Ministros de Ambiente del SICA, BCIE y FAO firman acuerdos para afrontar cambio climático en Centroamérica

San José, 7 jun (elmundo.cr) – El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) firmarán hoy miércoles en Costa Rica, un nuevo acuerdo para acompañar a los países centroamericanos en la formulación del Programa Regional para Incrementar la Resiliencia al cambio climático (PRRCC) para el Corredor Seco Centroamericano y Zonas Áridas de República Dominicana.

Dicho acuerdo será presentado al Fondo Verde del Clima a solicitud de la Comisión de Ambiente y Desarrollo (CCAD) y del Sistema de Integración de Centroamérica (SICA). Este mismo programa, es donde participa ONU-Medio Ambiente como parte del equipo técnico.

El Corredor Seco Centroamericano (CSC) es una zona de bosque tropical seco en la vertiente pacífica de Centroamérica que va desde la costa pacífica de Chiapas en México hasta el oeste de Costa Rica y provincias occidentales de Panamá. Los países más vulnerables y expuestos a la sequía o precipitaciones extremas suelen delimitarse a Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Es por eso que es indispensable lograr un diálogo entre las partes. El Coordinador Subregional de la FAO para Mesoamérica, Tito Díaz conversó con El MUNDO y explicó las tres principales razones de este acuerdo.

Primero, porque contribuye a reducir los impactos del cambio climático en el Corredor Seco de Centroamérica, porque en esta zona viven cerca de 10,5 millones de personas, de las cuales 1.6 millones se encuentran en inseguridad alimentaria. Asimismo, de los 1.9 millones de productores familiares de granos básicos que hay en Centroamérica, la mitad se encuentran ahí.

Segundo, porque hay que fortalecer la resiliencia, ya que según el Índice de Riesgo Climático de largo plazo, Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador se encuentran entre los 15 países con mayores afectaciones a nivel global. Estos cuatro países forman la parte más expuesta y vulnerable de la llamada zona del Corredor Seco Centroamericano.

Asimismo, la tercera razón es que el programa contempla fortalecer el marco institucional y de políticas para la adaptación al cambio climático y al desarrollo sostenible, así como, generar instrumentos y servicios de carácter regional que sirvan a los países para el diseño e implementación de las políticas y programas nacionales.

El enfoque programático del PRRCC permitirá contribuir al fortalecimiento de la Integración Centroamericana desde la agenda ambiental. Para la formulación de este acuerdo el BCIE aportará recursos no reembolsable cerca de $ 2 millones, ya para la implementación del proyecto las cuales serán solicitadas al fondo verde del clima tendrá un monto de $400 millones.

“Como lo dijo el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres el cambio climático es innegable y la salida de un país como Estados Unidos del Acuerdo de París, esto obliga a los demás países y sectores a reforzar la acción climática y con este acuerdo los países del SICA se ve como un ejemplo para los demás regiones del mundo” dijo Díaz ante la noticia de Trump de sacar a la nación Norteamericana para lucha contra el Cambio climático.

Se busca además fortalecer los mecanismos de adaptación y mitigación, que es el principal eje de este Programa que surge de la iniciativa de la CCAD, que reúne a ministras y ministros de ambiente de Belice, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana. Cuya Presidencia Pro Témpore actual del CCAD está a cargo del Ministro de Ambiente y Energía de Costa Rica, Edgar Gutiérrez.

Últimas noticias