Unión Europea y países latinoamericanos piden posponer elección presidente del BID

San José, 14 ago (elmundo.cr) – Los gobiernos de Argentina, Chile, Costa Rica y México se unieron al pronunciamiento realizado por la Unión Europea (U.E) solicitando la postergación de la elección del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por considerar que no es el momento oportuno en medio de la emergencia sanitaria por el COVID-19 discutir tal designación vía telemática.

Según el calendario establecido por la secretaría del BID la elección debería realizarse el próximo 12 y 13 de septiembre en modo virtual. Pero varios  países y organizaciones piden hacer este proceso hasta marzo del próximo año, cuando se tenga un panorama más claro de los efectos de la pandemia en Latinoamérica.

El gobierno estadounidense presentó la candidatura de Mauricio J. Claver Carone, director para Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, para ocupar la presidencia del BID. Dicha nominación no fue bien recibida por los 48 accionistas del banco, dado que  desde su fundación en 1959 existe un acuerdo no escrito, pero explícito y consensual en el pacto fundacional que estableció que la sede estuviera en Washington a cambio que la presidencia fuera para un latinoamericano y la vicepresidencia para un estadunidense.

Las razones que motivaron a Trump a  romper ese equilibrio interamericano son fundamentalmente dos, una de política interna y otra de política internacional. En el primer caso presentando un candidato estadunidense de origen cubano, residente en Florida, cercano a los sectores reaccionarios de la derecha republicana, obtendría muchos votos de los que están de acuerdo con las políticas de Claver-Carone respecto a Cuba, Nicaragua y Venezuela.

La otra razón es la contraposición con China, a su expansionismo en América Latina y a la necesidad de contenerlo, cerrándole todas las puertas posibles, el BID, la nueva clava para amalgamar la estrategia de la administración Trump en la geopolítica regional, dejando en un segundo plano las estrategias de desarrollo económico de la región.

La Unión Europea llamó la atención sobre la nominación inusual de un estadounidense al frente del banco regional y sugirieron el aplazamiento de la elección, esperando que el resultado de las elecciones presidenciales en EE.UU.  no sea favorable a Trump. El frente que pretende el aplazamiento de la elección crece, varios países están barajando la posibilidad de ausentarse de la votación, evitando el quórum del 75% de los socios y bloqueando el proceso.

Claver-Carone acusó días atrás al Gobierno argentino de reunir a “una minoría” para impedir su elección al frente del BID. “Quieren robarse el balón y salirse de la cancha”, se lamentó. El canciller de Chile, Andres Allamand, respondió que: “Las agresivas declaraciones del señor Claver-Carone confirman que su elección sería muy inadecuada (…) el BID debe seguir siendo un organismo técnico, alejado de controversias políticas. Debe unir y cohesionar a la región y no dividir artificialmente a los países miembros”.

La Expresidenta Laura Chinchilla, candidata para encabezar el BID, escribió en su cuenta de Twitter que: “El Gobierno de Costa Rica pide posposición de elección de la presidencia del BID y reafirma los principios y valores que han justificado nuestras aspiraciones y mi candidatura. Lo más importante es garantizar las condiciones para un debate profundo y reflexivo”, refiriéndose al comunicado conjunto del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Ministerio de Hacienda al respecto.

Más allá de la geopolítica impulsada por el gobierno norteamericano,  una cosa queda clara en esta oportunidad y es la  incapacidad latinoamericana para aliarse y defender sus legítimos intereses, en aras de un futuro rol estratégico al menos en el área de influencia.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias