Costa Rica invierte 1% del PIB en infraestructura vial, pero tiene una de las peores redes viales del mundo

Puente Río Tiribí Paso Ancho CONAVI

San José, 10 ago (elmundo.cr) – Un informe de la Contraloría General de la República (CGR) puso en evidencia, una vez más, la pésima gestión del Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI) en la administración de la red vial nacional.

La División de Fiscalización Operativa y Evaluativa de la Contraloría General de la República efectuó una “auditoría de carácter especial”, sobre el establecimiento de un sistema de administración de las carreteras por parte del CONAVI, y en él se hicieron nuevos descubrimientos.

La Contraloría descubrió que el Consejo Nacional de Vialidad, adscrito al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), sigue ejecutando obras viales sin estar fundamentadas en criterios técnicos, que justifiquen la optimización de la inversión que se hace.

Esto pese a que Costa Rica invierte el 1% de su Producto Interno Bruto (PIB) en infraestructura vial, y sigue en los últimos lugares del mundo en cuanto a calidad de su red vial.

De acuerdo con el informe, la institución debería dar seguimiento y evaluación del estado de la red vial nacional; determinar las necesidades y costos de las intervenciones viales y finalmente, determinar las prioridades de inversión a partir de un análisis de rentabilidad de las alternativas.

La auditoría agrega que la Ley de creación del CONAVI estimó la creación del Sistema de Administración de Carreteras, el cual debía suministrar criterios técnicos que consideren de forma integral los procedimientos, actividades y activos viales para ejecutar las funciones que se le dieron a la institución cuando se fundó, sin embargo no lo ha hecho.

“El CONAVI ha venido ejecutando las obras viales, considerando en su lugar, un conjunto de acciones de planificación parcialmente coordinadas, sin la visión sistémica señalada en la norma, lo cual no da garantía de que los programas de obra nueva y conservación respondan razonablemente a criterios de rentabilidad social y económica”, dice el informe publicado ayer.

Sede de la Contraloría General de la República.
Sede de la Contraloría General de la República.

La Contraloría también detectó que el CONAVI hizo algunos intentos por crear el Sistema de Administración de Carreteras, pero que no fueron satisfactorios.

Por ejemplo, en el periodo 2009-2010, una comisión integrada por representantes del MOPT y CONAVI, decidió contratar una firma consultora internacional, a la cual le pagó ₡150 millones con el propósito de obtener una estrategia para el diseño e implementación del Sistema de Administración de Carreteras.

De ese pago, la empresa consultora entregó un documento en el que se decía que era necesario implementar dicho sistema, pero para lo cual se necesitaba una base de datos integral; la personalización de software de planeación, optimización y análisis de largo plazo, así como de desarrollo de programas de trabajos tácticos.

Todo ello a un costo de $1.260.000, unos ¢680.400.000, con el fin de tenerlo listo en el plazo de tres años. Sin embargo, llegó el cambio de Gobierno y la propuesta no avanzó.

En el Gobierno de Laura Chinchilla tampoco hubo avances en este tema. Se creó un grupo de trabajo que luego se disolvió para que se conformara la “Comisión Coordinadora para el Diseño Implementación y Gestión del Sistema de Administración de Carreteras” con funcionarios del MOPT y CONAVI.

En junio de 2014, la administración de Luis Guillermo Solís dijo que mantendría la Comisión Coordinadora, no obstante no se continuó con el proyecto y según un oficio del MOPT del cual la Contraloría tiene copia, la idea de los nuevos jerarcas es diferente a los términos de referencia que fueron aprobados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la entidad que dio los recursos para crear el Sistema de Administración de Carreteras.

Para octubre del 2014, el MOPT disolvió la comisión y delegó las tareas al despacho del ministro en turno. Luego, volvió a crear una comisión.

Los privados de libertad que reciban el beneficio de pasar al régimen semi-institucional, ayudarán a reparar o construir las calles. | Foto con fines ilustrativos

La Contraloría continuó detallando todo lo que ha hecho el MOPT durante la administración de Solís para crear, fallidamente, el sistema, sin embargo estos son tantos y tan contradictorios que para efectos de esta nota, no vale la pena mencionarlos.

Lo que el MOPT ha dicho es que, a falta de recursos económicos, está considerando la idea de recibir ayuda del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (LANAMME-UCR), para diseñar e implementar el Sistema de Administración de Carreteras.

Además, le dijo a la Contraloría que en la actualidad no tiene la posibilidad de ejecutar los dineros que le dio el BID para la puesta en marcha del sistema, porque los recursos fueron reorientados “a otras prioridades”.

Ahora CONAVI deberá tocar los dineros del fondo vial y del Presupuesto Nacional, para obtener los recursos necesarios para confeccionar el Sistema de Administración de Carreteras.

“Se observa que la carencia del sistema se debe a la falta de determinación por parte de las autoridades del CONAVI para ejecutar el proyecto de diseño e implementación de un sistema automatizado que permita una óptima planificación de las inversiones viales”, dice el informe de auditoría.

Para la Contraloría, la ausencia de dicho sistema impide concluir si las intervenciones viales que se hacen, se efectúan en el lugar y momentos adecuados, aplicando el mantenimiento necesario y priorizando el impacto de las decisiones del presente en el largo plazo.

“Aparte del desperdicio de recursos, otro efecto consiste en las pérdidas para los usuarios de las vías, en términos de tiempo de viaje, costos de operación vehicular, seguridad al viajar, entre otros”, agrega el informe.

La Contraloría concluyó que el CONAVI continúa ejecutando las obras viales sin contar con una planificación basada en criterios técnicos sólidos que demuestren la óptima utilización de los recursos.

“En un periodo de crítica situación fiscal como la que el país enfrenta, es inadmisible que se sigan postergando acciones claves orientadas al uso eficiente de los cuantiosos recursos públicos que se destinan a la red vial nacional, en virtud de lo cual es imprescindible la existencia de un sistema de administración que garantice de manera razonable intervenciones viales pertinentes, en el lugar correcto y momento oportuno y con ello la obtención de servicios de calidad por parte de los usuarios de las carreteras”, dicen las conclusiones de la auditoría.

Para el ente contralor, dicho Sistema es dable que se desarrolle de forma paulatina a efectos de que inicialmente se cuente con el Sistema de Administración de Pavimentos que se integraría con el Sistema de Administración de Puentes y que cuente con las previsiones funcionales para que posteriormente se desarrolle e integre al Sistema de Administración de Carreteras el resto de elementos de las carreteras, tales como alcantarillas, túneles y dispositivos de seguridad.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias