Fiscalía del Colegio de Médicos pide a Colegio de Ingenieros Químicos investigar a Rolando Araya por promover uso de dióxido de cloro

San José, 29 jul (elmundo.cr) – La Fiscalía del Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica pidió a sus homólogos del Colegio de Ingenieros Químicos investigar al ingeniero Rolando Araya Monge por promover la investigación del uso de dióxido de cloro como una posible cura contra el COVID-19.

En oficio FJG-1342-2020 del 28 de julio, firmado por Cecilia Bolaños Loría, fiscal general del Colegio de Médicos, pide al Colegio de Microbiólogos, Colegio de Ingenieros Químicos y Profesionales Afines y al Colegio de Químicos “que se investigue la comisión de un posible delito o incumplimiento de deberes, éticos y deontológicos a Rolando Araya Monge que es agremiado del Colegio de Ingenieros Químicos”.

Según establece el oficio, “la Fiscalía del Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, reciben fecha 23 de julio de 2020 formal denuncia interpuesta por el señor Guillermo Barquero, microbiólogo, en la cual, se indica que: …El otro día vi y participé en el foro convocado por el PLN (del cual no soy parte; no tengo afiliación política alguna, de hecho) acerca del clorito de sodio, en el que participaron Rolando Araya y Albin Chaves como expositores principales. Debido a mi interés, grabé todo el encuentro en mi computadora y, como usted sabrá, se dijeron cosas bastante peligrosas para la salud pública, más en este contexto tan delicado de cierta desesperación por el tema del COVID. Se trató de un foro bastante extenso, de casi dos horas, por lo que por tamaño no puedo enviarlo adjunto por correo, es un archivo de vídeo pesado. Eso sí, le adjunto el enlace de Dropbox para que lo descargue y lo utilice según crea conveniente…”.

Este órgano fiscalizador ordenó realizar la investigación de campo con el fin de encontrar elementos probatorios que demuestren que el acusado hubiera transgredido el Código de Ética Médica, encontrándose que el denunciado no es agremiado a este Colegio Profesional.

Entre lo establecido por la fiscalía del Colegio de Médicos se indica que “el denunciado y otras personas el cual conversa sobre los usos del hipoclorito de sodio, dióxido de cloro y cloruro de sodio entre otros temas para el tratamiento de enfermedades como VIH sin que se encuentren reconocidas por el Ministerio de Salud y la comunidad médica nacional, convocado a través de la plataforma WhatsApp”.

“A través de su participación, asegura más de tres mil curaciones de COVID-19 con dichos compuestos y sus usos en seres humanos; entre otros usos como por ejemplo para el tratamiento de enfermedades como cáncer, rinitis, dermatitis, enfermedades neurodegenerativas entre otras patologías. Dichas afirmaciones se hacen sin que se demuestre validez científica de la utilización de dichos compuestos químicos como medicamentos para uso humano como tratamiento o bien autorizado por el Ministerio de Salud, aprovechando dicho conversatorio para incentivar la ideología política del Partido Liberación Nacional a su decir entre los diferentes medios de comunicación masiva confundiendo a la población sin sustento médico. Es importante señalar, que las actuaciones desplegadas por el denunciado reviste de gran gravedad, lo anterior, ya que sus afirmaciones las hace basado en su conocimiento como Ingeniero Químico pero no cuenta con sustento médico, generando confusión a la población”, continúa la denuncia.

Sobre la denuncia en su contra, Araya Monge indicó que “esto es un atentado a la libertad de expresión, yo simplemente estoy informando de lo que están diciendo miles de médicos en todo el mundo con respecto al uso de oxidables como el ozono y el dióxido de cloro para aniquilar virus, bacterias, hongos y parásitos en general, yo informo de eso y pido que las autoridades médicas de este país hagan pruebas porque el producto es absolutamente inocuo y nada cuesta hacer las pruebas”.

“Pero en lugar de hacer las pruebas o por lo menos de dar libertad a los médicos que la están aplicando, han desatado una inquisición en este país de persecución, pero esto está movido por la gran farmacia, hay una persona que esta detrás de todo esto porque aquí no hay razones médicas, ni hay razones científicas, lo que está detrás son razones comerciales, y yo estoy luchando por el derecho a la vida, y el derecho a la salud del pueblo”, agregó Araya.

“Lo único que pido es que hagan investigaciones que en pocos días pueden dar cuenta de la eficacia de este producto”, insiste el ingeniero Araya Monge.

Últimas noticias