Últimas noticias

Del fanatismo religioso y ateo

» Por Jacqueline Portilla Fuentes - Filósofa

La real Academia de la Lengua Española define fanatismo como: Apasionamiento y tenacidad desmedida en la defensa de creencias u opiniones, especialmente religiosas o políticas. Ateniéndonos a esa definición que es lo que solemos entender como fanáticos nos damos cuenta que existen fanáticos en todos los ámbitos, se suele señalar al religioso, pero si notamos hay mucho no-religioso y ateo también fanático.

Si vamos a los creyentes educados y tolerantes nos encontramos con personas comprensivas que viven su fe sin meterse en la fe de las demás personas, que respetan la creencias y prácticas de otras religiones siempre que no dañen a nadie, y el ateo verdadero es el que no tiene fe, no puede creer y también tenemos a personas discretas que viven sin estar criticando a los demás y sin meterse en la religiosidad de los demás, estos dos tipos de creyentes y ateos son los ideales, pues los demás ya caen en cierto fanatismo.

LEA:  El presidente Petro celebra la Navidad con habitantes de calle en el palacio presidencial

Entre los fanáticos tenemos al religioso sea de la religión que sea que se pasa haciéndole ver a los demás lo que considera error en la religión que profesan, y piensa que sólo su religión es verdadera y al ateo lo critica por no creer. Y sí luego está el fenómeno interesante el ateo fanático, que casi convierte su ateísmo en una religión e insulta a todo el que cree, piensa tener la verdad en sus manos y que todo creyente es tonto y no entiende nada, cuando no es así, el creyente instruido entiende por ejemplo que el 25 de diciembre no es la fecha del nacimiento de Jesús sino que es en la que se elige celebrar el nacimiento, pues ya de por sí el 25 de diciembre se celebraba el solsticio de invierno y la fecha exacta del nacimiento de Jesús no se sabe. Este tipo de ateo es incómodo igual de incómodo que el fanático religioso, critican ambos, nunca en forma constructiva sino despectiva de las creencias de los demás, siempre creen ser los únicos que entienden la verdad, y lo peor quieren imponer su criterio, ninguna de estas formas de fanatismo es democrática por supuesto, porque con poco o con mucho poder siempre quieren imponer su criterio sin importarles lo que piense o crean los demás, son radicales.

LEA:  Para miles de inmigrantes en Nueva York, esta es una triste Navidad

El fanático siempre será fanático ya sea religioso o ateo, lo peor siempre cree tener la razón y que los demás son los tontos, ya lo decía Platón en eso radica la ignorancia en no ser bello ni bueno, ni sabio y creer serlo en grado suficiente.” Y por eso siempre intentarán imponer su visión sea religiosa o atea sin importarles la opinión de nadie más.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo y número de identificación al correo redaccion@elmundo.cr.

LEA:  ¡Cuide su bolsillo esta Navidad! MEIC le comparte consejos para un mejor uso de su dinero

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.