Más de un año después de la guerra, una familia de Gaza vuelve a tener un hogar

PALESTINIAN-ISRAEL-UN-GAZA-RECONSTRUCTION

Por Adel Zaanoun

Gaza, 5 nov (AFP) – Atef al Zaza y su familia llevaban más de un año esperando, pero desde hace pocos días tienen por fin un hogar en la primera casa totalmente reconstruida en la Franja de Gaza desde la guerra de 2014 entre Israel y los palestinos.

Como muchas otras, la casa de la familia Zaza quedó destruida por las bombas israelíes en el verano de 2014. Durante meses, Atef al-Zaza, de 49 años, y once miembros de su familia vivieron en casas de amigos y familiares y en un pequeño apartamento que alquilaban provisionalmente.

Hoy este padre de familia puede esperar el invierno con tranquilidad frente a su casa recién pintada, una vivienda de 160 metros cuadrados en medio de las ruinas de decenas de otras casas del barrio de Chajaiya, en el este de la ciudad de Gaza.

Como pasa muchas veces en este enclave palestino, la violencia nunca esta muy lejos y a unos metros de la casa, se enfrentan casi a diario palestinos que lanzan piedras y militares israelíes, cada uno a un lado la barrera de seguridad que encierra herméticamente el territorio.

Para Fátima, la mujer de Atef, la llegada a su nuevo hogar es “el día más bonito” de su vida aunque sigue preocupada por sus cuñados, que como muchos vecinos del barrio vieron cómo quedó destruido su hogar.

La guerra de julio y agosto de 2014 devastó más de 9.000 casas habitadas por refugiados, según la UNRWA. Esta agencia de la ONU para los refugiados palestinos recuerda que estos representan más del 75% de los habitantes de Gaza.

En algunos casos se trata de la tercera reconstrucción después de los conflictos de 2008 y 2012, explica Adnan Abu Hasna, portavoz del UNRWA.

El enclave palestino está sometido al embargo egipcio e israelí, por lo que la ONU impulsó un mecanismo para favorecer la reconstrucción a pesar de las restricciones de Israel de importar materiales como cemento o gravilla, que teme que sirvan para construir estructuras militares.

“La UNRWA sólo obtuvo 247 millones de dólares pero necesitaría 720 para reconstruir o renovar las 140.000 casas de refugiados afectadas por la guerra”, dijo Abu Hasna.

Decenas de miles de casas parcialmente destruidas fueron renovadas pero todavía quedan 13.00 familias de refugiados sin hogar.

– Décadas de reconstrucción -Según la oenegé Norwegian Refugee Council, para reconstruir Gaza en cinco años harían falta que cada día entraran 440 camiones cargados de material (hoy sólo pasan 33). Y según la oenegé israelí Gisha, desde 2014 sólo han entrado en Gaza el 9% de los materiales necesarios.

A esta ritmo, la reconstrucción podría durar décadas, y eso sin tener en cuenta que muchas infraestructuras actuales, como escuelas u hospitales, necesitan ser renovadas.

A pesar de ello la UNRWA consiguió la autorización de Israel para dejar entrar materiales y reconstruir las casas de 170 familias como las de la familia Zaza.

“La desesperación y la cólera provocadas por el retraso en la construcción y el mantenimiento del bloqueo provocarán un estallido” en la Franja, donde hay un desempleo del 45%, uno de los más altos del mundo, advierte Abu Hasna.

Atef al Zaza, descendiente de refugiados, conoce demasiado bien las guerras y la destrucción como para ser optimista. “En 1948 tuvimos que exiliarnos. En la primera y luego en la segunda guerra de Gaza [en 2008 y 2012] tuvimos que irnos de nuestra casa y en la tercera [2014] la destruyeron”, recuerda.

Antes del bloqueo de Israel que empezó hace nueve años, Atef trabajaba en la construcción. Hoy está en paro y es la UNRWA la que paga las obras. “Cada minuto que pasa puede estallar una nueva guerra”, augura.

 

Últimas noticias