Municipalidad de San Rafael podría dejar de realizar limpiezas de prevención del COVID-19

Heredia, 18 may (elmundo.cr) – Desde de que en Costa Rica se empezaron a dar casos de COVID-19, la Municipalidad de San Rafael inició labores de sanitización de lugares públicos, con productos especiales para eliminar virus.

Además, el municipio emprendió una batalla contra la propagación del dengue fumigando zonas vulnerables, y recogiendo posibles focos de criaderos, como llantas abandonadas en márgenes de ríos y en lotes baldíos.

Esta situación, aunada a la estricta revisión del cumplimiento de las medidas, por parte de los comercios y el apoyo para que se cumpla la restricción sanitaria vehicular, ha colaborado para que no aumentaran los casos de COVID-19 en el cantón de San Rafael.

Sin embargo, todas estas labores han implicado una serie de inversiones que la municipalidad debe cubrir con el presupuesto correspondiente al rubor de gasto ordinario, el cual está limitado por la Regla Fiscal, una limitación incluida en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas y que hoy se convierte en un obstáculo para que este y otros municipios puedan seguir colaborando con las autoridades naciones en la atención de la emergencia sanitaria.

“Esta medida aplicada a las municipalidades es un contrasentido, generamos nuestros propios recursos, pero el Estado quiere disponer de ellos, prohibiendo a las municipalidades, invertir en más acciones para cuidar a la población de amenaza de esta emergencia”, dijo Verny Valerio, alcalde de San Rafael.

Las municipalidades abogan por que esta semana se apruebe en segundo debate el proyecto de ley 21.922, el cual fue convocado por el presidente de la República, Carlos Alvarado y que propone excluir de la regla fiscal a los gobiernos locales durante la pandemia.

Últimas noticias