TSE, garantía para nuestro estado democrático

Mucho se habla de la “respuesta consultiva” del ministro Salas ante el oficio, “Consultas sobre celebración de elecciones internas del Partido Liberación Nacional”, enviado por del secretario general y diputado del Partido Liberación Nacional Gustavo Alonso Viales Villegas. Definitivamente el señor Viales debió remitir su consulta primero al Tribunal Supremo de Elecciones, TSE.

Extracto del artículo 12, inciso d del código electoral referente a las atribuciones del TSE: “Emitir opinión consultiva a solicitud del comité ejecutivo superior de cualquiera de los partidos políticos inscritos o de los jerarcas de los entes públicos que tengan un interés legítimo en la materia electoral”.

Especulaciones van y vienen. Recordemos que tanto Viales Villegas como el diputado Enrique Sánchez del Partido Acción Ciudadana, valoraron la posibilidad de atrasar los comicios del 2022, con el objetivo de ahorrarle recursos al Estado. ¿Será? El TSE fue claro en su respuesta ante las consultas referente a dicho tema, el proceso electoral no se podrá suspender.

La reacción de algunos precandidatos liberacionistas y de autoridades de otros partidos políticos no se hizo esperar. Por ejemplo, el politólogo y aspirante Claudio Alpízar Otoya y su equipo de trabajo divulgaron un pliego de consultas al Comité Ejecutivo del PLN, pues consideran que la respuesta del jerarca de salud “estaría violentando flagrantemente la Constitución de la República en su artículo 95, poniendo en peligro el derecho al voto, la democracia y la paz social de Costa Rica”. Por otra parte, en el PUSC los Diputados Pedro Muñoz y Shirley Díaz levantaron la voz mencionando que la preocupación del PLN es la misma en los demás partidos políticos.

Es más que evidente que un sector de las autoridades liberacionistas está reacio a que se celebre una convención para elegir su candidato. Reitero, ¿están tan seguros de ganar? Es impensable para la población golpeada y pisoteada por las malas gestiones del PAC un tercer período en el poder, pero es factible.

En punto único de agenda el PAC aspira a un nuevo cuatrienio en Zapote. Hoy muchos costarricenses ven con temor ese posible escenario. La voluntad y madurez de los actores políticos facilitará un nuevo aire o sentenciará la salida definitiva de los rojos y amarillos. Sus autoridades vienen divulgando que están restableciendo la propuesta programática y “atesorando la experiencia” de dos gobiernos.

Definitivamente por más que se quiera desvirtuar los esfuerzos por conformar una coalición, esta parece ser la única formar para arrebatarle el poder al PAC.

La pandemia y el anhelo desesperado de una población por un giro de timón, presenta un reto al TSE para seguir garantizando transparencia, puntualidad y seguridad en los próximos comicios. No habrá espacio para malas interpretaciones o aquilatar nebulosas en contra de nuestras autoridades electorales. Recordemos que hubo más de uno que emitió criterios tendenciosos entorno al resultado de las pasadas elecciones en su segunda ronda.

Hoy más que nunca, la solidez democrática que tiene nuestro país debe de garantizar que sus procesos electorales son incuestionables. El día que se compruebe la existencia de un fraude electoral en Costa Rica se acaba la paz social que nos caracteriza.

Todos nos acordamos del incidente en la mesa #2660 en el distrito de Tacares en el cantón de Grecia, donde por un error, olvido o inatención; se encontraron 50 papeletas que no se incluyeron en la tula correspondiente. Un fuerte llamado de atención para que hechos como este no se presente en febrero del 2022.

Se dice que lo único cierto en política es lo que ya pasó, pero si algo tenemos presente es que Costa Rica debe de retomar su dirección de un estado absolutamente democrático, donde el autoritarismo, arrogancia y cesarismo, desaparezca de su silla presidencial. El golpe a nuestra institucionalidad ha sido muy fuerte.

No faltará la estrategia de la falsa información, la polarización del votante con temas fáciles de posicionar en el debate público, la defensa de nichos electorales y la compra de consciencias con el fin único de ganar.

La participación del ciudadano en el actual proceso electoral será fundamental. Los partidos políticos deben de considerar seriamente el papel de garantes que tienen los miembros y fiscales de mesa el día de las elecciones. ¿Cómo se están preparando los partidos políticos para sus procesos de elección interna? ¿Habrá o no un liderazgo que absorba en solitario el descontento popular y logre un triunfo contundente?, o ¿será una coalición la que establezca tranquilidad a partir del 8 de mayo del 2022? De esto, de otro café virtual y más hablaremos la próxima semana, Dios primero.

_________________

Sobre el autor:

El autor es Licenciado en Relaciones Internacionales. Asesor Legislativo, analista político internacional. Además elabora procesos de capacitación política, desarrollo comunal y administración. maumazu208@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Últimas noticias