De semblante tímido y de corazón noble

El mejor beisbolista nacional Sub 14, vive en La León XIII y nada lo detiene

San José, 2 ago(elmundo.cr)- Su nombre es Kenner Gutiérrez Sandoval, de tan solo 14 años, ya tiene sobre sus hombros el título del mejor atleta de los Juegos Deportivos Nacionales del béisbol Sub 14, mismo que ha ganado  por segundo año consecutivo. Juega en el equipo de Santo Domingo.

En un reportaje especial de la Federación de Beísbol, conocimos la historia de este joven, que al parecer tiene muy clara sus metas. Sabe de donde viene y para donde va. Gutiérrez es el único costarricense dentro de su familia originaria de Nicaragua, con muchos años de vivir en nuestro país, así que ya todos son más “ticos que el gallo pinto”, indicó.

Ante la consulta de cuál es el ingrediente secreto para enfocarse en ser el mejor en su disciplina, dijo que parte del éxito es tener buena actitud, no rendirse y el orden.

Reconoce que no es fácil vivir en una zona como La León XIII aunque se ha ido adaptando y no se mete con nadie, trata de andar en buenos pasos.

El estudiante del Liceo de Costa Rica, dijo que trata de quitarse los obstáculos que se le han presentado en su vida y explicó que: “Le temo a fallar o a rendirme en lo que hago, pero siempre pienso positivo y doy el máximo, borro esa palabra de mi mente, el miedo, y sé que si sigo el buen camino tanto dentro como fuera de la cancha cumpliré más metas”.

El orden impera en su vida, tan es así que antes de entrenar cumple con sus tareas del cole, eso le ha ayudado a disciplinarse. Su madre le ha dicho que lo primero es el estudio.

“Estoy muy enfocado en lo que quiero, avanzar en mis estudios, avanzar en mi béisbol y tendré tiempo para analizar cosas como la de tener novia después, ahorita estoy en lo mío” explicó.

El pitcher que lanza en Santo Domingo no es igual al adolescente que estudia y vacila con sus amigos en los barrios de La León. En la cancha Gutiérrez disfruta, pero también entrena muy constantemente.

En el beisbolista sabe que para mejorar es indispensable no rendirse. Tanta es su pasión que siente que nada sea bueno o malo lo va a detener. Está seguro que el lugar donde vive no hace a la persona y por eso se prepara para que su futuro tenga la mejor versión de sí mismo.

Últimas noticias