La Democracia según el PAC

Este ha sido un año desastroso como esperemos no veamos otro nunca jamás. Con la cercanía de enero llega la esperanza de dejar atrás este bingo de tragedias y la ansiedad de que el 2020 no se haya dejado lo “peor para el final”. Pero bueno como dicen: “los metales se templan al fuego” y la fragua en Costa Rica sigue incandescente. Muchos sacaron la casta, otros demostraron sus impurezas y otros demostraron no estar hechos de metal, sino del más barato y vulgar de los plásticos…

El sábado acabó la “mesa multisectorial de negociación” después de 11 reuniones (más una para ver cómo reunirse). El gobierno apeló con esta mesa a corregir las vergüenzas sufridas a diario, en lo que era una racha de desplantes, desaciertos y de peladas constantes que el más cáustico de los comediantes no sería capaz de escribir.

Después del colosal fracaso de la primera mesa de negociación donde los invitados pudieron comprender a tiempo la nefasta estrategia del Ejecutivo para salirse con las suyas cualquiera fueran los posibles acuerdos alcanzados… Carlos Alvarado se vio obligado una vez más ceder a la voluntad del pueblo y realizar una mesa de negociación como el pueblo y los sectores exigían. Y no como a él se le ocurriera.

Y entonces fue así como estas 12 reuniones empezaron a tomar forma. El ejecutivo hacía acto de presencia, aportaba el lugar, las mesas y las sillas mientras veía como los adultos responsables trataban de llegar a acuerdos en lo que definitivamente sería una labor titánica.

Y así cada viernes y sábado el poder ejecutivo subía en sus comunicados de prensa, fotografías del don Carlos Alvarado firmando los “acuerdos” alcanzados en la mesa de diálogo. Debo decir que las fotos parecían más la rendición de una toma de rehenes que eventos oficiales.

Alvarado solo, a distancia de los demás involucrados (embarrados). Firmando con el poder que le confirió el destino más que el pueblo. Poder que él ya no quiere y poder que tampoco le quiere a él. Luego enseñando la firma en señal de rendición, como pidiendo que por la muestra de sumisión se le perdonen los pecados y se le baje la pena quizás evitando los de fusiles con los que la memoria colectiva le apunta.

Lo que ha pasado este año con el poder ejecutivo ha sido un “Golpe al Estado” algo que solo la civileza y la idiosincrasia del tico pudo haber logrado. Ese minúsculo cambio de artículos “de por al” es lo que permitió la continuidad de un gobierno impopular, que corre en todas direcciones en desbandada y cuando le toca que hablar de números, economía y empleo cae de rodillas implorando a los dioses de la “inclusión, igualdad y género” por una salida mediática pero nunca matemática. Durante la mesa de diálogo el papel del presidente de la República pasó a ser el de la mano que sostiene el lapicero, que firma la voluntad del pueblo.

Y entonces, estas fotografías hacen que me pregunte ¿Cómo funciona la democracia del PAC?

Si cuando el pueblo establece su voluntad el gobierno parece estar firmado su rendición. Ese no es un gobierno democrático. La democracia es la voluntad del pueblo sea esta buena, mala, correcta, equivocada o inclusive criminal. Podríamos irnos en diatribas sobre los diálogos de Cicerón o los ensayos de Kafka sobre qué es “la ley.” O mejor aún la iluminación de Terry Pratchett sobre cómo no podríamos encontrar un solo átomo de justicia o de misericordia aún si moliéramos todo el universo en el más fino de los polvos.

Sin embargo, no hace falta retórica para entender como el PAC se alinea más a la ideología fanática que a la democracia. El pueblo se comporta como un organismo, los organismos reaccionan y cambian según el ambiente. Este gobierno sigue creyendo haber sido electo por la voluntad popular y parece inmune a la realidad de que fue la alternativa no la elección…

Apegarse a sus fueros, principios, convicciones y creencias generalmente son virtudes del individuo, pero no lo pueden ser de un Gobierno, (aunque apegarse a estas de manera fanática no es virtud es terquedad). El Estado se debe al pueblo, en proporciones iguales a quienes pudieran ser sus electores, como a quienes son sus detractores bajo concepto de que todos somos hermanos, hijos de una misma patria. El Ejecutivo debe de seguir la voluntad del pueblo. El poder Ejecutivo no es la democracia, son los encargados de administrarla. Un gobierno responsable firma y construye con una mano y con la otra le lleva el pulso al pueblo. No divide ni enajena, ni pone soluciones globales (préstamos) antes de la voluntad del pueblo.

El Ejecutivo se ha preocupado más de informar a nuestros prestamistas de cómo pagaremos préstamos que aún no hemos pedido, que de explicarle al pueblo como van a llegar a fin de mes.

Esto es claro cuando en la última mesa de diálogo el Ejecutivo y Hacienda nuevamente proponen un aumento en los impuestos. Esta vez en la canasta básica. Y una vez más rompiendo toda barrera impuesta sobre los niveles de estupidez posibles dice: “Que el fin del impuesto es DEVOLVERLO” Y juro que no puedo contener la risa pensando para qué quieren entonces cobrar un impuesto si lo van a devolver… ¿Siendo así las cosas no es mejor dejar esa plata dónde está? Y así se ahorran el tener que “devolverlo” con un sistema de Hacienda que funciona a punta de ábacos.

Los pobres por los que el PAC dice preocuparse tanto, estamos más preocupados por el Gobierno que tenemos que por la pobreza misma. La pobreza, aunque menos que ideal es mejor que la miseria y total ausencia de imaginación y creatividad.

El que por unos 3 meses fue llamado “El gobierno de la Unidad” logró unir a un país entero al canto de “no más impuestos”. Y por alguna razón después de 12 actos de rendición, con su último aire el gobierno pide más impuestos. Por 4 meses el PAC se niega fanáticamente a reducir el marchamo con las más viles estrategias y más estúpidos argumentos. Luego 12 horas después de hecha la reducción Elian Villegas sale diciendo que la “reducción no va a afectar realmente las finanzas del gobierno” Y entonces dónde quedaron los 4 meses de oposición, llanto, alarmas y hacernos perder el tiempo a todos.

Y así logré entender cómo funciona la democracia según el PAC

Para el PAC la democracia es un evento que sucede cada 4 años. No diferente a la llegada de un cometa o un eclipse total del sol. La democracia para PAC es una ocurrencia esporádica donde los dioses de la Oportunidad canalizados por el Shaman Ottón Solis que tiene 34 años de salarios millonarios y un desorden de facturas electorales, le permiten al pueblo ser salvado de sí mismo.

El PAC ve la democracia como la oportunidad de conseguir poder y luego blindar al pueblo y protegernos de nuestra propia voluntad con capa, tras capa, tras capa de la más servil, infame y corrupta burocracia. Marinada y decorada con sensacionalismo, es cuando su cobardía y falta de imaginación en los nobles ideales de igualdad, re adoctrinamiento, inclusividad y lo que sea que Netflix tenga en el menú ese mes…

La voluntad del pueblo es reducir el tamaño del tumor, de un estado que consume para crecer y luego absorbe para mantenerse. De anualidades exageradas, de plazas innecesarias de “convenciones colectivas” que ni son convenciones, ni son colectivas. De bonos salariales por tener hijos. Y la mejor de todas de “Bonos por no llegar tarde.”

Lo que más aterra al PAC no es no poder pagar los créditos. Es tener que reducir el tamaño del agujero negro que han construido. Este partido ha mostrado ser Keynesiano (con peste a Marxismo) con el mismo fanatismo y devoción con la que Fabricio Alvarado es cristiano. Y así Costa Rica cambió una edad medieval antigua, por una versión por suscripción y más “woke” del oscurantismo que solo el fanatismo puede dar.

La misión del PAC no es gobernar para el pueblo. Es proteger al pueblo de sí mismo. Para el PAC la democracia es peligrosa y por eso la sepulta hasta las próximas elecciones cuando los planetas vuelvan a alinearse y no quede de otra que entregar el poder. Y no queda de otra que seguir manteniendo este gobierno ademocrático en línea. Hasta que dentro de 2 años los planetas vuelvan a alinearse.

Y rezar a los dioses de la Oportunidad que el próximo Estado de la Nación. Tenga menos cifras récord de desempleo, manifestaciones, restricciones y malas ideas. Y que dentro de 2 años no queden los buitres que oliendo el olor a la carroña ya iniciaron campaña bajo la única promesa de no ser el PAC. Que, aunque tentadora y atractiva no refleja un solo número ni idea para salir de la crisis de 12 años pedir prestado.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias