Es tiempo de Unidad en Costa Rica

david-rodriguezCosta Rica es un país lleno de frustración tanto a nivel económico, como a nivel político y  a nivel social. Somos un país con una economía que crece a tasas poco competitivas, con un costo de vida demasiado alto, con pocas oportunidades laborales y que además está sumergido en una ola de inseguridad ciudadana.

A cualquiera remotamente vinculado a la política normalmente se nos ve con reojo cuando hablamos de que los mejores años de Costa Rica aún podrían estar por venir, y no es para menos, al electorado se le vendió una ruta de la alegría que está culminando en liberación de privados de libertad, alta criminalidad, amenazas de más  impuestos, pobreza permanente, ridículos internacionales y ‘‘secretos de Estado’’ para esconder actos bochornosos de parte de quienes dicen representar a nuestro país en las más altas esferas internacionales.

Es por esa razón que junto a un gran grupo de jóvenes valiosos, hace algunos meses decidí ‘‘apostar’’ por un proyecto país que consideré incluye a cualquier costarricense de bien: no solo lo que actualmente es el Partido Unidad Social Cristiana sino lo que estoy seguro llegará a ser.

Y es que para muestra un botón: el trabajo de la fracción legislativa ha sido encomiable. Sea con los recortes a las pensiones de lujo, sea en materia de seguridad, sea en la oposición del paquete de impuestos que busca el Ejecutivo, sea en su apoyo a la oposición venezolana, etc. La realidad es que la fracción ha demostrado estar más en son con el sentir popular y con la dirección que propios y extraños creemos debe dirigir el venir de Costa Rica.

Y es que no es para menos, vean la palestra presidencial que hoy presenta el PUSC: por un lado tenemos a alguien que sí hizo funcionar al hoy desastroso INCOFER y que es la representación viva de cómo debe actuar un funcionario público. Por otro lado tenemos al mejor presidente del Poder Legislativo que yo recuerde y que además logró uno de los mejores años que se la he visto a la oposición aprobando medidas históricamente positivas. De igual manera tenemos a un Secretario General que culminó con acierto, de la mano del Comité Ejecutivo, un Congreso Ideológico exitoso que dejó a todas luces claro que lo que defiende el PUSC en Cuesta de Moras y lo que defendería eventualmente en Zapote no es solo el sentir de una eventual cúpula sino también el sentir de las bases y las comunidades en todo Costa Rica.

Por esta razón hoy quiero anteponerme a los ataques que vendrán a diestra y siniestra para criticar al PUSC, y decirle a todo costarricense que hoy lee estas palabras que el PUSC es un partido grande pero que el Partido Unidad Social Cristiana que viene será enorme y gran favor le haría al país con ayudarnos a construirlo desde ya. Perdamos esa mala mañana de esperarnos a octubre del año preelectoral para ver si una propuesta país nos parece o no; mejor pongámonos a trabajar en ella desde ayer.

El autor es expresidente de la Juventud del Movimiento Libertario y recientemente dio su adhesión al Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias