Cuba: La deuda eterna

» Por Dr. Pedro Roig - Director del Centro Cubano de Estudios Estratégicos

En agosto de 1985, Fidel Castro anunció que la Deuda Soberana o deuda externa de Cuba era impagable y declaró a Cuba en “default” desde finales de la década de los 80s, coincidiendo con el desplome de la Unión Soviética y el fin del subsidio de Moscú.

José Luis Rodríguez, ministro de economía desde 1995 hasta el 2009 y actual vicepresidente del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, señaló que Cuba no tenía capacidad financiera para pagar la deuda internacional, que es de aproximadamente 30 mil millones de dólares.

Esta enorme deuda y su “no pago los préstamos” han cerrado el crédito de Cuba en la banca internacional. Cuba es un país de alto riesgo financiero en momentos en los que la economía comunista enfrenta un colapso sistémico.

La política de “default” tiene un largo historial: en el 2012, Cuba firmó un acuerdo para pagarle a los bancos japoneses la deuda de $1,400 millones. En el 2023, Japón no ha recibido un centavo del pago acordado

La vieja deuda de Cuba comunista con Argentina se estima en $15 mil millones. En cerca de medio siglo, Cuba no ha pagado un centavo de la deuda a la República Argentina.

En época de los subsidios soviéticos y de Venezuela, Cuba debió haber protegido su deteriorado crédito bancario a nivel mundial. Hoy, frente al colapso sistémico de la economía cubana, los préstamos de alto riesgo no son factibles.

Es evidente que, en febrero del 2024, la economía de Cuba comunista está en un serio problema financiero. Con el colapso de la industria turística, que no alcanzó los 2 millones de visitantes, la galopante inflación de un 300%, la falta de divisas para comprar el 80% de los alimentos, “apagones” que promedian de 8 a 10 horas diarias por falta de combustible y sin crédito bancario,  la dictadura militar enfrenta su más peligrosa vulnerabilidad en la historia de la Revolución. ¡La deuda eterna le está mordiendo el cuello!

El primer ministro Manuel Marrero Cruz, en su informe a la Asamblea del Poder Popular en su X legislatura, señaló la necesidad de: “Continuar el proceso de renegociación de la deuda con países estratégicos. Es conocido que tenemos muchas deudas; no obstante, ratificamos nuestro compromiso de saldar nuestras deudas… Se han logrado condonaciones de deudas, aplazar y renegociar deudas”.

Aunque Marrero repite “el estricto compromiso de saldar la deuda”, la banca mundial sabe que Cuba no paga. De hecho, José Luis Rodríguez, ministro de economía desde 1995 hasta 2009 y actual vicepresidente del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, señaló que Cuba no tiene capacidad para pagar la deuda internacional que es de aproximadamente 30 mil millones de dólares.

En el 2019, China perdonó a Cuba más de 5 mil millones de dólares y continuó otorgando préstamos a cambio de pagos parciales. (Para China es muy importante cobrar.) Pero Cuba no pagó y la deuda actual alcanza la cifra de $4,600 millones de dólares (2022).

En el 2015, la oligarquía militar de Cuba inició una renegociación de $11 mil millones de la deuda con el Club de París. (Que presta dinero de los bolsillos de los ciudadanos de los países miembros). El Club de París acordó perdonarle a Cuba $,8500 millones de dólares.

El pago de los $2,600 millones restantes se harían en 18 años. Un año más tarde, Cuba dejó de pagar. Y, desde entonces, no ha pagado un centavo al Club de París a pesar de que, desde junio del 2021, el Club de París ha reajustado el calendario de pagos de la dictadura para posponer más de $200 millones de la deuda que debía entre el 2020 y el 2021, y retrasar los siguientes pagos que deberá enfrentar en los próximos años. Una vez más, arrastrando la deuda eterna.

El problema es que Cuba no le puede pagar ni al Club de París ni a nadie porque la economía de Cuba sufre un colapso sistémico. La bancarrota es profunda y total. Mientras Cuba siga aferrada a la ideología marxista seguirá siendo uno de los países más pobres del mundo.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias