ESENCIA - COLUMNA DE OPINIÓN

¡Incongruente e irónico!, ¿defender el aborto estando con vida?

Recientemente leímos que la relatora especial de la ONU sobre el derecho a la salud, la sudafricana Tlaleng Mofokeng, visitó nuestro país y “tuvo el tupé” de manifestar su preocupación, haciendo un llamado a la despenalización del aborto en nuestro país.

La nota publicada en el medio digital elmundo.cr del recién pasado 31 de julio 2023, en unas de sus líneas se lee: “Lamentando que el aborto estuviera penalizado en Costa Rica, la relatora especial dijo que estas restricciones legales no estaban en línea con las normas internacionales de derechos humanos y los protocolos clínicos. “Deben ser enmendadas para despenalizar el aborto”, dijo Mofokeng”.

No es necesario ser demasiado elocuente y sabio para interpretar lo anterior como un irrespeto o un atropello a la soberanía de Costa Rica. Nuestro terruño es y será fiel a su espíritu de defensa y respeto a la vida. Relativizar el valor de este bello regalo, es ir en contra del poder y el orden establecido por Dios.

La RAE define embrión así: “En los seres vivos de reproducción sexual, óvulo fecundado en las primeras etapas de su desarrollo”. Y el verbo asesinar: “Matar a alguien con alevosía, ensañamiento o por una recompensa”.

El artículo 21 de nuestra Constitución Política reza: “La vida humana es inviolable”. Recordemos, en nuestra pirámide legal los Tratados Internacionales son más que las Leyes, pero menos que la Constitución Política. Referente a este tema de la relatora; sugiero dirigirse a un vídeo hecho viral del Dr. Fernando Zamora Castellanos.

Hay mucha información documental, al amparo de la legalidad, que sustenta la racional y valiente decisión histórica de la mayoría de los ciudadanos que residen en Costa Rica para decir NO al aborto. Los casos excepcionales de salud (violaciones, intoxicaciones, etc.) que conllevan a un aborto terapéutico o accidental, es otro tema.

Adicionamos a la presente nota, nuestro comentario alusivo a la homilía del pasado miércoles 2 de agosto en la provincia de Cartago, en el marco de la celebración católica de los 388 años de la Aparición de la Virgen de los Ángeles.

El mensaje (muy equilibrado y prudente) del Obispo de San Isidro del General, Juan Miguel Castro Rojas, presentó un escenario ya conocido por el ciudadano. Detalló los tristes flagelos que aquejan no solo a Costa Rica sino al orbe en general.

Monseñor Castro en tres de los párrafos mencionó:  “… pues nuestra realidad nacional, e incluso internacional, carece de la escucha fiel de la voluntad de Dios: el mundo se debate entre la guerra y la paz, la injusticia y la justicia, la verdad y la mentira, el odio y el amor, el placer desordenado y el amor verdadero, lo banal y lo fundamental: niños agredidos por sus propios padres, ancianos abandonados por sus propios hijos, familias viviendo en condiciones infrahumanas mientras que otras en la opulencia gracias al narcotráfico y el blanqueado de capitales en perjuicio de la dignidad humana y el respeto a las leyes de la república. En este sentido, exhortamos a las autoridades civiles propiciar políticas estatales a favor de la seguridad social de los costarricenses para vivir en armonía los unos con los otros”.

El ataque frontal para desterrar todo lo contrario al respeto del individuo y la familia, lo plasmó así: “No es que Dios nos ha abandonado ni la madre de Jesús ha dejado de interceder por nosotros, sino que nosotros lo hemos abandonado, hemos cambiado su rostro por otros rostros de dioses falsos como la opulencia, la injusticia, la desobediencia, el poder para manipular las conciencias de nuestros niños, adolescentes y jóvenes con ideologías nefastas que promueven el libertinaje y el desorden social en perjuicio de la familia y la institucionalidad del Estado de derecho de nuestra República y cuyo origen está en la ausencia de Dios en la vida familiar y social de este país, por ejemplo, preferimos gastar dinero en campañas a favor de la anticoncepción en lugar de promover una sana convivencia afectiva y reproductiva, promover leyes defensoras de los derechos de los niños y adolescentes sin considerar sus deberes familiares y cívicos de manera equitativa. Signos reveladores que estamos alejándonos cada vez más de nuestro Dios”.

Como era de esperar, las interpretaciones de las palabras dichas por el señor Obispo, se interpretaron en algunos medios como un llamado de atención al gobierno. Respetuosamente lo escuché y lo leí en su totalidad, hay un clamor contundente a la unidad nacional y al respeto absoluto para las autoridades vigentes y establecidas. En el último párrafo externó: “Amados hermanos, hemos recorrido un camino de meditación; hemos meditado en la palabra de Dios y reflexionado, desde nuestra realidad nacional e internacional, sobre situaciones que debemos mejorar según la vocación y misión de cada uno de nosotros. El que tiene la autoridad, que actúe según su autoridad, quien toma las decisiones que lo haga con veracidad y honestidad y que todos nosotros busquemos siempre el bienestar de la Nación bajo el límpido azul de su cielo y con el patronato santo de Nuestra Señora de los Ángeles. Amén”. En la página oficial de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, encontraran la homilía completa.

Insistimos, ¡mucho cuidado!, nuestro país está inmerso en una férrea lucha entre grupos de poder. La población está siendo “zarandeada” con un constante “flujo” de información dónde (a muchos), distinguir la simiente de la certidumbre y la franqueza es un reto enorme.

Nos preparamos para la recta final previo a la elección Municipal 2024. En los 6 meses restantes veremos muchas sorpresas y prematuros rasgos de la próxima elección presidencial. ¿Estamos ante el nacimiento un posible escenario político con dos grandes bandos? ¿El grueso de votantes que respaldaron al actual mandatario está ya divido en tres? De lo anterior, y más hablaremos la próxima semana, Dios primero. 

_________________

Sobre el autor:

El autor es Licenciado en Relaciones Internacionales. Asesor Legislativo, analista político internacional. Además elabora procesos de capacitación política, desarrollo comunal y administración. maumazu208@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias