Columna de opinión NI FU NI FA

Legislar desde la drogadicción

  1. Un drogadicto confeso es parte de los 57 costarricenses que legislan en el actual cuatrienio de la Asamblea Legislativa en Costa Rica.
  2. Y no solo legisla, si no que es común verlo en sus videos nocturnos en un estado caótico de abuso de drogas.
  3. Y ya el tema de que un legislador sea un cliente directo del narcotráfico es algo delicado, y de análisis, no es menos preocupante que por un adicto pasen las decisiones más importantes que como país se deben tomar, incluidas leyes relacionadas con el tema de drogas y narcotráfico.
  4. Las drogas son un flagelo que causa dolor diariamente a miles de familias costarricenses llevando luto a cientos de ellas, por eso ver como un chiste que desde el Congreso se promueva directamente una práctica ilegal que causa dolor y duelo, no deja de ser preocupante.
  5. Los drogadictos son enfermos que deben ser tratados, y es imprescindible que en este caso el país tome con seriedad el caso de un enfermo que legisla, que toma decisiones país bajo los efectos de drogas ilegales y que lo admite reiteradamente sin ningún control.
  6. El solo hecho de quién se la vende ya nos pone en un tema de seguridad ciudadana, entre el consumidor y el narcotraficante no hay más de tres pasos, entonces como se puede legislar para solucionar problemas de seguridad si se es cliente indirecto de los narcotraficantes.
  7. La cara de drogadicto, de abuso de drogas y de marihuano con la que el diputado se presenta en algunos de sus videos para redes sociales, nos debe preocupar a todos, y es que no es la primera vez que se ve al “joven” en un estado de abuso de estupefacientes degradante, por eso el caso debe llamar la atención.
  8. Es claro que un drogadicto tiene problemas de muchos tipos que los han llevado a las drogas, pero también es claro que existen muchos centros de atención de drogadictos donde esta persona debería buscar ayuda inminente. Por su enfermedad en primer lugar, y por el hecho que legisla desde la drogadicción.
  9. No es tema menor que el drogadicto en cuestión, en todo momento intente dar clases de ética y moral a diestra y siniestra. Quizás por su condición de adicto enfermo eso sea utilizado como una catarsis para intentar justificar sus traumas personales y su irrespeto a la Ley.
  10. Por otro lado recordemos que nuestro Código de Trabajo prohíbe presentarse a los centros de trabajo en estado de embriaguez o bajo cualquier otra condición similar. Sabemos que algunos diputados se creen sagrados, pero la Ley debe ser igual para todos.
  11. Solo un dato más, hay países que regulan el uso de drogas entre sus legisladores como el caso de Chile, no sería malo que en Costa Rica busquemos este tipo de medida, porque es claro que el drogadicto en cuestión no es el único, ni será el último.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Últimas noticias