Costa Rica es el tercer país menos corrupto de Latinoamérica

San José, 25 ene (elmundo.cr) – Costa Rica es el tercer país menos corrupto de Latinoamérica, según el informe de la ONG Transparencia Internacional sobre la Percepción de Corrupción del 2016, en donde detalla los índices de malas prácticas en 176 países.

Para esto, elabora una lista que va desde una escala de 0 (muy corrupto) a 100 (más limpio).

Costa Rica se encuentra en el puesto 41 con un puntaje de 58, empatado con Brunéi y España. En el primer lugar está Uruguay en el puesto 21 con un puntaje de 71 y Chile que está en el segundo lugar se encuentra en el puesto 24 con un puntaje de 66.

La puntuación media en el Índice de Percepción de la Corrupción 2016 era 44 de 100 para América. Cualquier cosa por debajo de 50 indica que los gobiernos están fallando para hacer frente a la corrupción, por lo que la posición que ocupa Costa Rica es una buena señal para el país.

En muchas partes de la región, la impunidad sigue siendo un problema importante. Incluso en países en los que se abordan los casos de corrupción a gran escala, el riesgo sigue siendo que este es el resultado de los esfuerzos de un pequeño grupo en lugar de un plan a largo plazo.

Se destaca en el informe que en el caso del continente americano existe un gran aporte a la lucha de las malas prácticas. “En los casos de Odebrecht a Petrobras y FIFA, vemos una creciente comunicación y cooperación entre los reguladores y la policía en toda la región y también con sus contrapartes en Europa y Estados Unidos”, indican.

Siendo destacada la revelación de los Panama Papers en abril del año pasado, ya que vino a reforzar el compromiso con la lucha contra la corrupción, debido a que diversas compañías en Argentina, Brasil, Colombia y México, se comprometieron en la Cumbre Anti-corrupción de Londres en mayo de 2916 a incrementar la transparencia sobre los verdaderos dueños de las empresas anónimas.

El informe señala también que el caso de los Panama Papers mostró como mediante la combinación de denunciantes y grandes bases de datos, junto con los periodistas, demostraron ser una poderosa fuerza contra el cambio, lo que obliga a los gobiernos en Latinoamérica a ser más transparentes.

Para los responsables del informe es importante que los ciudadanos mantengan la presión sobre los líderes y continúen exigiendo instituciones transparentes y responsables, y detener a los poderosos líderes empresariales y funcionarios públicos que comentan actos de corrupción, esto debe incluir una mejora en la cooperación regional entre los diferentes países del área.

Últimas noticias