Aprendiendo sobre los bonos o títulos de deuda

Posiblemente hemos escuchado de como una empresa o entidad puede financiarse económicamente mediante bonos, pero, ¿Qué es un bono? ¿De dónde se originó esta práctica? ¿En qué consiste? ¿Qué clasificaciones tienen los bonos? ¿Quién tipifica o regula los bonos? ¿Qué tipos de bonos existen? Estas preguntas serán respondidas de manera sencilla en el siguiente artículo.

Iniciaré afirmando que las necesidades de financiamiento son comunes, tanto para las personas físicas como jurídicas, es por esto que países soberanos, organizaciones privadas, que aspiran generar un crecimiento, inversión expansión, o cumplir sus obligaciones financieras también requieren de financiamiento. Un bono es una gran posibilidad para lograr tales fines.

Pero, ¿qué es un bono? Los bonos son títulos de deuda, literalmente son un préstamo que el comprador del bono otorga al emisor, quien emite los bonos busca suplirse de recursos financieros para cumplir objetivos organizacionales de inversión, los bonos como tal son contratos, contienen acuerdos y garantías usadas principalmente por el emisor, para dar trámite al financiamiento, los adquiere un inversionista, quien al paso del tiempo y mediante posibles diferentes condiciones espera de vuelta su dinero con un interés a su favor.

¿De dónde se originó esta práctica de emitir bonos? Los bonos comenzaron a ser emitidos por los gobiernos, durante el siglo XII de la Edad Media, para financiar las guerras. El primer bono del cual se tiene registro, corresponde a uno emitido por el Banco de Venecia (norte de Italia)   para financiar su guerra contra Constantinopla, ellos tenían una necesidad de financiamiento para poder pagar un ejército foráneo mientras los mismos pueblos Italianos involucrados directamente en el conflicto simplemente miraban la escena desde lejos, este financiamiento fue pago por los mismo ciudadanos, que haciendo uso del papel de un acreedor cobraban su dinero con una ganancia o interés  proporcional a lo prestado, este anécdota marca un acontecimiento histórico, que pasó de una práctica de financiamiento con objetivos bélicos a trascender actualmente a los mismos mercados financieros que bajo distintas normas y modalidades hacen de los bonos un negocio que actualmente mueve miles de millones de dólares, euros y yenes, entre otras monedas extranjeras.

¿Qué clasificaciones tienen los bonos? Los bonos mantienen una clasificación mancomunada según sus características, es relevante mencionar que, en fin, existe una gran cantidad de tipos de bonos, aunque hasta el momento no hay un consenso referido a la forma como clasificarlos, para efectos de su tipificación se enfatiza en los bonos relacionados según a su emisor y rentabilidad.

En cuanto a los tipos de bonos según su emisor se destacan los bonos de los Gobiernos Nacionales, también llamados soberanos que son emitidos por los distintos Estados o países del mundo para financiar su inversión, por ejemplo, en obra pública o social, y tienden a ser los más seguros. También están los bonos de los Gobiernos a nivel Inferior, que permiten financiar obras en beneficio de una Provincia o Cantón, como por ejemplo en nuestro país los emitidos por una Municipalidad para el mejoramiento de calles, arreglo de parques, etc

Los bonos como contratos pueden tener diferentes clasificaciones, mismas que son sometidas a un acuerdo entre el emisor (quien emite el bono) y el inversionista (quien compra el bono) se pueden clasificar en:

A)Ordinarios, que son los que pagan sus intereses en cupones hasta su fecha de vencimiento, además, el pago de su valor nominal (valor que se le atribuye al bono) se realiza en una fecha ya determinada. b) Redimibles, donde el emisor puede reservarse el derecho a amortizar los bonos en determinadas fechas, ante una solicitud de rescate por parte del emisor, el tenedor del bono tiene la obligación de venderle los bonos al precio estipulado en su emisión, que normalmente supera el precio de mercado vigente. C) No refinanciables, donde se respeta las condiciones iniciales de su emisión, como también prohíbe al emisor vender nuevos bonos. D) Con opción de reventa, donde el tenedor tiene el derecho de revender los bonos al emisor por su valor nominal en unas fechas determinadas. e) Obligaciones perpetuas, son bonos que duran para siempre, a menos que el titular acepte volver a venderlos al emisor. f) Cupón Cero, son aquellos que no pagan intereses y su único flujo es su Valor Par. Son hechos para que el inversor no tenga riesgo de reinversión g) Convertibles, donde conceden a su tenedor la opción de canjearlos por acciones del emisor, a un precio prefijado. h) Interés Variable, responde a las fluctuaciones de las tasas de interés a corto plazo.

¿Quién tipifica o regula los bonos? ¿Qué tipos de bonos existen? La tipificación de los bonos es su calificación ante las entidades calificadoras de riesgo. Antes de emitir un Bono en el mercado, por lo general, el emisor busca que una agencia calificadora de riesgo pueda categorizarlo dentro de una escala, de acuerdo a distintas variables como la capacidad de enfrentar el compromiso monetario de los bonos; el entorno político, económico, social y legal. Entre las Agencias más famosas en América se encuentran: FellerRate; Humphreys; Moody’s; Standard &Poor’s; Fitch; Dagong Global Credit Rating  (Esta última es una calificadora China que recientemente adquirió cierta credibilidad). ¿Cómo funciona el negocio con las calificadoras? El emisor tiene que pagar por el servicio de calificación y después se le actualiza su capacidad de pago periódicamente. La mejor calificación para un emisor es triple A y la peor es D (default). A mejor calificación crediticia, menor la tasa de interés que paga el emisor sobre su deuda. Lo que marca la diferencia en las calificaciones es el grado de inversión. Los bonos que no tienen el grado de inversión se llaman bonos chatarra (junk bonds), bonos especulativos o, eufemísticamente, bonos de alto rendimiento. En la mayoría de los países, los inversionistas institucionales normalmente no pueden invertir en este tipo de bonos especulativos.

Los demás son bonos internacionales, se dividen en dos categorías: bonos extranjeros y eurobonos. Primeramente, los bonos extranjeros (foreign bonds) provienen de un emisor extranjero, se emiten en moneda nacional y se venden a los inversionistas nacionales. Notemos por ejemplo algunos de los bonos extranjeros más destacados que cumplen esta condición y como se les conoce popularmente:

Bono yankee: Emisión de un bono en el mercado estadounidense, en dólares americanos, por una compañía no americana.

Bono panda: Emisión de un bono en el mercado chino, en yuanes, por una compañía no china.

Bono samurái: Emisión de un bono en el mercado japonés, en yenes japoneses, por una compañía no japonesa.

Bono bulldog: Emisión de un bono en el mercado anglosajón, en libras esterlinas, por una compañía no británica.

Bono rembrandt: Emisión de un bono en el mercado holandés, en euros, anteriormente en florines holandeses, por una compañía no holandesa.

Bono matador o torero: Emisión de un bono en el mercado español, en euros, anteriormente en pesetas, por una compañía no española.

Bono Bulldog: Emisión de un bono de una empresa alemana denominado en libras esterlinas, que se vende en Gran Bretaña.

Respecto a los Eurobonos el término puede referirse a dos conceptos. Primero, son instrumentos de deuda internacionales que a diferencia de los anteriores se emiten en una moneda diferente al del país donde se negocian. En segundo lugar, puede tratarse de títulos de deuda respaldados por el conjunto de los países que conforman la eurozona (16 países de la Unión europea que usan la moneda del euro). Por ejemplo, puede tratarse de un bono de una empresa de Francia emitido en dólares estadounidenses y negociado en Londres.

 

Adjunto un ejemplo de tabla de categorización de bonos, la misma como ya se reseñó es una referencia determinante para categorizar al emisor de los bonos, así de acuerdo a distintas variables el acreedor determina la capacidad del emisor para afrontar el compromiso monetario.

Como se puede apreciar la calificadora emite a la izquierda una categoría al emisor, misma que será un referente para la negociación de su bono, a la derecha el detalle de la calificadora. Es deseable para el autor haber clarificado de manera concreta y práctica qué son los bonos, si usted cuenta con un capital de dinero podría invertir en ellos, como toda inversión analice en detalle el tipo de bono por adquirir y quien es el emisor. En una próxima oportunidad espero compartir con los lectores qué son las acciones.

_______

El autor es contador y orientador. Doctor en Administración Universidad Internacional de Cuernavaca, México. Máster en gestión educativa con énfasis en liderazgo de la Universidad Nacional de Costa Rica. Licenciado en Orientación de la Universidad Nacional de Costa Rica. Licenciado en Contaduría de UMCA/UISIL y escritor independiente.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias