Lanamme enumera sugerencias para evitar fallos detectados en viaducto de Paso Ancho

» A CONAVI y Unidad Ejecutora, para futuros proyectos de infraestructura vial

Foto: Luis Manuel Madrigal Mena / El Mundo CR
Foto: Luis Manuel Madrigal Mena / El Mundo CR

San José, 27 jul (elmundo.cr) – El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), anunciaba hace cuatro año la adjudicación a MECO, para el diseño y la construcción del viaducto de Paso Ancho, por un monto de ₡4.721 millones. En principio, la fecha límite de entrega estaba pactada para octubre de 2015; sin embargo, casi dos años después, aún se está a la espera de que se corrijan las inconsistencias evidenciadas (en teoría la fecha de entrega sería entre setiembre y octubre).

A raíz de los rezagos y las irregularidades encontradas en la fase constructiva, y como parte de una evaluación de 77 páginas, el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) dio a conocer varias recomendaciones y pasos a seguir, para que sean consideras por el Conavi y la Unidad Ejecutora. Lo anterior con el propósito de que se definan e implementen acciones integrales a futuros proyectos de infraestructura vial.
En octubre de 2015 (fecha en que debía estar listo el proyecto), la empresa Gimprosa, encargada de fiscalizar las obras en Paso Ancho, detectó grietas, fisuras en los aisladores sísmicos, pandeos en estructuras metálicas, fracturas en el concreto y problemas con los anclajes.

De igual forma, el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), dio a conocer dos informes al Conavi: uno en junio y el otro en octubre de 2016. En el primero mencionó el problema con las platinas y en el otro señaló las inconsistencias con las almohadillas de neopreno y las losas de aproximación, mismas que presentaban fisuras.

En cuanto al Conavi, se le recomienda dar seguimiento al desempeño de las estructuras de pavimento construidas en el intercambio, con el fin de identificar la aparición de deterioros prematuros, que a su vez puedan ser resueltos durante el periodo de garantía del proyecto. Esto con el fin de evitar la atención posterior por medio de actividades de conservación vial.

También recalca la importancia de tener las especificaciones y planos constructivos completos antes de iniciar el proceso constructivo, además de que estén sujetos a la normativa nacional y buenas prácticas de la ingeniería, con el fin de velar por la calidad del proyecto y el resguardo de la inversión pública.

“En el plan de verificación y autocontrol de calidad se deben considerar ensayos de calidad del acero de refuerzo. Las propiedades físicas y mecánicas deben evaluarse en obra según el Reglamento Técnico RTCR 452:2011 Barras y Alambres de Acero de refuerzo para concreto. Especificaciones, Decreto No 37341-MEIC, con el fin de verificar sus propiedades físicas, dado que los incumplimientos de parámetros físicos, como la altura de corrugación, tienen implicaciones estructurales que eventualmente podrían afectar la durabilidad y seguridad del concreto reforzado”, expresa el documento formulado por el Lanamme.

Además, la institución propone el control de los requisitos de los certificados de calidad del acero de refuerzo para dar trazabilidad al material dentro del plan de control de calidad y la fabricación de elementos estructurales, como parte de los criterios de aceptación de los materiales y obra ejecutada. El manual CR-2010 establece la documentación que debe ser controlada sobre este material.

El laboratorio aconseja incluir como parte de las especificaciones de los proyectos de construcción de puentes de la “Norma INTE/ISO 12944:2016- Protección de estructuras de acero frente a la corrosión mediante sistemas de pintura protectores”, dado que esta aporta una serie de criterios para el control de la corrosión. Lo antes mencionado con el fin de que sea adjuntado como documento de prevalencia en el cartel de licitación de los proyectos de obra vial.

Sobre la actividad de colocación del riego de liga, el documento señala la necesidad de abarcar en los carteles de licitación y las especificaciones una serie de regulaciones, con el fin de brindar el tipo de espera adecuado para que la emulsión asfáltica “rompa”, y de este modo, se prohíba el uso de esta capa delgada de mezcla asfáltica denominada en la práctica como “traba” o “polveado”. Esto con el propósito de evitar el efecto negativo que tiene en la consecución de adherencia entre capas del pavimento.

A la Unidad Ejecutora se le recomienda dar seguimiento a las condiciones de estabilidad de los muros laterales del viaducto y realizar un control topográfico del muro para controlar los movimientos de la masa del suelo.

De la misma forma propone hacer las reparaciones pertinentes de los muros agrietados, ya que la aparición de éstos y su patrón de formación puede ser considerada como indicador para determinar si existe algún problema estructural del muro.

Por último, se aconseja hacer un seguimiento del desempeño de los sistemas de drenaje de la zona del viaducto y la durabilidad de la mezcla asfáltica colocada con el fin de identificar posibles afectaciones en la evaluación de aguas.

El 20 de julio se informó el cierre total del viaducto para sustituir las juntas de expansión y 24 aisladores sísmicos de los puentes que conforman el paso a desnivel. Estas labores finalizarán en teoría entre setiembre y octubre; un año después de haberse inaugurado el proyecto y a casi dos años de su fecha de entrega.

Lea mañana una entrevista con Lanname. 

Últimas noticias