Últimas noticias

Hablando de Servicios Esenciales

» Por Ronny Monge Salas - Exdiputado de la República

Desde que tengo memoria recuerdo haber acompañado a mí padre qdDg a las elecciones del Secretario General de la ANEP, casi podría decir que nací en una familia de sindicalistas, sobre todo por la influencia de mí tío abuelo el expresidente Monge. En esos años veía el sindicalismo con otros ojos, un sindicalismo que daba luchas por lograr conquistas sociales, que empezaban a gestar una clase media fuerte y vigorosa, con luchas como las que se dieron por el aguinaldo, y muchos años antes por las conquistas sociales.

Ya han pasado muchos años desde entonces y el idealismo del sindicalismo ha empezado a envejecer al igual que yo, creo que yo al menos no tanto, la visión se ha perdido y dar palos de ciego, hoy ha dejado de ser ese movimiento social de cual muchos participaron, para ser una institucionalidad que lejos de buscar conquistas sociales, defiende privilegios, y para muy pocos.

LEA:  Gobierno recibe fuerte apoyo de costarricenses por su labor en ambiente, educación e infraestructura vial

El sindicalismo se olvidó del país y ahora se ha convertido en un feudo, capaz de hacer lo que sea para que no se les toque, ya aquí no importa el futuro del país, lo único importante es que no se pueda cambiar nada de lo que ya se tiene, así el país se vaya por un despeñadero.

Lo más reciente y lo que más me entristece es ver cómo celebran la declaratoria de la legalidad de la huelga del Poder Judicial y del Ministerio de Educación, aclaro no es que no crea en las huelgas es un derecho internacionalmente consolidado, lo que no creo es que la legalidad se base en que la administración de la Justicia y la Educación no sean consideradas servicios esenciales.

LEA:  La moda y las tecnologías nos cambian

Cuando leo estás resoluciones entiendo porque nuestros procesos judiciales duran diez o más años, claro para quienes aplican el derecho la justicia no es esencial, podemos esperar toda la vida.

Igualmente, triste es pensar que la Educación de nuestros hijos no es un servicio Esencial, si la Justicia y la Educación no son servicios esenciales del Estado, entonces ¿cuáles lo son?

¿Y si finalmente no son servicios esenciales, porqué nos toca a todos los costarricenses financiarlos? Después de esta resolución podríamos decir que la justicia debería ser pagada por quienes asisten a dirimir conflictos en los tribunales de justicia, como pasa en algunas materias en Suiza. Si la administración de la justicia no es esencial, porque sigue siendo costeada en el presupuesto del estado costarricense.

LEA:  Abolición del Ejército, Ciudad Gobierno y “debate” referente a Seguridad

No deseo ni pensar que pasaría si hago este símil con la Educación.

Es hora de que este país se levante y empiece de nuevo al menos a gatear, y requiere de un esfuerzo y sacrificio de todos y todas ojalá no olvidemos que vivimos acá y el futuro que tenga la patria sin duda será el futuro de la mayoría de los nuestros.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, fotocopia de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.