199 años de la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica

Al noroeste de Costa Rica se situó el Partido de Nicoya, el cual se vinculó en términos políticos y religiosos con Nicaragua, de acuerdo a la división político – administrativa que la Corona española impuso durante la colonia.

Según esta organización, el Partido fue gobernado por representantes de la Intendencia de Nicaragua; sin embargo, en términos políticos, Nicoya mostró mayor autonomía en sus decisiones.

Una prueba de esta situación se presentó a inicios del siglo XIX, cuando en el contexto de la inestabilidad política que vivió España se convocó a las Cortes de Cádiz.

Para entonces, el Partido de Nicoya y la provincia de Costa Rica se unieron electoralmente, para sumar la población suficiente y designar un representante ante dicha instancia, una responsabilidad que recayó en el presbítero Florencio del Castillo.

En el proceso de emancipación política, Nicoya le declaró la independencia a España el 29 de octubre de 1821 y luego se vinculó a Nicaragua.

No obstante, en ese momento Nicaragua experimentó el enfrentamiento entre dos de sus ciudades principales: León y Granada. Los primeros querían ser un Estado autónomo, mientras los últimos se inclinaban por la anexión al imperio mexicano de Agustín de Iturbide.

En esta polarización Nicoya se unió a León, pero luego rectificó y se alió con Granada, implicándole su vínculo al imperio de Iturbide, no obstante días antes de juramentar su unión al imperio mexicano, este se derrumbó y por ende su vinculación no se llevó a cabo.

Por su parte, en 1824 Costa Rica le extendió invitación a Nicoya para que se incorporara al territorio costarricense e integrar un Estado libre e independiente, pero en el cabildo abierto que Nicoya y Santa Cruz realizaron el 4 de julio de 1824, decidieron rechazar la invitación de Costa Rica y continuar unidos a Nicaragua.

A los pocos días ambos poblados revocaron el acuerdo, tacharon el acta y convocaron a un nuevo cabildo abierto el 25 de julio de 1824, hace 199 años, en esta nueva oportunidad ambos poblados “pronunciaron solemnemente, su agregación al Estado de Costa Rica”.

Entretanto, Costa Rica los consideró interinamente agregados al naciente Estado mientras se daba la resolución definitiva, pero Nicaragua los presionó para que desistieran de su decisión.

Pese a la coacción ejercida sobre estos, el Congreso Federal de Centroamérica reconoció la decisión del Partido de Nicoya en 1825 y un año más tarde, Nicoya y Santa Cruz prestaron juramento a la Constitución de Costa Rica.

La anexión repercutió en el incremento territorial y poblacional de Costa Rica, así como en la diversificación cultural que se evidencia en sus prácticas populares, las cuales resultan fundamentales dentro del proceso de construcción de una identidad regional en Guanacaste y su aporte a la identidad de Costa Rica.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias