“¿El domicilio fijo y la firma?”

Por Luigi Rebecchi Pannelli

“Tener un domicilio fijo y firmar cada quince días en un juzgado”; es una medida cautelar que muchos jueces aplican, tal vez suponiendo que “el domicilio fijo” tiene barrotes en las puertas y en las ventanas de toda la casa que desde luego; impiden la fuga del sospechoso o, en su defecto se atienen y colaboran en mermar el hacinamiento de las cárceles.

La madre, la abuela y el tío quienes; torturaron y dejaron hambrienta, respectivamente a la hija, la nieta y la sobrina, una niña; de apenas cuatro añitos, pese a la confesión de la misma infante en contra de sus parientes, los “presuntos” torturadores andan sueltos hasta nueva orden.

Preguntamos; en línea general, si “un domicilio fijo” y una pinche firma pueden amparar a unos delincuentes tales como los mencionados en este comentario. Sic.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias