Contraloría detecta pago irregular de $690.000 a arquitecto que diseñó nueva sede de la Asamblea Legislativa

Marta Acosta, contralora general y el resto de su equipo prestan juramento antes de empezar a exponer las irregularidades encontradas.

Cuesta de Moras, 6 oct (elmundo.cr) – La Contraloría General de la República (CGR) detectó el pago irregular de 690.000 dólares, unos 372.600.000 colones al arquitecto Javier Salinas, quien hizo el diseño de lo que será el nuevo edificio de la Asamblea Legislativa.

La revelación la hizo la tarde de este jueves la Contralora Marta Acosta en una audiencia efectuada en la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público del Congreso.

La Contraloría, una institución auxiliar de la Asamblea Legislativa abrió una investigación producto de irregularidades denunciadas por el diputado Otto Guevara Guth, del Movimiento Libertario, en los trámites para construir el nuevo edificio de la Asamblea Legislativa mediante un fideicomiso suscrito entre el Congreso y el Banco de Costa Rica.

La Contralora Acosta manifestó que el proceso de investigación presentó múltiples inconvenientes, pues se tuvo que revisar 60.000 folios en tres expedientes expedientes, los cuales estaban incompletos y entregados de forma desordenada. Asimismo, tuvo como limitante que el Banco de Costa Rica, fiduciario del proyecto, les solicitó hasta 22 días para la entrega de facturas, necesarias para la trazabilidad de la documentación.

La investigación arrojó que el fideicomiso le pagó al arquitecto Javier Salinas 1,16 millones de dólares por los planos del primer diseño de la Asamblea Legislativa, de los cuales 690.000 dólares solamente podían pagarse cuanto Salinas cumpliera con la obtención de todos los permisos correspondientes lo cual no ocurrió, pues Patrimonio Nacional los denegó de forma reiterada, obligando a desarrollar un nuevo diseño.

La Contraloría ordenó empezar las gestiones necesarias para recuperar ese pago irregular y además, establecer las responsabilidades administrativas correspondientes.

La nueva sede del Congreso sería una torre de 21 pisos, cuatro de ellos subniveles en los cuales se albergará a los 57 diputados, sus asesores, periodistas que cubren el día al día el acontecer del Congreso, trabajadores administrativos y los ciudadanos que se apersonan para supervisar la labor de los diputados; ubicada en los antiguos apartamentos Lahm.

De esta manera, la Asamblea Legislativa tendria la misma altura que la torre del Banco Nacional de Costa Rica y que del Hotel Hilton Garden Inn en La Sabana.

El proyecto inicialmente estimado en 52 millones de dólares se disparó a más de 100 millones de dólares, según arrojó la Contraloría. Del presupuesto de 76,2 millones de dólares vigente hoy, a la fecha se han ejecutado 10,5 millones de dólares, equivalente al 14% del total.

La investigación encontró además que entre el 2012 y el 30 de junio de 2016, se han tramitado 34 contrataciones de bienes y servicios de forma directa y de las cuales, no constan documentos que acrediten los supuestos de excepción.

Asimismo, detectó contrataciones sin solicitud de materiales, bienes y servicios; contrataciones sin términos de referencia conforme lo regulado y contrataciones sin evidencia de la elaboración y formalización del respectivo documento contractual.

“En tres contrataciones de bienes y servicios tramitadas en el 2014 y 2016 bajo el procedimiento de contratación directa y fondo de trabajo no se encontró evidencia de la elaboración y formalización del respectivo documento contractual”, dice el informe.

También, la investigación detectó que se contrataron proveedores que se encontraban morosos en el pago de sus obligaciones obrero-patronales con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), o bien no estaban registrados ante la institución al momento que se les contrató.

Marta Acosta, Contralora General de la República.
Marta Acosta, Contralora General de la República.

Asimismo, la Contraloría afirmó que en 14 contrataciones se autorizaron adelantos de dinero, sin el rendimiento de una garantía colateral.

También que el Banco de Costa Rica (BCR) no realizó la retención del impuesto sobre la renta del 2% del producto bruto, sobre las operaciones canceladas a los contratistas sujetos a este impuesto, ya que el banco afirmó que no está obligado a ser retenedor de ese tributo.

Marta Acosta confirmó que las irregularidades detectadas se gestaron durante la primera administración del Directorio del Congreso, a cargo del oficialista Henry Mora y sus secretarios Luis Vásquez y Jorge Rodríguez, estos últimos del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Afirmó que, producto de que se encuentra abierta una investigación en el Ministerio Público, por la forma en la que se escogió a Javier Salinas para desarrollar el segundo diseño de lo que será la nueva sede legislativa, no podía ampliar en detalles, pero que sí enviaron varios insumos al Ministerio Público para lo que corresponda.

Consultada por el Presidente del Congreso, Antonio Álvarez Desanti, sobre si era conveniente suspender las obras constructivas en tanto no se emita una resolución, la Contraloría manifestó que su investigación preliminar no tiene ese efecto.

Otto Guevara, del Movimiento Libertario pidió detener de inmediato las obras y desistir de la construcción de lo que llamó “sarcófago” y “caja de leche”, pues el costo de las obras es similar al del Complejo Corporativo El Tobogán, que el Ministerio de Hacienda pretendía adquirir para colocar allí a la “Ciudad Gobierno”.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias