Privatización versus Estado Democrático Solidario

» Por Lic. Hernán Chaves Herrera - Economista

Nuestros próceres y nuestros destacados y visionarios dirigentes políticos de antaño, nos heredaron un Estado Democrático Solidario, con unas Instituciones de primer nivel, a diferencia de los demás Estados y gobiernos latinoamericanos, convertidos en estados fallidos donde imperan la miseria, la impunidad, la corrupción y castas militares asesinas y corruptas.

Nuestros visionarios próceres, ungidos por un carácter de solidaridad humana comprendieron que nuestro país necesitaba empresas e instituciones estatales que garantizaran la estabilidad social, la lucha contra la pobreza, la protección de los recursos naturales y una distribución apropiada de la riqueza.

Eso hizo que nuestro querido país, Costa Rica, se distinguiera de entre los países de la región como un país democrático, solidario, pacifista y con niveles de salud y educación envidiables.

La CCSS, el INS, el AYA, RECOPE, el ICE, el IMAS, el Banco Hipotecario de la Vivienda, la FANAL, los MINISTERIOS, las Universidades Públicas, las Instituciones que brindan servicios a la población, el INBIO, el CLODOMIRO PICADO y todas las demás Instituciones y empresas públicas son el orgullo de Costa Rica.

Todas estas empresas e Instituciones del Estado, son las que han garantizado la paz social, la estabilidad económica y el progreso de nuestro país.

Que sería de un pueblo costarricense sin la grandiosa e irrepetible Caja Costarricense del Seguro Social. O Sin el Instituto Costarricense de Electricidad. O sin el Acueductos y Alcantarillados. O sin las ayudas del IMAS. O Sin los bonos de la vivienda. O Sin las becas a los estudiantes de escasos recursos que son la mayoría en nuestro país. O sin la alimentación que se brinda a estudiantes de primaria y secundaria en las Escuelas y Colegios y a los niños y niñas de los programas infantiles de educación.

Un país que quiere ser independiente, democrático y que quiera moverse hacia el desarrollo y al progreso y bienestar de su gente, debe conservar y fortalecer instituciones estratégicas como el ICE, el INS, la CCSS, RECOPE, EL AYA, el IMAS, la Educación primaria y Secundaria gratuitas, el Bono de la Vivienda, los programas y ayudas sociales, la Educación Universitaria de calidad, y demás empresas e Instituciones estratégicas de la Nación.

Pero desde los últimos 30 años y hasta este 2021, se han venido fraguando intentos políticos y económicos para privatizar y desmantelar las Empresas e Instituciones del Estado, baluartes de nuestra democracia, a favor de pocos, pero grandes intereses económicos y políticos.

Para los países donde impera el laissez faire económico y el darwinismo social a favor de los grupos económicos con poder económico y político, lo ideal es que todo esto sea privatizado: la salud, la educación, la vivienda, la producción de energías limpias, las instituciones estratégicas como RECOPE y el ICE, y la eliminación de los programas y ayudas sociales.

En el momento, que con toda clase de artilugios y engaños políticos y económicos como el mal negociado, Tratado de Libre Comercio, permitamos la privatización o la venta parcial de las Instituciones Públicas Estratégicas como el ICE al capital transnacional y nacional privado, o la privatización de la CCSS y los servicios de salud, se acabará la Costa Rica que conocemos.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Últimas noticias