Sí es Posible Costa Rica

» Por Paul Stephen, MBA. - Administrador de Empresas y Mercadólogo

Hoy tenemos en esta segunda ronda la oportunidad de elegir para el próximo cuatrienio 2018 -2022 quien será nuestra próximo Presidente de la República.

 No hay duda de que será un periodo importante en la historia de Costa Rica, ya que quien nos gobierne, lo hará en la celebración de los doscientos años de nuestra vida independiente. Costa Rica es un lugar esencial y ejemplo en el mundo de que la democracia es el modelo al cual todas las naciones deben seguir y sí seguir luchando por un mejor porvenir para todos y hoy es la respuesta a ello.

Hoy espero que veamos largas filas en los centros de votación y que sea como nunca jamás se ha visto, que como ciudadanos hagamos escuchar nuestras voces en las urnas en vez de las voces del abstencionismo y la indiferencia. Tanto nosotros los jóvenes, así como los ancianos, los ricos y pobres, los liberacionistas, los socialcristianos y demás denominaciones de partidos políticos debemos transmitir al mundo de que somos una de las democracias más consolidadas del mundo moderno y sólo lo vamos a demostrar yendo a votar. Somos y siempre seremos un país pequeño, amantes del medio ambiente, talentosos por naturaleza, somos la tierra del Pura Vida, pero sobre todas las cosas un país pequeño con una gran visión.

 Hoy debemos hacer historia y luchar siempre con la esperanza de un día mejor para Costa Rica. Hoy la verdadera victoria será para cada uno de nosotros. A partir de hoy tenemos una ardua tarea por delante. Nos quedan grandes desafíos, el déficit fiscal que afecta las finanzas de nuestra nación, el generar nuevos empleos, nuevas carreteras y vías por construir, mejorar la seguridad ciudadana, atraer más inversión extranjera y forjar nuevas alianzas.

El camino que tenemos por delante no es fácil, es largo, pero hoy si mantenemos la esperanza de un mejor mañana. En el camino encontraremos obstáculos y en ocasiones no estaremos de acuerdo con las decisiones que tome nuestro próximo Presidente, pero debemos apoyarlo en los retos que enfrentaremos.  

 Hoy todos debemos de participar en la reconstrucción de nuestro país y desde las trincheras de nuestro quehacer diario es como vamos a sacar adelante a Costa Rica. Lo que comenzó un 15 de setiembre de 1821, no puede ni debe terminar hoy. Hoy es la oportunidad para que logremos hacer los cambios que necesitamos. Costa Rica es un país con un valor único e indiscutible. Su principal valor está en su gente. Nuestra esencia está en nuestra tierra: donde somos reconocidos por nuestras riquezas naturales, somos el hogar del 5% de la biodiversidad del mundo y exportamos más de 4500 productos a más de 150 naciones países. No puede volver a suceder a que volvamos a como era antes. Eso no puede volver a suceder, la esencia somos todos y debemos luchar por ser mejores.

Así que nuevamente hago un llamado a ese deber ciudadano de patriotismo, y que es nuestra responsabilidad a que salgamos a votar hoy. Como país avanzamos o fracasamos como una sola nación, como un solo pueblo. Evitemos caer en el partidismo y mezquindad e inmadurez que han intoxicado nuestra vida política en los últimos días.

A partir de hoy llega un nuevo amanecer para la democracia costarricense. Vamos a seguir luchando por los ideales que nos han heredado nuestros abuelos y de los cuales nos sentimos orgullos:  la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Estas elecciones generaron mucha división y fricción, pero muchas historias se contarán durante mucho tiempo. Si algo estoy seguro es que todo lo que hemos logrado nos dará esperanza de lo que podemos y tenemos que lograr mañana y estamos todos llamados a trabajar en ello.

Este es nuestro momento en la historia. Tal y como lo dijo don Pepe Figueres: “Cuando las cosas van mal hay que luchar. Cuando van bien hay que emprender nuevas luchas.” Este es nuestro momento para generar empleo y empleo pleno para nuestra gente, es el momento para generar más y mejores oportunidades para nosotros los jóvenes y abrir las puertas de la oportunidad para los que no tienen voz: los más necesitados, por ellos debemos seguir en la lucha para llevarles aliento, esperanza, prosperidad y un mejor mañana.

Independientemente donde nos encontremos, que nuestra esencia como país pequeño pero grande en espíritu, sigan siendo los ideales que nos heredaron nuestros abuelos y tal como dijo el Expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti: “Donde haya un costarricense, esté donde esté, hay libertad.”

Que Dios nos bendiga. Y que Dios continúe bendiciendo esta hermosa tierra, Costa Rica.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, fotocopia de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Últimas noticias