El poder legislativo puede contribuir al desarrollo sostenible de la pesca y la acuicultura

La pesca y la acuicultura en América Latina y el Caribe, con la producción de más de 13 millones de toneladas de productos, generan más de 2.4 millones de empleos directos y proporcionan la base de la alimentación de miles de familias de comunidades rurales costeras y a lo largo de cuencas hidrográficas.

La importancia social de estos sectores, sin embrago, no se refleja en su justa dimensión en la institucionalidad que la rige; así, en la mayoría de los países de nuestra región, la jerarquía institucional pesquera y acuícola se ha mantenido en segundo (Viceministerios, Subsecretarías o Comisiones Nacionales) o tercer nivel (Direcciones Generales, Departamentos o Institutos desconcentrados) lo que resulta, en la mayoría de los casos, en una débil presencia sectorial en la agenda política para el desarrollo nacional y, consecuentemente, menor acceso a recursos para el aprovechamiento del potencial sectorial en beneficio de la población.

En contraste, en el marco del poder legislativo, la reciente creación de Comisiones específicas de Pesca y Acuacultura en los Congresos o Asambleas de los países, refleja la creciente relevancia que las legislaturas otorgan al capital pesquero y acuícola nacional, para beneficio de su sociedad. La labor legislativa es esencial no solo en la creación de leyes sectoriales y marcos de medidas regulatorias que garantizan la sostenibilidad de los recursos, sino en apoyo al Ejecutivo a través de asignación presupuestal específica y de diversas acciones coordinadas de política pública para el desarrollo sostenible del sector.

Es así que, reconociendo la necesidad de articular esfuerzos entre los dos ámbitos, la FAO en América Latina y el Caribe impulsó la creación del Foro de Parlamentarios de la Pesca y la Acuacultura de América Latina y el Caribe. Este mecanismo tiene como esencia el impulso de acciones legislativas para incrementar la contribución de estos sectores a la seguridad alimentaria y nutricional, el alivio a la pobreza, el fortalecimiento de las economías nacionales y la sostenibilidad de  sus recursos pesqueros y acuícolas.

El Foro fue creado en 2014, en la Ciudad de México y una segunda edición tuvo lugar en Brasilia, Brasil, en 2015. Este año, República Dominicana es el país anfitrión, donde se tratará un importante portafolio de temas orientados a la inclusión del pescado en la alimentación escolar; la inclusión de pescadores artesanales y acuicultores de recursos limitados en los sistemas de protección social; la seguridad ocupacional de los pescadores que emplean el buceo y el fortalecimiento de la resiliencia de las comunidades ribereñas a los efectos negativos del cambio climático. Este encuentro fortalecerá los avances realizados y permitirá analizar acciones legislativas concretas para impulsar la pesca y la acuicultura en América Latina y el Caribe.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias