La prevalencia de intereses partidarios en el Concejo Municipal de Orotina: Un obstáculo para el bien común

» Por Elian Jiménez Vásquez - Estudiante de Economía

El Concejo Municipal de Orotina, en sus primeras 12 sesiones del nuevo período, ha evidenciado un notable desafío: la prevalencia de intereses partidarios sobre el bien común del cantón. Varios regidores parecen priorizar las agendas de sus partidos políticos, lo cual ha generado tensiones y ha obstaculizado el progreso en temas cruciales para la comunidad. Todo esto puede ser observado en las sesiones del concejo municipal, las cuales son transmitidas por diferentes plataformas de la municipalidad.

En estas sesiones, se ha visto que algunos regidores presentan mociones con datos incorrectos o inexactos. Estas mociones, al ser revisadas, son desestimadas rápidamente gracias a argumentos técnicos y a la documentación existente de la municipalidad. Esta situación pone en evidencia una falta de preparación y de compromiso con las responsabilidades inherentes a sus cargos. Pareciera que algunos regidores ocupan sus puestos más para mantener una presencia partidaria que para trabajar en beneficio del cantón de Orotina.

Un caso ilustrativo es la reciente moción presentada por los regidores del Partido Liberación Nacional y del Partido Unidos Podemos, que solicitaba una exposición detallada de los avances y situación actual del Plan Regulador de Orotina. Esta moción, que no implicaba una votación de fondo sino simplemente el deseo de informar al concejo y a la ciudadanía sobre aspectos conceptuales del Plan Regulador, fue rechazada por los regidores del Partido Unidad Social Cristiana sin dispensarse de trámite de comisión. Esta actitud no solo denota una oposición sin fundamentos técnicos o legales claros, sino que también retrasa procesos administrativos esenciales.

Este comportamiento partidista y la creación de un ambiente de confrontación constante convierten al Concejo Municipal en un “circo político”, alejando el foco de la labor comunitaria y administrativa que debería primar. Es lamentable que algunas decisiones se tomen más por resentimientos y rivalidades partidarias que por un análisis objetivo y constructivo.

La población de Orotina merece que sus representantes trabajen unidos bajo una sola bandera: la del bienestar del cantón. Es crucial que los regidores recuerden que fueron elegidos por el pueblo para legislar en favor del desarrollo y prosperidad de la comunidad. Dejar de lado las diferencias partidarias y enfocar esfuerzos en proyectos y decisiones basadas en el bien común es esencial para avanzar hacia un Orotina mejor.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Últimas noticias