Emprendiendo con valor: Ikigai

Hace 9 años, pase por una de las situaciones más complejas de mi vida, pero viéndolas desde otra óptica la mejor que me enseñó a darle valor a mi vida cuando las cosas se ponen difíciles, cuando mi hijo nació económicamente no estaba bien, tenía varios títulos pero ellos no me daban de comer y tome la decisión de emprender, si muchos decían un master, ingeniero y licenciado tocando puertas y vendiendo pan casero, con mucha honra de esa manera llevaba leche y pañales para mi hijo, habían días difíciles que quería llorar, pero gracias a eso conocí muchas personas que me enseñaron a conocer el concepto de Ikigai. Inicialmente, como la historia de un pequeño pueblo al norte de Okinawa (Ogimi) en Japón, el cual tenía la población más longeva del mundo, la cual no solo seguía hábitos saludables y una estructura social participativa, sino que mencionaban una filosofía que les permitía encontrar el sentido de la vida, aquello por lo cual motivarse cada mañana al levantarse, aquello que nos hace felices: Ikigai.

Sé que la primera impresión de esto suena como a cuento de hadas, pero al profundizar en esta filosofía, se puede descubrir gran sabiduría, aplicable a todas las esferas de nuestra vida. Por eso te pregunto: ¿Qué te hace feliz cuando te levantas cada mañana?

Hace unos días vi la serie de Netflix de las zonas azules donde Costa Rica tiene una zona azul y resalta que como ticos tenemos claro nuestro proyecto de vida, pero conversando con varios amigos(as) muchos aún no saben que van hacer cuando dejen de trabajar, por eso la combinación de IKIGAI y EMPRENDIENTO es la clave para darnos esa felicidad y motivación que necesitamos cada mañana, dándonos un visión con un estilo de vida saludable, como la visualización y concreción de los objetivos personales, profesionales y sociales.

A estas alturas te debes estar preguntando ¿Qué tiene que ver esta filosofía oriental de Ikigai con emprendimiento empresarial? La respuesta más corta es decir que todo.

Si estás leyendo este artículo, quizá te hayas preguntado en algún momento de tu vida sobre emprender tu propio negocio, realizar tus metas personales y mejorar tu calidad de vida. Si es así, ya somos dos. En mi caso personal, he sido un buscador de respuestas por eso mi investigación Doctoral la enfoque a lo que es emprender dándole un nombre SPIN OFF, también me visualizo dando charlas por el mundo ayudando a emprendedores, empresarios y Universidades compartiendo mis experiencias y yo aprendiendo de ellos. En el campo de la academia desde la universidad donde imparto clases transmito mi conocimiento desde una filosofía y cultura emprendedora esto me ayuda a mantener un equilibrio en mi vida y en ayudar a las futuras generaciones a darle valor a sus ideas y motivarles que todo es posible con la motivación correcta.

En algunas ocasiones solo brota la idea de un negocio y no nos detenemos a observar si es algo que vale la pena para nuestras vidas. Más allá de las perspectivas financieras. Si va a ser algo en lo cual nos podamos sentir plenos, en muchas de mis charlas lo repito si vas a ver tu emprendimiento como un trabajo, mejor sigue donde estas, pero si tu emprendimiento te inspira, motiva y te ayuda a sacar la mejor versión de ti, ahí es donde tienes que concentrar tu energía y veras como todo poco a poco dará frutos.

La palabra IKIGAI se compone de iki, que significa «estar vivo», y gai, que significa «lo que vale la pena y tiene valor». Traducido literalmente sería «aquello por lo que vale la pena vivir».

El Ikigai, en una mirada muy rápida, nos muestra aquello que nos gusta hacer, aquello que se nos da bien hacer, aquello que el mundo necesita de cada uno de nosotros y aquello por lo cual nos pueden pagar. Estableciendo así cuatro grandes campos de acción: pasión, misión, vocación y profesión.

El Ikigai se contempla como el espíritu dinámico que va cambiando en el tiempo de acuerdo a nuestras experiencias y prioridades de vida. Contempla el pasado como un repositorio de lecciones del cual podemos alimentarnos, el presente como un estado de plenitud y el futuro como la meta a la cual queremos llegar a través de nuestra pasión.

Creo que ya es un poco más claro el potencial de descubrir nuestro Ikigai y emprendimiento, espero que este articulo llegue a tu vida y te permita despertar ese sueño que pospusiste o sigues procrastinando, nunca es tarde para emprender y hacer esos sueños realidad.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias