El problema de Haití en que se parece a Costa Rica

Lo que nos dice la prensa de que las bandas criminales tomaron Haití que la población sufre hambre, violencia generalizada y desplazamientos eso es cierto; pero no es toda la verdad de lo que pasa en la isla caribeña. El problema es más complejo y debemos mirar mucho más atrás. Según Jake Johnston, un economista y escritor que trabaja investigando sobre Haití para el Center for Economic and Policy Research en Washington D.C. Él afirma que la complicada situación de Haití es la consecuencia de un cúmulo de intervenciones militares y de ayuda humanitaria fallidas. Las políticas puestas en marcha por actores extranjeros como EE.UU. y las Naciones Unidas, con la ayuda de una elite local, desplazaron al Estado haitiano, dejando al país en una continua inestabilidad. Ahora se habla de que es un Estado fallido; pero podemos cambiar a que Haití es un Estado dependiente de ayuda. Es un concepto que no solo involucra al país en su crisis actual, sino también a la política exterior de EE.UU., al colonialismo francés, las Naciones Unidas y la larga historia de intervenciones internacionales que ha sufrido desde su fundación. El estado ha fallado, pero ¿por qué? Para difundir la creencia de que el país es un estado fallido, término generalmente usado para justificar una creencia, que tiene raíces históricas, de que Haití no se puede gobernar a sí mismo. Las políticas internacionales y los gobernantes de Haití nunca han tomado en cuenta al pueblo y sus soluciones. Los servicios públicos en Haití son controlados por actores privados. Ya sea organizaciones sin fines de lucro, iglesias, bancos de desarrollo y el sector privado, pero no el Estado. La mayoría de esos servicios son representados por capital de los Estados Unidos. Por eso el estado no está realmente presente en la vida del pueblo. Los ciudadanos pueden hacer que su gobierno rinda cuentas, pero no pueden hacer que las organizaciones internacionales rindan cuentas, ellas lo hacen a otras personas, no a la gente haitiana. Hasta la democracia en sí y el proceso electoral en Haití han sido financiadas, diseñadas y finalmente legitimadas por actores externos. ¿Pero qué es la elite haitiana? Es una minoría oligárquica, extremadamente pequeña, muchos de los cuales tienen negocios en EE.UU. y están conectados a la economía global y las cadenas de suministros de EE.UU. Tenemos que preguntarnos. Ante la situación actual, con el estado en el que se encuentra su economía, ¿creemos que es posible que salga adelante sin ayuda humanitaria internacional? Si será posible en la medida que las ayudas alimentarias y de otro tipo se canalicen a través de organizaciones de Haití, que por cierto hay unas muy buenas. Pero el apoyo de actores externos ha tenido el efecto de minar los esfuerzos de las organizaciones locales. Las ayudas provenientes de Estados Unidos no quieren dar las ayudas a Las organizaciones de Haití alegando que hay corrupción; pero en realidad lo que quieren es dar las ayudas a las organizaciones que controlan la economía de Haití.

Ya hay periodistas y personas que dicen que Costa Rica va hacia un estado de dependencia, Pero preguntémonos ¿ya somos un estado de dependencia o no? Hay muchos indicios que si 1-La agricultura y ganadería está controlada por unos pocos empresarios que podemos compararlos con la elite haitiana 2-Somos un país dependiente de lo que nos digan las organizaciones internacionales. 3- Al igual que en Haití, los agricultores van a desaparecer y es que ya los vimos en el pasado como no se sembró más sorgo, más recientemente el arroz va a desaparecer y desaparecerán los paperos si se firma la Alianza del Pacífico y finalmente importamos maíz y soya pudiendo sembrarla acá. ¿Quiénes se benefician? Por supuesto la elite del poder económico con la complicidad del estado. 4-El control de las bandas asociadas al narcotráfico cada día va en aumento; con números de homicidios muy similares a Haití y México ¿Nos vamos pareciendo a Haití? O es pura casualidad. Costarricenses estamos advertidos.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias