Últimas noticias

La corrupción es una señal más de un pobre desempeño económico e institucional

» Por Christian Joneliukstis - Profesor Universitario MBA en Finanzas

El mundo no será destruido por aquellos que hacen el mal, sino por aquellos que observan y no hacen nada

Albert Einstein

La corrupción es el uso indebido de un cargo público en beneficio propio y en contra de los intereses de la comunidad. La corrupción es un círculo vicioso que debe ser roto para enfrentar el problema sin hipocresías y de forma definitiva.

El Foro Económico Mundial estima que la corrupción, en sus múltiples formas, tiene un costo anual para los países en desarrollo de aproximadamente $1.26 trillones de dólares. Esta cantidad equivale al producto interno bruto combinado de Suiza, Sudáfrica y Bélgica. Podría sacar de la pobreza a las 1.4 billones de personas que en el mundo viven con menos de $1.25 por día.

Causas de la corrupción. La corrupción es un fenómeno multicausal, y por lo tanto complejo en su naturaleza. Podemos mencionar algunas de sus causas más importantes: 1) La burocracia excesiva y las regulaciones poco razonables, son terreno fértil para la corrupción. Las empresas que deben dedicar mucho tiempo al cumplimiento de las regulaciones, inspecciones y licencias gubernamentales tienden a ser más propensas a pagar sobornos. 2) Las restricciones al comercio y los altos aranceles de importación incentivan el contrabando y por ende todo tipo de actividades que conducen a actos de corrupción. 3) La percepción de que el sistema judicial es lento y poco eficiente para sancionar la corrupción, hace que algunas personas crean que el riesgo de ser atrapados en el acto y procesados de acuerdo a la ley, es relativamente bajo. 4) La prevalencia de bajos salarios, y la estrechez económica de las personas, es sin lugar a dudas una causa importante. 5) La centralización de responsabilidades en el gobierno central versus la descentralización en favor de los gobiernos locales aumenta las oportunidades de corrupción.

La situación de Costa Rica con relación a las causas de la corrupción, aquí citadas, creo que es bastante evidente. Por esta razón, dejo que el lector haga su propio juicio de valor al respecto.

Consecuencias de la corrupción. Así como las causas de la corrupción son múltiples, también lo son sus muy negativas consecuencias. Las más importantes son: 1) Genera frustración y la pérdida de confianza de la ciudadanía en las instituciones. 2) Existe suficiente evidencia para afirmar que la corrupción retrasa y obstaculiza el crecimiento económico. En el siguiente gráfico se muestra la relación entre la corrupción percibida y el ingreso per cápita de un grupo seleccionado de países, donde se puede ver con bastante claridad que a mayor corrupción menor ingreso per cápita y a menor corrupción mayor ingreso per cápita.

LEA:  Porque debe existir un sistema específico de control en el sector público

Venezuela está en el extremo inferior del gráfico, con una de las calificaciones más bajas del mundo con respecto a la corrupción, lo que quiere decir que la corrupción es muy alta. No es una sorpresa que, en estas circunstancias, Venezuela tenga un ingreso per cápita de apenas unos $2,000 por año. Venezuela es un país en donde la corrupción se institucionalizó al estar presente en todas las actividades y se volvió parte de la vida cotidiana de la población. Esta omnipresencia de la corrupción ha destruido la economía, a pesar de ser Venezuela es uno de los países más ricos del mundo en recursos naturales, sin mencionar las enormes reservas de petróleo que posee. El nivel de pobreza es enorme (73%) y la inflación es astronómicamente alta (2,959%). Así también, el desempleo abierto es altísimo (58%). Venezuela es un caso extremo de niveles de corrupción descontrolados y es el ejemplo que todos los países deben evitar, sin lugar a ninguna duda. 3) El volumen del gasto público aumenta y la asignación de recursos se distorsiona en contra de los oferentes más competentes, eficientes e innovadores, y a favor de los que tienen más conexiones y dinero para pagar los sobornos. Esta distorsión también hace que se omitan criterios de calidad en la selección de los materiales que se utilizan en las obras. Un claro ejemplo es el desplome de la línea 12 del metro de la Ciudad de México, en donde se presume se usaron materiales fuera de especificaciones. Este desplome costó la vida a 26 personas e hirió de gravedad a cerca de 80 personas. 4) Reduce la inversión privada ya que la corrupción aumenta la incertidumbre, siendo la corrupción percibida como un impuesto oculto y ambiguo. 5) La corrupción crea monopolios, oligopolios y duopolios. El ejemplo más cercano que tenemos es como en el mercado de la construcción de obra pública en Costa Rica, la corrupción creó el duopolio de Meco y HSolis.

A la actual crisis de la caída del gobierno en manos de los extremistas talibanes en Afganistán. se le ha atribuido como causa principal la corrupción generalizada dentro de la policía, el ejército y los funcionarios públicos de ese país.

LEA:  Se conmemoran 167 años de la Batalla de Rivas

Formas de enfrentar la corrupción. 1) Se considera que la alta participación y el involucramiento de los ciudadanos es un factor determinante en el hecho de que Suiza sea uno de los países con menor corrupción en el mundo. Es el mejor ejemplo de involucramiento ciudadano, en donde se vota por ley hasta cuatro veces al año (marzo, junio, septiembre y noviembre). Esto les permite a los ciudadanos decidir sobre los asuntos importantes, convirtiendo a Suiza en una verdadera democracia directa. Los procesos para convocar a un referéndum vinculante son seguros, ágiles y sencillos. 2) La burocracia y la tramitomanía deben ser reducidas drásticamente ya que son terreno fértil para la corrupción. 3) La tecnología y un verdadero gobierno digital juegan un factor determinante para permitir realizar, de forma virtual, rápida y sencilla, cualquier gestión ante cualquier institución pública. Esto hace al sector público cada vez más transparente y eficiente. 4) El sistema judicial debe procesar a los infractores, en un plazo razonable y de la forma que manda la ley. Si esto no es así, habrá quienes perciban que el riesgo de cometer un delito es bajo, teniendo la ley un efecto poco efectivo como disuasor. 5) Desconcentrar algunas de las grandes decisiones de construcción de obra pública del gobierno central hacia  los gobiernos locales.

LEA:  China rescata a Argentina en pago al FMI con intercambio monetario

En realidad la corrupción no es el único gran enemigo del bienestar ciudadano. También lo son la negligencia y la incompetencia. A estos tres grandes males, le podríamos llamar la Trilogía Diabólica. En el periódico La Nación, el 11 de noviembre de 2020, el periodista Armando Mayorga, publicó un artículo titulado “Buenos días: Paraíso de Fiascos”, donde menciona una serie de ineficiencias en obras de infraestructura que resultan insólitas no solo por la evidente negligencia, sino también por las elevadísimas pérdidas para el país. Además, muy pocos o, casi ninguno de los responsables de estos costosos “errores” fueron sancionados según lo que estipula la ley.

La conclusión más contundente y definitiva sobre la corrupción es la formulada por el Christensen Institute, después de estudiar el tema durante mucho tiempo: “Los países pobres no deben intentar eliminar la corrupción para ser prósperos, más bien deben volverse prósperos para eliminar la corrupción”. En Costa Rica debemos concentrar todos nuestros esfuerzos para lograr, sin más aplazamientos, el trascendental y urgente objetivo de la prosperidad.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.