ESENCIA - COLUMNA DE OPINIÓN

4×3, dignidad laboral y ¿Diario Extra?

La capacidad que tenemos los costarricenses de confrontar, negociar, conversar y decidir con respeto absoluto a nuestra legislación, debe de fortalecer el sector positivo del ADN de la administración pública y las sanas intenciones de nuestros gobernantes.

El tema de las jornadas laborales que se discute en el plenario legislativo, debe de dilucidarse sin menoscabo de los logros obtenidos por Costa Rica bajo el amparo de las Garantías Sociales que ostenta.

Conocemos, y así los medios de comunicación y oficinas de prensa de las entidades estatales lo han divulgado, entre muchos componentes, que el objetivo de dicho proyecto de ley es brindar una opción adicional a las empresas que requieren un sistema de producción de 24 horas con el fin de tener solo dos turnos de trabajo. También manifiesta claramente que el sector público está excluido de dicho proyecto, que la jornada actual es de ocho horas por semana y dos días de descanso. La mayoría de trabajadores del sector privado mantendrán el horario de trabajo actual. Les invito a leer con detenimiento el Código de Trabajo, la nota periodística, entre muchas otras, del periódico La República del martes 16 de mayo del presente y confrontar la información con la propuesta.

Expresidentes de la República, especialistas en el Derecho Laboral, Exministros de Trabajo, sectores sindicales, cámaras empresariales y la sociedad en general han emitido sus posiciones alusivo al tema. Un respetuoso recordatorio, los ciudadanos estamos “llamados y obligados” a realizar un seguimiento y control político responsable de todo este proceso de discusión.

Reitero, la dignidad laboral defendida y respaldada en los años 40 de la mano del Dr, Rafael Calderón Guardia, quien tuvo la capacidad de conversar, sentar y negociar con el sector empresarial de la época, con el líder de la izquierda Manuel Mora Valverde y con la cabeza de la Iglesia Católica en ese momento Monseñor Sanabria, demostrando como ejecutar una labor de “Estadista” en respeto absoluto de los derechos fundamentales del ser humano; se respeta y se mantendrá intacta y no debe debilitarse.

Este servidor no ve posición del presidente de la República Rodrigo Chaves Robles, que evidencie un irrespeto al Estado Social de Derecho que nos caracteriza y mucho menos a los derechos constitucionales que defienden y protegen al trabajador. Estoy seguro que el mandatario tiene muy claro que el destino de nuestro país está primero en manos de Dios y que la letra de nuestro bello Himno Nacional le inspira a cumplir su responsabilidad recordando especialmente la tercera estrofa: “¡Salve, oh tierra gentil! ¡Salve, oh madre de amor! Cuando alguno pretenda tu gloria manchar, verás a tu pueblo, valiente y viril, la tosca herramienta en arma trocar”. La actual Asamblea Legislativa tiene la palabra.

Deseo hoy en este espacio incluir mi sentir referente al “triste y peligroso” cierre del Grupo Extra. Al término “libertad de prensa” la RAE anota: “Libertad que comprende las facultades que puede ejercer un ciudadano como titular del derecho a la comunicación y que comprende la libertad de «expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción»; la libertad de «producción y creación literaria, artística, científica y técnica»; la «libertad de cátedra»; y la libertad de «comunicar libremente información veraz por cualquier medio de difusión»”.

Me entristece pensar las familias trabajadoras que dependían de esta empresa periodística. Este servidor sabe lo que es vivir en carne propia las angustias del desempleo. Además, considero que el ejemplo de objetividad, capacidad de integrar contenidos serios, responsables y de entretenimiento, garantizaban tranquilidad a los sectores expuestos en sus informaciones. Dios quiera que ese ejemplo de lucha, defensa y presencia mediática, sea respaldada, honrada y “homologada” por los medios de comunicación vigentes que aún ostentan en alto la bandera de la transparencia, imparcialidad y honestidad que Costa Rica merece.

Sabemos que nuestra democracia es admirada por la solidez, limpieza y efectividad de los procesos electorales. Nuestro TSE tiene en sus manos un reto enorme para el proceso electoral Municipal del próximo febrero del 2024. ¿Cómo avanza las evoluciones y renovación de los partidos políticos vigentes? ¿Habrá más sorpresas respecto a nuevas “alianzas y coaliciones partidarias”? De lo anterior, y más hablaremos la próxima semana, Dios primero.       

_________________

Sobre el autor:

El autor es Licenciado en Relaciones Internacionales. Asesor Legislativo, analista político internacional. Además elabora procesos de capacitación política, desarrollo comunal y administración. maumazu208@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias