a la educación pública por ejemplo.

Ya hace varios años se permitió la innecesaria reelección presidencial, así que, sí se puede modificar todo lo que sea necesario, para beneficio de nuestro país y en consecuencia, para beneficio de todos los costarricenses.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias