Blinken: Israel aceptó propuesta de alto el fuego, Hamás aún no ha aceptado el plan

Washington, 11 jun (VOA) – El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo el martes que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reafirmó su compromiso con una propuesta de alto el fuego en varias etapas en Gaza, y que Hamás es el único que aún no ha aceptado el plan.

“El voto de todos está aprobado, excepto un voto, y ese es el de Hamás”, dijo Blinken a los periodistas en Tel Aviv. “Depende de Hamás seguir adelante con esta propuesta o no”.

Blinken dijo que la aprobación por parte del Consejo de Seguridad de la ONU de una resolución redactada por Estados Unidos que pide a Israel y Hamás implementar el acuerdo de alto el fuego “dejó lo más claro posible que esto es lo que el mundo está buscando”.

Después de la votación del lunes por 14-0 y con la abstención de Rusia, Hamás emitió una declaración celebrando que el consejo haya “afirmado un alto el fuego permanente en Gaza” e indicando su voluntad de entablar negociaciones indirectas sobre la implementación de los principios “que son consistentes con la demandas de nuestro pueblo y resistencia”.

Blinken dijo el martes que la respuesta “es una señal esperanzadora”. Pero añadió que lo que cuenta ahora es “la palabra que viene de Gaza y de los dirigentes de Hamás en Gaza”.

“Esperamos la respuesta de Hamás, y eso dirá mucho sobre lo que quieren, lo que buscan y a quién cuidan”.

Blinken habló después de reunirse con Benny Gantz, quien abandonó el gobierno de emergencia de Netanyahu el domingo diciendo que Netanyahu está gestionando mal la guerra, y con el líder de la oposición Yair Lapid. Tanto Gantz como Lapid enfatizaron la necesidad de llegar a un acuerdo, en comentarios publicados en X después de sus conversaciones con Blinken.

El máximo diplomático estadounidense también se reunió brevemente con familiares de algunos de los rehenes detenidos en Gaza.

Blinken comenzó su reciente viaje a la región con conversaciones el lunes en Egipto antes de reunirse con Netanyahu.

Dijo que la mejor manera de garantizar que no haya más víctimas civiles es que Hamás acepte el acuerdo de paz. Blinken también enfatizó la importancia de los esfuerzos para proporcionar paz, seguridad y estabilidad a largo plazo tanto a israelíes como a palestinos, y que el acuerdo sobre la mesa “desbloquearía la posibilidad de calma a lo largo de la frontera norte de Israel y una mayor integración con los países de la región”.

Apoyo del Consejo de Seguridad

El Consejo de Seguridad de la ONU se sumó el lunes a los llamados para que Hamás e Israel implementen un acuerdo de alto al fuego permanente y la liberación de rehenes en Gaza, votando 14-0 a favor de una resolución redactada por Estados Unidos que apoya la propuesta de alto al fuego. Rusia se abstuvo en la votación.

“Colegas, hoy votamos por la paz”, dijo la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, a los miembros del consejo después de la votación.

Dijo que el plan es la mejor y única manera de lograr un final duradero a la guerra de ocho meses, que comenzó con el ataque terrorista de Hamás dentro de Israel el 7 de octubre.

“Hay una oportunidad de trazar un rumbo diferente”, dijo Thomas-Greenfield. “Hamás debe tomarlo”.

Rusia cuestionó si Israel realmente lo ha firmado y dijo que no ha habido suficientes detalles sobre la propuesta de alto al fuego ante los miembros del Consejo.

“El Consejo de Seguridad no debe firmar acuerdos con parámetros vagos”, dijo el enviado ruso Vassily Nebenzia.

La resolución busca aumentar la presión sobre Hamás, al tiempo que insta tanto a Hamás como a Israel a implementar plenamente el acuerdo de alto el fuego “sin demora y sin condiciones”. También es la primera vez que el consejo de 15 naciones ha pedido un fin “permanente” de las hostilidades.

El embajador de Israel, Gilad Erdan, estuvo presente en la votación, pero no se quedó para pronunciar la declaración de su gobierno. En cambio, el coordinador político Reut Shapir Ben-Naftaly habló sin mencionar la adopción de la resolución o el apoyo de Israel a la propuesta. Instó a la comunidad internacional a ejercer presión sobre Hamás.

“Es Hamás el que está impidiendo que esta guerra termine. Hamás y solo Hamás”, dijo.

Tras la votación, Hamás emitió un comunicado en el que daba la bienvenida a que el Consejo había “afirmado un alto el fuego permanente en Gaza” e indicaba su voluntad de entablar negociaciones indirectas sobre la aplicación de los principios “que son coherentes con las demandas de nuestro pueblo y de la resistencia”.

En su fase inicial, la propuesta de alto el fuego en tres fases exige el cese de los combates, la liberación de algunos rehenes de Gaza, la liberación de los prisioneros palestinos retenidos por Israel, un aumento de la ayuda humanitaria para los palestinos, la retirada de las tropas israelíes de las zonas pobladas de Gaza y el regreso de los civiles palestinos a sus hogares y barrios.

La segunda fase prevé una cesación permanente de las hostilidades a cambio de la liberación de todos los demás rehenes en Gaza y la retirada total de las tropas israelíes de Gaza.

La fase final incluye un plan plurianual de reconstrucción de la Franja de Gaza, gran parte de la cual ha sido devastada por ocho meses de bombardeos israelíes. También dispondría la devolución de los restos mortales de los rehenes fallecidos que aún se encuentran en Gaza.

El ataque terrorista de Hamás del 7 de octubre resultó en la muerte de unas 1.200 personas en Israel, en su mayoría civiles, según cifras oficiales israelíes. Los milicianos de Hamas tomaron unos 250 rehenes, 116 de los cuales permanecen en el territorio palestino, incluidos 41 que según el ejército están muertos.

La respuesta militar de Israel ha matado a más de 37.000 palestinos, según el Ministerio de Salud de Gaza, que no distingue entre combatientes y civiles en sus cifras.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias