ESENCIA - COLUMNA DE OPINIÓN

El 2026 y el nuevo inquilino en Casa Presidencial

El escrutinio del 2022, plasmó en las urnas la apatía y el NO rotundo a los partidos tradicionales. La más triste realidad que afrontan partidos políticos como el PLN y el PUSC, es que sus militantes no parecen mantener la fidelidad de años atrás.

Nuestro escenario político presente, establece que la militancia política es un desconocido en los procesos electorales costarricenses. Así es, el próximo presidente de la Republica será electo no por el partido que represente, sino por la cualidades y virtudes del candidato ideal.

Leyendo a varios autores y revisando algunos artículos en la web, podríamos mencionar que el siguiente inquilino en Zapote, al menos debe cumplir con los siguientes requisitos: “Debe ser inteligente, trabajar en equipo, ser transparente, ser valiente, ser flexible, más que muchas preparaciones académicas deben tener voluntad y conocimientos generales, tener pensamiento estratégico, debe de corazón querer cambiar el país, no mentir y por supuesto tener buena comunicación”.

Pregunto, ¿a quién vislumbra usted como próximo presidente que cumpla los requisitos anteriores? ¿Ve algunos de ellos reflejados en el actual mandatario Chaves Robles?

Es contundente la realidad nacional, “el votante costarricense NO esperará la renovación de los partidos tradicionales, aguarda con ansias que sus próximos gobernantes NO cometan los errores que causaron la decepción y la apatía que inunda al electorado actual”.

Ante esta evidente existencia, ¿a quiénes vislumbran ustedes estimados lectores, liderando al PLN y al PUSC en las elecciones presidenciales del 2026? ¿Podrán albergar alguna esperanza, las estructuras actuales de esas organizaciones políticas, de obtener un “remozamiento” de sus liderazgos?

El nacimiento de algunos partidos políticos ha generado bastante expectativa en el ciudadano costarricense. No cabe duda que el Partido Aquí Costa Rica Manda, Partido Pueblo Soberano y por supuesto el actual partido en el poder, PPSD serán los llamados a manifestar su fortaleza en el proceso electoral venidero.

Después de las publicaciones en este espacio post elecciones municipales, he recibido a mi correo electrónico muchos comentarios de ustedes, haciendo referencia a posibles protagonistas como candidatos presidenciales para febrero del 2026. Me llama poderosamente la atención la cantidad de menciones para el actual ministro de transportes Luis Amador y de la ministra de planificación Laura Fernández Delgado. ¿Empezará con la letra L el nombre del heredero(a) del Rodriguismo? Nuevamente consulto: ¿cuál agrupación política les albergará? Para respuestas el tiempo.

El sistema electoral costarricense, es una herramienta fundamental para fortalecer la democracia representativa que siempre nos ha caracterizado. Sin embargo, el fantasma que amenaza con crecer, ¨el abstencionismo¨, pareciera consolidar su protagonismo en nuestros comicios.

También es justo mencionar que, en las opiniones recibidas, destacan los nombres por los cuales definitivamente NO votarían. Aquí el primer lugar lo ostenta el expresidente José María Figueres Olsen. Otros nombres que se mencionan son Antonio Álvarez Desanti y José María Villalta. Muchos de ustedes expresaron que no volvería a votar por el PAC, y en caso de pensar en reelegir a un exmandatario, la mayoría se inclina por el actual gobernante.

La expectativa que genera el “sustituto presidencial”, se fundamenta en la posibilidad de “volver a pasar factura” al tradicionalismo político. Por lo anterior, definitivamente, hay que considerar que, en caso de mantener cifras positivas la gestión de la actual administración Chaves Robles, el respaldo de un amplio sector del electorado será para el “descendiente con rasgos rodriguistas”.

En otro orden de temas, hay que contemplar que la NO aceptación por la mayoría de los electores del sistema de “voto electrónico”, es un punto fundamental para ser considerado. Este sistema de votación genera mucha desconfianza y por ende el respaldo es mínimo. Este servidor insiste: esta herramienta no debe ser utilizada para nuestros procesos electorales. Prefiero la marca manual en papeleta impresa.

También es de suma importancia brindar el seguimiento adecuado al proyecto de ley impulsado por el diputado del PUSC, Alejandro Pacheco Castro entorno a unificar las elecciones presidenciales con las municipales. Esto generaría mucho ahorro al país, y establecería un punto de inicio para “atacar el abstencionismo”. Lamentablemente el TSE desaprueba esta iniciativa legislativa.

El pueblo costarricense está más que expectante al “menú” que presentarán los partidos políticos para el 2026. Para muchos es muy temprano para analizar opciones. Lo cierto es que, con la constante y actual forma de valorar el trabajo del gobierno, se ha impregnado en muchísimos ciudadanos la sana costumbre de brindar seguimiento a la gestión gubernamental. Hoy más que nunca las conferencias de prensa y rendición de cuentas establecidas por la administración Chaves Robles, ha calado profundamente en el ciudadano. ¿Cómo se vislumbra la posibilidad de renovación en los partidos políticos tradicionales? ¿Habrá un verdadero cambio de mando en estas organizaciones? De lo anterior y más hablaremos la próxima semana, Dios primero.

_________________

Sobre el autor:

El autor es Licenciado en Relaciones Internacionales. Asesor Legislativo, analista político internacional. Además elabora procesos de capacitación política, desarrollo comunal y administración. maumazu208@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias